¿Cuál es el animal más difícil de encontrar?

A pesar de llevas milenios de investigación, cada año se descubren nuevas especies de animales en todo el mundo. Y eso que, a día de hoy, se contabilizan más de 1,4 millones de especies en todo el planeta. Entre todos ellos, están los animales más raros del mundo. No obstante, hoy te contamos cuál es […]
ElBlogVerde.com

A pesar de llevas milenios de investigación, cada año se descubren nuevas especies de animales en todo el mundo. Y eso que, a día de hoy, se contabilizan más de 1,4 millones de especies en todo el planeta. Entre todos ellos, están los animales más raros del mundo. No obstante, hoy te contamos cuál es el animal más difícil de encontrar.

¿Cuál es el animal más difícil de encontrar?

No es fácil responder a cuál es el animal más difícil de encontrar. Dependiendo a qué experto preguntes, dirá uno u otro. No obstante, hay algunos en los que todos coinciden por lo que, para no errar, vamos a dar los nombres de varios de los animales más difíciles de encontrar.

Armadillo gigante

Es curioso que un animal XL como el Armadillo gigante, que puede alcanzar los 50 kilos de peso y 1,5 metros de largo, sea candidato al animal más difícil de encontrar. Para dar con él, son necesarias cámaras escondidas y horas y horas de espera.

A pesar de duplicar en tamaño a otros armadillos, su capacidad para hacerse bola es limitada, precisamente por su amplitud. Para paliar esa carencia, excava auténticos laberintos subterráneos con sus afiladas garras, de los que no sale tan a menudo como cabría esperar.

ANUNCIO

Okapi

La fauna en África es de tal magnitud que cuesta imaginar cuando acabarán de aparecer nuevas especies. Ahora, entre las existentes, el okapi es el animal más difícil de encontrar.

Las conocidas como jirafas del bosque viven en continuo retiro, tanto para evitar a depredadores, como a mirones. A pesar de ello, el okapi lleva años en peligro de extinción.

ANUNCIO

Calamar gigante

Curiosamente, otro animal gigante aparece en la lista del animal más difícil de encontrar. Ahora, el calamar gigante lo tiene más fácil para esconderse del ojo humano, a pesar de llegar a tener un cuerpo de 5 metros, a los que se suman los 8 metros que alcanzan sus tentáculos. Aunque lo más impactante son sus ojos, del tamaño de un balón de fútbol.

Pero claro, este depredador marino vive en lo más profundo del océano, por debajo de los 1.000 metros de profundidad, donde el acceso es casi imposible. De ahí que las personas que lo han visto se cuenten con los dedos de la mano.

Pez rosado con manos

Conocido por ser el único pez que anda en vez de nadar, el pez rosado con manos está entre los candidatos a animal más difícil de encontrar. Le pasa como al calamar gigante, que se mueve por el fondo del océano, lo que implica cientos de metros de profundidad. Ahí es donde este pequeño pez de 10 centímetros campa a sus anchas, en la australiana isla de Hobart.

Cómo será el asunto, que no se reconocen avistamientos del pez rosado con manos desde 1999. Incluso de las 14 especies conocidas de peces con manos, tan sólo se han visto cuatro de ellas, por lo que su conducta aún es un misterio.

También te puede interesar:

También te puede interesar