Archivo de la etiqueta: Contaminante

El proceso del papel o de cómo un árbol se vuelve papel

Es poca la gente que comprende el proceso por el cual el papel llega a sus manos. Muchos saben que los árboles tienen que ver en este proceso pero no cómo se realiza y qué técnicas y materiales implica, lo cual analizaremos a continuación.

Con este artículo también queremos hacer un llamamiento que fomente el reciclado del papel, dada la gran cantidad de materia prima necesaria para fabricarlo, y cómo incide en la progresiva deforestación.

Imagen por from a second story

La demanda de papel es cada vez más alta. En un día típico, una persona típica debe consume muchísimo papel, como por ejemplo el periódico por la mañana, el correo, algunas copias que saca en la fotocopiadora, en el almuerzo pide una pizza que viene en caja de cartón y se limpia con servilletas de papel, lee una revista por la tarde, compra una caja de cereales, etc…

Consumo de Papel

Superárbol: un invento peruano que purifica el aire

Este sistema, denominado PAU-20, permite eliminar partículas en suspensión y gases contaminantes como el dióxido de carbono. Con eficacia comprobada a través de las instalaciones piloto en Lima, se espera que este dispositivo pueda expandirse a ciudades de todo el mundo. ¿Su precio? 100.000 dólares, con la posibilidad de ser pagados a través de carteles publicitarios que se pegan en su amplia superficie.

Superárbol

El Purificador de Aire Urbano PAU-20 (o “Superárbol”) fue creado por un equipo de ingenieros de Tierra Nuestra, una compañía peruana especializada en la conservación del medio ambiente a través del diseño y la construcción de alternativas de energías renovables para procesos industriales.

Con una altura de cinco metros y 1200 kilogramos, este aparato permite purificar 200.000 metros cúbicos de aire por día, es decir, la cantidad diaria de aire que respiran 20.000 personas. Para la destilación del aire contaminado necesita 60 litros de agua que, junto al aire y bajo condiciones termodinámicas adecuadas, logran equilibrar su entalpía (proceso de absorción termodinámico). De esta forma permiten que el proceso de fijación de los contaminantes del aire en el agua sea continuo.

Además de eliminar polvo, gérmenes y bacterias, el PAU-20 proporciona información sobre la contaminación biológica ambiental y es capaz de fijar tanto CO2 por día como una hectárea de eucaliptos.

El año pasado, el ministro de Producción de Perú, Rafael Rey, se había comprometido a poner en marcha un plan piloto para llevar este sistema a los lugares más contaminados del país. En la actualidad, un prototipo de este dispositivo está en funcionamiento en Lima, en los exteriores de la sede del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Turismo.

Pese a esto, los impulsores del PAU están convencidos de que se necesita más apoyo de las instituciones privadas y estatales para lograr que su uso se extienda a distintos puntos de la capital.

Instalación del PAU-20

Jorge Gutiérrez Muñoz, Gerente General de Tierra Nuestra y uno de los creadores del Superárbol, resaltó, entre todas las ventajas del sistema, su capacidad de monitorizar los virus diseminados en los entornos urbanos a través del análisis del subproducto resultante de toda la operación de limpieza del aire. Gracias a esta propiedad adicional, es posible determinar las bacterias o virus responsables de ciertas enfermedades que afectan a la población de manera cíclica. Además, esta información sobre virus y bacterias presentes en el ambiente es beneficiosa para establecer tratamientos médicos con antibióticos concretos.

Según Gutiérrez, hasta el momento no existían posibilidades técnicas de controlar los contaminantes aéreos en entornos urbanos exteriores, por lo que calcula que esta tecnología se va a extender más allá de las fronteras nacionales.

A través de datos ofrecidos por la Dirección General de Salud Ambiental del país (DIGESA), se pudo saber que en Perú mueren unas 10.000 personas por año debido a enfermedades relacionadas con la contaminación aérea, es decir, una media de 27 personas por día. En el caso de Lima, que se encuentra entre las 13 ciudades más contaminadas del país, una de las principales causas de esta contaminación es el exceso de emisiones procedentes del parque automovilístico

La naturaleza también contamina: Flatulencia

El calentamiento del planeta que tantos debates ha suscitado en los últimos tiempos se debe al consumo de energía, puesto que las principales fuentes de energía contienen carbono, y por ello al quemarse, emiten dióxido de carbono y otros gases contaminantes. Este fenómeno se suele asociar con actividades industriales sin embargo en la propia naturaleza existen grandes emisores de gases nocivos que perjudican seriamente la atmósfera.

Por ejemplo, los ganados vacuno y ovino emiten directamente gases nocivos como un subproducto de la digestión, debido a sus problemas de flatulencia. El ganado vacuno emite en concreto importantes cantidades de metano que es unas 20 veces más potente que el dióxido de carbono como gas de efecto invernadero.

El origen de este gas reside en que las vacas poseen microorganismos en su aparato digestivo que le ayudan a asimilar los alimentos (generalmente hierba) a través de un proceso fermentativo que emite gas.

Las vacas y ovejas, por supuesto, emiten el metano de forma natural. Pero la ganadería es una industria, una empresa humana, y como tal es muy eficiente, por ello las concentraciones atmosféricas de metano han aumentado en un 150 por ciento respecto a hace 250 años. Según los expertos el ganado es responsable, aproximadamente, del 20% de las emisiones totales mundiales de metano. La producción de estos gases es dispar; Nueva Zelanda, produce el 43% mundial del metano de origen biológico, Canadá produce el 1%…

En concreto en Nueva Zelanda entre ganado bovino y ovino suma unos 50 millones de cabezas, mientras que su población es de apenas 4 millones de habitantes. Es además Nueva Zelanda uno de los países que en su día suscribió el protocolo de Kyoto, y como tal intenta dar solución a este problema de contaminación causado por su ganado. Varias son las opciones que han contemplado, comenzaron por cobrar a los ganaderos un impuesto especial en relación con las flatulencias de su ganado, pero tras descartar esta actuación como solución eficaz, en la actualidad investigan como modificar el hábito alimenticio del ganado para disminuir esas flatulencias. Un científico belga ha desarrollado un aditivo alimenticio a base de aceite de pescado que corta las emisiones en un 50% en ovejas. Un grupo australiano ha desarrollado una vacuna contra los microorganismos responsables de dichas flatulencias. Y un equipo en Gales trabaja en un ácido orgánico que prevendría la formación de metano en el estómago de la vaca.

También en California empieza a preocupar este problema, las últimas pruebas realizadas en ganaderías de vacas californianas, ponen de relieve que estos animales contaminan el aire más que los coches modernos, incluso más que los camiones pequeños, debido a sus problemas de flatulencia. Pero hay que tener en cuenta, que por otro lado, los vehículos emiten graves contaminantes como el monóxido de carbono y óxido nitroso que las vacas no producen.

Con todo, el problema del calentamiento global y la contaminación no es sólo de origen ganadero, las medidas que se tomen en este sentido, serán sólo soluciones parciales al gran problema que suponen estos fenómenos, además la emisión de metano no es tan preocupante como los niveles de dióxido de carbono de nuestra atmósfera, estos sí constituyen un grave problema que las autoridades deben tratar de resolver con urgencia antes de que sea demasiado tarde.

La polución medioambiental causa el 40% de las muertes anuales

¿Estamos realmente concienciados de los riesgos que para la salud conlleva la degradación medioambiental?

No, realmente no. Pensamos en el calentamiento global, pero no nos detenemos tanto en los peligros para la salud. Se toman a nivel estatal medidas para la protección del medio ambiente; a nivel particular procuramos evitar todo aquello que creemos nocivo o que de algún modo nos informan que es peligroso para nuestro Mundo, pero pocos tenemos acceso a los datos del daño que realmente hace en la Humanidad la presencia de determinados factores contaminantes medioambientales.

Según el último informe presentado por el ecologista David Pimentel, de la Universidad de Cornell, contribuyen al 40% de las muertes ocurridas en todo el mundo.

Sí, ¡el 40%! Es realmente, abrumador, terrorífico. Y muy inquietante. El agua contaminada, la polución ambiental, los agentes tóxicos químicos, los vertidos residuales… todos, en mayor o menos medida, afectan a cuanto nos rodea e incide en nuestra propia salud. 62 millones de personas al año son las que mueren, según este informe, por causas relacionadas con algunos de esos factores tóxicos.

El agua es nuestro elemento básico; nuestra fuente de vida. Cuando oimos que en África o en cualquier otro país del Tercer Mundo, millones de personas mueren por diarrea o cólera, pocos nos detenemos a pensar que una de las causas son las aguas contaminadas. Un estudio del año 2004 determinó que 2,2 millones de niños mueren al año por infecciones intestinales producidad por motivos de aguas y alimentos en mal estado. Sólamente entre África y la India ya son 1,4 millones de muertes anuales por cólera, disentería y otras enfermedades similares. Y es que en los países desarrollados, el 95% de los residuos urbanos son vertidos a lagos y ríos.

Contaminación

La polución ambiental es otro de los grandes problemas mundiales. Casi 3 millones de personas al año mueren por problemas de salud tales como la neumonía o la bronquitis crónica. Este tipo de problemas, en este caso, es mayor cuanto más desarrollado es la región en la que se vive, por el consumismo, por la expulsión de gases de los medios de transporte, por la calefacción de las viviendas, y cómo no, por las emanaciones de las grandes fábricas.

Se ha estimado incluso, que la polución del aire en el interior de las cas es 100 veces superior a la exterior, por la acumulación de humos y residuos procedentes de las cocinas y la calefacción.

Por último, los agentes químicos procedentes de las grandes fábricas, cuyo efecto es a largo plazo en la salud. De acuerdo al informe de David Pimentel, este tipo de factores producen cáncer, defectos de nacimientos, defectos en el sistema inmunológico, alteraciones del comportamiento y disfunción organular.

Más información en Live Science 

México: primer horno ecológico para elaborar ladrillos

En San Diego Cuachayotla, en el estado mexicano de Puebla, crearon un horno no contaminante para elaborar ladrillo y teja que, según los expertos, es el primero de su tipo en Latinoamérica.

Ladrillos

La información llegó a los medios a través de un cable de la agencia EFE y así pudo difundirse la noticia de que un grupo de expertos de la Universidad Madero junto a familias de la comunidad mexicana concretaron el proyecto diseñado por Òscar Atzehuatl Bautista, hijo de una de las familias que desde hace 80 años se dedica a elaborar ladrillo en horno convencional.

Con una inversión de alrededor de 440.000 dólares, fue la Secretaría de Medio Ambiente la impulsora de la construcción de esta herramienta de trabajo que ayudará a reducir la contaminación en este municipio y en el área colindante.

Entre las características de este nuevo aparato se puede destacar el ahorro de tiempo para llevar a cabo el proceso ya que sólo requiere de una hora, a diferencia del horno convencional que lo hacía en ocho. Está equipado con 90 lámparas de rayos infrarrojos que elaboran el ladrillo en tres etapas -calentamiento, cocción y enfriamiento- y aumentan la calidad del producto terminado.

Francisco Castillo, secretario de Medio Ambiente poblano, hizo hincapié en el carácter ecológico del equipo al comunicar que reduce en un 6,13 por ciento las emisiones contaminantes que las instalaciones convencionales arrojan a la atmósfera. Afirmó también que este nuevo horno es el primero de 20 que se pretenden instalar en Puebla e indicó que el gobernador del estado, Mario Marín, buscará asociaciones con países, principalmente de Latinoamérica, para presentarles este proyecto y tratar de expandirlo.

La comunidad de San Diego Cuachayotla está integrada por 1.600 habitantes, de los cuales 470 familias se dedican a hacer ladrillos en poco más de 4.000 hornos convencionales que se encuentran distribuidos en la zona metropolitana de Puebla.

Papel reciclado, cuida el medio ambiente

La gran mayoría de las cosas que tocamos a lo largo del día son de papel en cualquiera de sus procesos: cajas de cereales, dinero, libros, tiquets de aparcamiento, pañuelos de papel y muchos objetos más, lo cual significa que gastamos cantidades inmensas cada año, lo que conlleva un importantísimo impacto en el medio ambiente, el cual sufre mucho más de lo se estima imprescindible para satisfacer tales demandas anuales.

Es por ello que debemos concientizarnos en lograr una reducción del consumo, o bien un consumo responsable, evitando malgastar las cantidades necesarias y fomentando el uso de Papel Reciclado, lo cual contribuye bastante.

Enviromental Paper Network

Sobre este tema podemos encontrar publicado en internet un informe realizado por la Environmental Paper Network, que es una coalición de grupos dedicados a la defensa del medio ambiente.

Su finalidad es la de elevar reclamos constantes en pos de reducir el consumo de papel, aumentar las cantidades recicladas, entre otras medidas para optimizar el ciclo vital de este producto sin dañar a la madre Naturaleza.

Fundamentos del Informe

Estos son los puntos que resalta dicho informe:

1 .- Los bosques almacenan el 50% del carbón que existe en la tierra. Esto provoca que este carbón se mezcle con la contaminación existente y favorezca el terrible calentamiento global.

2.- La mitad de los bosques del mundo han sido arrasados bien por la mano del hombre o por el fuego, y el 80% del que queda se haya en pésimas condiciones.

3.- El 42% de la madera obtenida por la industria se utiliza para fabricar papel.

4.- El proceso de creación de papel es terriblemente contaminante: nada menos que el cuarto contribuidor en cuanto a gases invernadero. Además, constituye el 9% del total de las emisiones de carbón en este sector industrial.

5.- Los productos hechos de papel ocupan el 25% de los vertederos de basura.

6.- Los vertederos de basura municipales suponen un tercio de las emisiones de metano relacionadas con el hombre. Y hay que tener en cuenta que el metano es 23 más veces más potente como gas invernadero que el dióxido de carbono.

7.- Si, por ejemplo, en Estados Unidos disminuyera en al menos un 10% el uso del papel, podría evitarse la emisión de 1.6 millones de toneladas de gases invernadero. Algo así como lo que producirían 280.000 coches en marcha.

8.- Comparado con utilizar madera virgen, el papel resultante del reciclado consume 44% menos de energía, produce 38% menos en cuanto a gases invernadero, 41% menos de emisión de partículas, 50% menos de aguas residuales, 49% menos de basura sólida y, lo mejor de todo, deja intacto el bosque.

9.- En el año 2003, solamente el 48.3% del papel de oficina fueron reciclados.

Reciclar

10.-El papel recogido para reciclar en general supone sólo el 37% de la distribución total realizada.

11.-Las hojas destinadas a escribir o imprimir son las que menos posibilidades tienen de proceder del reciclado: sólo un 6% de ellas salen de este proceso. En este terreno gana el papel tissue, (papel higiénico, pañuelos, entre otros), con un 45%, y el papel para periódico, con un 32%.

12.-En unos diez años, se demandará aun más, calculándose que este aumento será de unos 1.5 millones de toneladas cada año que pase.

13.-Mientras que la industria del papel invierte en nuevas máquinas y fábricas, practicamente ninguna de éstas utilizan productos reciclados.

14.-China, La India y el resto de Asia son los que más consumen productos realizados con papel cada año. Los que menos lo requieren son los países de Europa Oriental y América Latina.

15.- Eso si, se cree que la demanda de papel reciclado está creciendo por parte de los propios consumidores, publicistas, editores de revistas y otros usuarios de este preciado tesoro que es el papel y que esto producirá rápidas reformas en la industria.

Videos sobre Reciclaje del Papel

Más artículos sobre el Reciclado de Papel en El Blog Verde

Vía: thedailygreen.com

Oscurecimiento global: otra preocupación ambiental

Mucho se habla del calentamiento global, pero poco se sabe del fenómeno que está bajo la investigación científica y que también podría llegar a hacer mucho daño. “Un mundo a oscuras”, el documental de la BBC que fue transmitido por Discovery Channel, hizo referencia a este proceso por el cual, al disminuir la radiación solar que llega a la superficie terrestre, se ve amenazada la fotosíntesis.

Oscurecimiento Global

El llamado “oscurecimiento global” es producido por las diminutas partículas que flotan en las zonas altas de la atmósfera, provenientes del humo de motores y fábricas, cenizas de incendios forestales, erupciones volcánicas y del polvo generado por la actividad humana. Todos estos desechos pueden llegar hasta la estratósfera y retener o reflejar los rayos solares, situación que trae como consecuencia no sólo un oscurecimiento sino una reducción de las temperaturas ambientales en todo el planeta.

Según el documental de BBC, el oscurecimiento global (OG) pondría en peligro el abastecimiento natural de oxígeno al planeta, sumándose así a las otras amenazas contra la vegetación, es decir, la tala indiscriminada de árboles para madera y la quema de leña para calefacción en los países pobres.

Si bien este nuevo fenómeno implicaría una “esperanza” ante el calentamiento global, los estudios desarrollados sobre la materia indicarían que ambos problemas están relacionados debido a la procedencia de los contaminantes aunque, por ser más visible y molesto a corto plazo, el OG es definido como más grave. Sin embargo, a partir de ahora se abre un nuevo camino en la lucha contra el cambio climático, ya que la detección y la información existente tanto del calentamiento como del oscurecimiento global, permitirá a los científicos seguir de cerca la evolución de este fenómeno combinado que amenaza a la Tierra

¿Qué hacer con las pilas usadas?

Las pilas acumulan y generan energía eléctrica por un proceso químico. Se distingue entre pilas primarias y secundarias, también llamada baterías o acumuladores, cuya vida puede tener varios ciclos de carga y descarga.

La pila es un elemento que contiene diferentes metales en su composición, como mercurio en las pilas de botón, las alcalinas… o cadmio en las pilas recargables, también son preocupantes otros metales como el manganeso, níquel y cinc. Por lo tanto, aunque no todas las pilas son iguales ni tienen la misma peligrosidad, toda pila que tiene alta concentración de metales tiene que ser considerada como residuo peligroso.

Las pilas nos facilitan el uso de muchos de los aparatos que necesitamos en nuestra vida diaria, pero una vez agotadas, si las desechamos con el resto de los residuos, terminarán en vertederos o en plantas de incineración.

Contaminación de las Pilas

En los vertederos, con el paso del tiempo, las pilas pierden la carcasa y se vierte su contenido, que acaba contaminando las aguas subterráneas y el suelo, causando que con ello se introduzca en las cadenas alimenticias naturales, de las que se nutre el ser humano.

En las plantas de incineración, las emanaciones resultantes darán lugar a elementos tóxicos volátiles, contaminando el aire.

Recolección Selectiva de Pilas

La recogida selectiva de las pilas usadas, en contenedores específicos y su tratamiento adecuado constituyen la solución más lógica y más respetuosa con el medio ambiente.

Una vez recogidas, las pilas se llevan a una planta de reciclaje donde se segregan y se separa los metales peligrosos del resto de materiales que constituyen la pila. Pero, lamentablemente, existen pocas plantas de reciclado de pilas ya que el proceso utilizado requiere una elevada inversión económica.

Recolección de Pilas en España

En España el Ministerio de Medio Ambiente regula los medios de recogida y tratamiento de todos los residuos peligrosos y en particular de las pilas. Existen además fundaciones y asociaciones que colaboran en la labor de gestionar las pilas desechadas por los usuarios.

  • ECOPILAS (Fundación para la Gestión Medioambiental de Pilas) nació al amparo de las iniciativas desarrolladas por la Comisión de Pilas de ASIMELEC (Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones).
    Su papel es el de facilitar al consumidor el reciclado de las pilas. El usuario deposita sus pilas en unos contenedores apropiados, desde los puntos de recogida de las pilas y baterías usadas, ECOPILAS se encarga de su transporte a las plantas de clasificación y tratamiento.
  • A.E.R.P.A.M (Asociación española de recogedores de pilas, acumuladores y móviles) es una entidad que promueve la educación y sensibilización ambiental y la recogida selectiva de pilas, acumuladores y móviles. Desarrolla campañas de información porque todos, fabricantes, distribuidores, organismos públicos, ONGs, asociaciones y la sociedad en su conjunto debemos concienciarnos sobre la necesidad de reciclar estos elementos.

Colaborar desde Casa

Por supuesto nosotros los ciudadanos también podemos colaborar. Podemos optar por las pilas recargables que aunque son contaminantes, pueden ser utilizadas hasta 500 veces, lo que las convierte en las más convenientes.

También las pilas secas de zinc-carbón constituyen una alternativa adecuada, pero lo mejor es utilizar siempre que se pueda aparatos conectados a la red eléctrica.

Deshacernos de las Pilas

A la hora de deshacernos de ellas la opción más inteligente es depositar las pilas usadas en los lugares destinados a su recogida y exigir a los organismos competentes su reciclaje.

Hay puntos específicos de recogida de pilas usadas en cada Ayuntamiento en distintos edificios municipales, “mupis”, puntos limpios y en comercios colaboradores como algunas tiendas de fotografía, de electrónica incluso en varios supermercados.

Más Información sobre Pilas Recargables

Más artículos sobre Pilas en El Blog Verde

Las oficinas son las responsables del 50% del consumo eléctrico, cómo reducirlo

Uno de los mayores contaminantes y que más contribuyen al efecto invernadero, y por ende al Calentamiento Global, es la industria de la energía. No piense en energía solar o energía eólica, esas no contaminan y son lo ideal, pero falta todavía para que podamos vivir exclusivamente de las energías renovables. Hoy en día en la mayoría de los países se depende de energías contaminantes y fósiles, la peor de todas es la de carbón.

image

"De todas las medidas que se pueden tomar contra el cambio climático, es en el campo de la eficiencia donde se pueden obtener los mayores avances", dijo Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF/Adena. "Necesitamos una nueva cultura de la energía, una nueva cultura del ahorro".

El asunto es que de toda la energía que se consume, el 50% es en las oficinas. Para ello WWF/Adena ha iniciado una campaña llamada ‘OFFicinas Eficientes’. El objetivo es claro, hacer que empresas y administraciones públicas tomen conciencia de que con pocos cambios, poco gasto, se puede contribuir en mucho a la lucha contra el calentamiento global.

Ya que al hacer más eficientes a las oficinas se puede reducir muchísimo el consumo eléctrico y por ende las emisiones de gases invernadero.

Para ello WWF/Adena ha creado el sitio web www.officinaseficientes.es donde se dan consejos y herramientas para que se pueda reducir el consumo eléctrico y el impacto negativo en el medio ambiente.

"Acaban de concluir las negociaciones del paquete de clima y energía de la UE y también de la Conferencia de Cambio Climático de la ONU. Y el resultado es que se ha rebajado la ambición contra el calentamiento global", dijo Mar Asunción, responsable de la campaña de cambio climático de WWF/Adena. "Los políticos no han estado a la altura de las circunstancias, pero vamos a demostrar que los ciudadanos sí lo estamos".

Vía El Mundo

Discriminación ecológica en México

Todos los habitantes de la Tierra tenemos derecho a disfrutar de un medio ambiente sano y libre de contaminación. Sin embargo, como ya sabemos, existen zonas más contaminadas que otras. Lo increíble es que una misma empresa, dentro de un mismo país, venda dos tipos de diesel: uno altamente cancerígeno y otro más tolerable, que distribuye de acuerdo a la región.

Los protagonistas de esta historia son Pemex y México. Según denunció el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), la empresa comercializa, en la mayor parte del país, diesel con 350 unidades de azufre por cada millón de partículas, doscientas veces más que la concentración permitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, en el norte mexicano, Pemex ofrece diesel que sí cumple con las normas internacionales. Es que Estados Unidos ha presionado al gobierno mexicano para que, en las gasolineras de la región, sólo se vendiera diesel limpio, tal como explica Excelsior.

Gracias a esta presión, los camiones de carga mexicanos que cruzan la frontera diariamente e ingresan al territorio estadounidense lo hacen sin el diesel altamente cancerígeno.

No se trata, por supuesto, de criticar la posición estadounidense, que defiende sus propios intereses (sin olvidar, claro, que estamos ante el país más contaminante del planeta). Lo grave es que el gobierno mexicano acepte tal presión y no luche por mejorar el diesel que circula por sus caminos y afecta a su propia población.

“Las partículas de azufre son invisibles al ojo humano y entran con gran facilidad al cuerpo, incrustándose en el pulmón y pueden provocar cáncer; es terrible decirlo, pero cuando alguien se para atrás de un camión que está despidiendo humo está contaminando su cuerpo con azufre”, señaló la directora del Programa de Aire y Agua del CEMDA, Tania Mijares García.

El CEMDA exige al gobierno mexicano que cumpla con la normativa que establece que, a partir de febrero de 2009, en las grandes ciudades sólo se distribuirá diesel con bajo contenido de azufre (10 a 15 partículas por millón). Como Pemex no construyó las plantas desulfurizadoras necesarias ni modificó la logística de sus programas de distribución, Mijares García considera que el cumplimiento de esta norma se retrasará inevitablemente unos cinco años.

Foto: Flickr