Todo sobre el sistema circulatorio de los animales

La circulación tiene la tarea de transportar nutrientes y oxígeno a las células y recolectar sustancias de desecho y dióxido de carbono. Un proceso que ocurre en todos los animales, de modo que os explicamos ahora todo sobre el sistema circulatorio de los animales. Todo sobre el sistema circulatorio de los animales El sistema circulatorio […]
ElBlogVerde.com

La circulación tiene la tarea de transportar nutrientes y oxígeno a las células y recolectar sustancias de desecho y dióxido de carbono. Un proceso que ocurre en todos los animales, de modo que os explicamos ahora todo sobre el sistema circulatorio de los animales.

Todo sobre el sistema circulatorio de los animales

El sistema circulatorio o cardiovascular es el conjunto de órganos responsables del transporte de diferentes fluidos, como la sangre y, en un sentido más general, la linfa, que tienen la tarea principal de proporcionar a las células del cuerpo los elementos necesarios para su sustento.

El sistema circulatorio es además principal responsable del transporte del oxígeno a las células del cuerpo de los seres vivos. Sin embargo, existen sistemas circulatorios adaptados a cada tipo de organismos, según sus características. Básicamente los invertebrados menores presentan un sistema circulatorio abierto. Sin embargo los sistemas más complejos se encuentran dentro de los tipos de sistemas circulatorios cerrados. A continuación, vamos a analizar en qué se basa cada uno.

Circulación abierta

En este tipo de circulación el organismo no dispone de un verdadero corazón para bombear la sangre. El sistema de bombeo se produce por contracciones de los vasos sanguíneos. Por tanto el sistema es muy lento, esto es debido a que el animal debe contraer los vasos sanguíneos por medio de los músculos.

ANUNCIO

Tampoco los animales que disponen de este sistema circulatorio tienen sangre como tal. Más bien es un líquido compuesto por hemolinfa y sangre.

No obstante, la característica principal de este sistema circulatorio es la capacidad que tiene la sangre para salir de los vasos sanguíneos y bañar todos los órganos del cuerpo.

ANUNCIO

La consecuencia de todo esto es que los animales que presentan este tipo de sistema circulatorio son pequeños y con un metabolismo muy bajo. Es decir, tanto su respiración, su digestión y su capacidad de movimiento son muy lentos. Se suele dar en la mayoría de los artrópodos y los moluscos.

Circulación cerrada

Se encuentra en animales vertebrados, aunque algunos invertebrados también lo presentan (los llamados vertebrados superiores, como, por ejemplo, los calamares y pulpos). Es el sistema que se encuentra en el organismo humano.

Las características de este sistema circulatorio es que el animal tiene capacidad de transportar los nutrientes y el oxígeno a través de una sistema complejo formado por un corazón que bombea y vasos sanguíneos, formado por venas, arterias y como ramificaciones inferiores, los capilares.

Se denomina sistema cerrado debido a que la sangre está contenida en los vasos sanguíneos y no tiene posibilidad de fluir libremente por los demás órganos como en el caso anterior de circulación cerrada.

Los organismos que disponen de este sistema son más rápidos, puesto que el propio sistema es más rápido y la presión arterial es mucho más alta como consecuencia del bombeo del corazón.

ANUNCIO

También es necesario añadir que los animales que funcionan con este tipo de circulación tienen la necesidad de eliminar desechos de una forma más rápida. De este modo se puede apreciar que cada tipo de sistema circulatorio dispone de sus propias ventajas y desventajas.

Dentro de la circulación cerrada tenemos varios subtipos, dependiendo del animal.

Circulación cerrada simple

La circulación simple es propia de los peces. En su caso el corazón tiene una forma curvada y está formado por una aurícula y un ventrículo, también tiene un seno venoso o cámara accesoria.

Esta estructura hace posible que su forma de trabajar sea en un solo sentido. La sangre sale del corazón como consecuencia de una contracción del ventrículo, es transportada por un vaso sanguíneo llamado aorta dorsal. Desde allí, se dirige directamente a las branquias, dónde es oxigenada. Tras ello, la sangre es transportada y distribuida por todo el cuerpo cediendo oxígeno y recogiendo dióxido de carbono y regresa hasta el seno venoso del corazón por medio de venas.

Es decir, la característica diferenciadora de este sistema circulatorio es que la sangre únicamente pasa por el corazón una vez en un ciclo. El corazón, en sistemas de circulación simples, nunca bombea sangre oxigenada. Solamente expulsa sangre sin oxigenar.

Circulación cerrada doble

Es la propia de los animales vertebrados que funcionan mediante pulmones. En los pulmones se produce un intercambio gaseoso, la sangre canjea el oxígeno por el dióxido de carbono. Los animales, principalmente, que disponen de este sistema son los anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

ANUNCIO

Este sistema funciona en una doble dirección. Por una parte, la sangre oxigenada se mueve desde los pulmones hasta los distintos órganos. Una vez terminado esta primera fase, la sangre vuelve de nuevo a los pulmones con dióxido de carbono.

Básicamente se denomina circulación doble debido a que la sangre pasa dos veces por el corazón en un mismo ciclo respiratorio, una vez para ir a los pulmones (transportando dióxido de carbono) y la segunda vez con intención de ir al resto del cuerpo cargada de oxígeno. Pero no todo acaba aquí, dentro de la circulación cerrada doble podemos encontrar otros dos subtipos: la circulación cerrada doble completa y la cerrada incompleta.

Circulación incompleta

Es un tipo de circulación cerrada y doble. La característica principal de la circulación sanguínea incompleta es la mezcla de sangre oxigenada con sangre que se encuentra de retorno con dióxido de carbono.

El lugar de encuentro es el corazón. La sangre no oxigenada procede de otras partes del cuerpo y la oxigenada, lógicamente, procede de los pulmones. Por ello los corazones de los organismos vivos que presentan este tipo de sistema circulatorio solamente poseen un único ventrículo.

Circulación completa

Al igual que la incompleta, es un tipo de circulación cerrada y doble, en este caso la sangre oxigenada en ningún momento se llega a mezclar con la sangre no oxigenada procedente de otros órganos del cuerpo.

Esquema del recorrido de la circulación cerrada, doble y completa

El recorrido que tiene este sistema circulatorio es el más complejo de todos, es el que presentan los seres humanos, como animales más sofisticados y complejos existentes. Se podría resumir de la siguiente forma:

ANUNCIO
  • La sangre sale del corazón por el ventrículo izquierdo.
  • Es transportada por la arteria principal llamada aorta.
  • Desde allí se ramifica por las distintas arterias menores y capilares que llegan a todas las células del cuerpo. Desde la cabeza a los pies.
  • La sangre deja el oxígeno y nutrientes en dichas células y a su vez realiza una labor de recogida de dióxido de carbono.
  • Regresa al corazón mediante las venas. La vena principal se denomina cava. El proceso es parecido al anterior pero en sentido inverso.
  • Entra en el corazón por la aurícula derecha.
  • Vuelve a salir bombeada con fuerza por el ventrículo derecho.
  • Sigue su recorrido hacia los pulmones, recordemos que la sangre transporta dióxido de carbono.
  • En los pulmones se produce el intercambio gaseoso, la sangre descarga dióxido de carbono y vuelve a cargar oxígeno.
  • Vuelve al corazón mediante las venas pulmonares.
  • Entra de nuevo en el corazón por el ventrículo izquierdo.
  • Sale oxigenada por el ventrículo izquierdo y el ciclo vuelve a empezar.

Los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos se dividen en diferentes tipos según su estructura y función. Las arterias transportan sangre a alta presión y, por lo tanto, el grosor de la pared es mayor que en las venas.

Sistema circulatorio animales

Las arteriolas sirven como válvulas de control que, gracias a sus paredes musculares, pueden encogerse (vasoconstricción) o ensancharse (vasodilatación) a través de la presencia de dispositivos que regulan el flujo de sangre (formaciones del esfínter, musculatura intimal y almohadillas polipoides).

Luego se ramifican en las redes capilares que intercambian fluidos, nutrientes, electrolitos, hormonas y, gracias a la delgada pared de la luz (solo endotelio), son permeables a las sustancias de bajo peso molecular. En algunos órganos, como el hígado y el bazo, los capilares están dilatados y en este caso hablamos de sinusoides.

Las venas recolectan sangre de los capilares para llevarla de regreso al sistema venoso, que transporta la sangre desde la periferia al corazón; tienen paredes musculares delgadas, que permiten aumentar la luz o reducirla, a través de la presencia de dispositivos similares a los de las arterias (formaciones del esfínter y formaciones intimales con musculatura longitudinal).

Parte del líquido pasa de los vasos a los capilares y es eliminado de allí por los vasos linfáticos.

El conducto torácico lleva la linfa de regreso al corazón, fluyendo hacia la unión entre la vena subclavia izquierda y la vena yugular izquierda, en la base del cuello.

ANUNCIO

Los vasos sanguíneos con la misma área objetivo son adyacentes y se denominan colaterales.

En casi todas las regiones del cuerpo, hay conexiones entre estos vasos, llamadas anastomosis: aseguran que la circulación sanguínea esté garantizada incluso en presencia de un trombo oclusivo (por ejemplo, durante una trombosis). Las arterias que no tienen anastomosis se llaman “arterias terminales”.

Si hay una oclusión de una arteria, el tejido correspondiente aguas abajo ya no recibe sangre y muere (como, por ejemplo, ocurre en el infarto agudo de miocardio o el derrame cerebral). Sin embargo, las anastomosis también pueden ser demasiado pequeñas para permitir una compensación completa y en este caso hablamos de “arterias terminales funcionales”; Un bloqueo o lesión de estos vasos conduce a una disminución del flujo sanguíneo y, en consecuencia, a una posible isquemia.

Los deberes y funciones de la sangre

La sangre en el cuerpo realiza diferentes funciones:

  • Transporta oxígeno de los pulmones a los tejidos y trae dióxido de carbono.
  • También alimenta los tejidos con los nutrientes extraídos de los alimentos a nivel del tracto digestivo y elimina los desechos metabólicos y los desechos llevándolos a los órganos excretores (el riñón y el intestino grueso).
  • La sangre también actúa como un medio importante para transportar hormonas, componentes del sistema inmunitario y elementos de coagulación donde se necesitan.
  • En última instancia, la circulación sanguínea sirve para permitir que la sangre pase por todo el cuerpo.
  • La sangre también juega un papel importante en la termorregulación a través del flujo que llega a la piel: el poder térmico está regulado por la superficie del cuerpo.

Sistema circulatorio en invertebrados

A la hora de analizar el sistema circulatorio en invertebrados, debemos analizarlos en diferentes grupos, pues cada uno tiene sus particulares características:

Poríferos, cnidarios y platelmintos

Estos tres grupos de invertebrados no tienen sistema circulatorio, así cada cual tiene una sus propias peculiaridades:

Esponja sistema circulatorio

  • Poríferos – A la hora de conseguir nutrientes y oxígeno, las esponjas lo hacen intercambiando sustancias con el medio en el que vivan.
  • Cnidarios – En este caso, las medusas también hacen intercambios de sustancias pero mediante difusión
  • Platelmintos – También recurren a la difusión , a través de la cavidad gastrovascular con la que cuentan

Moluscos y anélidos

Los moluscos cuentan con un sistema circulatorio abierto. Al contar con un corazón de varias cavidades, pueden mandar la hemolinfa a espacios abiertos. A partir de ahí pasa a las venas, branquias y vuelve al corazón.

ANUNCIO

Caracol sistema circulatorio

Así funcionan los moluscos, salvo en el caso de los cefalópodos. Y es que calamares, pulpos, sepias y similares cuentan con un sistema circulatorio cerrado y corazones branquiales que facilitan la oxigenación de la sangre

Por su parte, los anélidos disponen de un sistema circulatorio cerrado, con un vaso dorsal y otro ventral que se comunican entre sí. El ritmo de contracción es constante y en casos como las lombrices, le suman vasos transversales más anchos que hacen las veces de corazones.

Artrópodos e equinodermos

Si hablamos de los artrópodos, sus sistema circulatorio es abierto. Su corazón tubular se engloba en una cavidad pericárdica con agujeros conocidos como ostiolos. Así, la hemolinfa pasa por las arterias, pasando por todos sus tejidos, hasta volver al corazón de nuevo por los ostiolos.

Araña sistema circulatorio

En el caso de los crustáceos, antes de regresar al corazón, la hemolinfa pasa por las branquias. Mientras, en el caso de los insectos, la hemolinfa no lleva oxígeno, tan sólo nutrientes y desechos.

Para terminar, los equinodermos disponen de un sistema circulatorio abierto pero muy pequeño. De hecho, el grueso de la circulación la lleva a cabo el sistema ambulacral que tiene su origen en el hemal.

También te puede interesar:

ANUNCIO

También te puede interesar