Escrito por Tendenzias

Circulación abierta y cerrada, circulación simple y doble, incompleta o completa en los animales

El sistema circulatorio es el principal responsable del transporte del oxígeno a las células del cuerpo de los seres vivos. Sin embargo, existen sistemas circulatorios adaptados a cada tipo de organismos, según sus características. Básicamente los invertebrados menores presentan un sistema circulatorio abierto. Sin embargo los sistemas más complejos se encuentran dentro de los tipos de sistemas circulatorios cerrados. A continuación, vamos a analizar en qué se basa cada uno.

Circulación abierta

En este tipo de circulación el organismo no dispone de un verdadero corazón para bombear la sangre. El sistema de bombeo se produce por contracciones de los vasos sanguíneos. Por tanto el sistema es muy lento, esto es debido a que el animal debe contraer los vasos sanguíneos por medio de los músculos.

Tampoco los animales que disponen de este sistema circulatorio tienen sangre como tal. Más bien es un líquido compuesto por hemolinfa y sangre.

No obstante, la característica principal de este sistema circulatorio es la capacidad que tiene la sangre para salir de los vasos sanguíneos y bañar todos los órganos del cuerpo.

La consecuencia de todo esto es que los animales que presentan este tipo de sistema circulatorio son pequeños y con un metabolismo muy bajo. Es decir, tanto su respiración, su digestión y su capacidad de movimiento son muy lentos. Se suele dar en la mayoría de los artrópodos y los moluscos.

Circulación cerrada

Se encuentra en animales vertebrados, aunque algunos invertebrados también lo presentan (los llamados vertebrados superiores, como, por ejemplo, los calamares y pulpos). Es el sistema que se encuentra en el organismo humano.

Las características de este sistema circulatorio es que el animal tiene capacidad de transportar los nutrientes y el oxígeno a través de una sistema complejo formado por un corazón que bombea y vasos sanguíneos, formado por venas, arterias y como ramificaciones inferiores, los capilares.

Se denomina sistema cerrado debido a que la sangre está contenida en los vasos sanguíneos y no tiene posibilidad de fluir libremente por los demás órganos como en el caso anterior de circulación cerrada.

Los organismos que disponen de este sistema son más rápidos, puesto que el propio sistema es más rápido y la presión arterial es mucho más alta como consecuencia del bombeo del corazón.

También es necesario añadir que los animales que funcionan con este tipo de circulación tienen la necesidad de eliminar desechos de una forma más rápida. De este modo se puede apreciar que cada tipo de sistema circulatorio dispone de sus propias ventajas y desventajas.

Dentro de la circulación cerrada tenemos varios subtipos, dependiendo del animal.

Circulación cerrada simple

La circulación simple es propia de los peces. En su caso el corazón tiene una forma curvada y está formado por una aurícula y un ventrículo, también tiene un seno venoso o cámara accesoria.

Esta estructura hace posible que su forma de trabajar sea en un solo sentido. La sangre sale del corazón como consecuencia de una contracción del ventrículo, es transportada por un vaso sanguíneo llamado aorta dorsal. Desde allí, se dirige directamente a las branquias, dónde es oxigenada. Tras ello, la sangre es transportada y distribuida por todo el cuerpo cediendo oxígeno y recogiendo dióxido de carbono y regresa hasta el seno venoso del corazón por medio de venas.

Es decir, la característica diferenciadora de este sistema circulatorio es que la sangre únicamente pasa por el corazón una vez en un ciclo. El corazón, en sistemas de circulación simples, nunca bombea sangre oxigenada. Solamente expulsa sangre sin oxigenar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Circulación cerrada doble

Es la propia de los animales vertebrados que funcionan mediante pulmones. En los pulmones se produce un intercambio gaseoso, la sangre canjea el oxígeno por el dióxido de carbono. Los animales, principalmente, que disponen de este sistema son los anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Este sistema funciona en una doble dirección. Por una parte, la sangre oxigenada se mueve desde los pulmones hasta los distintos órganos. Una vez terminado esta primera fase, la sangre vuelve de nuevo a los pulmones con dióxido de carbono.

Básicamente se denomina circulación doble debido a que la sangre pasa dos veces por el corazón en un mismo ciclo respiratorio, una vez para ir a los pulmones (transportando dióxido de carbono) y la segunda vez con intención de ir al resto del cuerpo cargada de oxígeno. Pero no todo acaba aquí, dentro de la circulación cerrada doble podemos encontrar otros dos subtipos: la circulación cerrada doble completa y la cerrada incompleta.

Circulación incompleta

Es un tipo de circulación cerrada y doble. La característica principal de la circulación sanguínea incompleta es la mezcla de sangre oxigenada con sangre que se encuentra de retorno con dióxido de carbono.

El lugar de encuentro es el corazón. La sangre no oxigenada procede de otras partes del cuerpo y la oxigenada, lógicamente, procede de los pulmones. Por ello los corazones de los organismos vivos que presentan este tipo de sistema circulatorio solamente poseen un único ventrículo.

Circulación completa

Al igual que la incompleta, es un tipo de circulación cerrada y doble, en este caso la sangre oxigenada en ningún momento se llega a mezclar con la sangre no oxigenada procedente de otros órganos del cuerpo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Esquema del recorrido de la circulación cerrada, doble y completa

El recorrido que tiene este sistema circulatorio es el más complejo de todos, es el que presentan los seres humanos, como animales más sofisticados y complejos existentes. Se podría resumir de la siguiente forma:

  • La sangre sale del corazón por el ventrículo izquierdo.
  • Es transportada por la arteria principal llamada aorta.
  • Desde allí se ramifica por las distintas arterias menores y capilares que llegan a todas las células del cuerpo. Desde la cabeza a los pies.
  • La sangre deja el oxígeno y nutrientes en dichas células y a su vez realiza una labor de recogida de dióxido de carbono.
  • Regresa al corazón mediante las venas. La vena principal se denomina cava. El proceso es parecido al anterior pero en sentido inverso.
  • Entra en el corazón por la aurícula derecha.
  • Vuelve a salir bombeada con fuerza por el ventrículo derecho.
  • Sigue su recorrido hacia los pulmones, recordemos que la sangre transporta dióxido de carbono.
  • En los pulmones se produce el intercambio gaseoso, la sangre descarga dióxido de carbono y vuelve a cargar oxígeno.
  • Vuelve al corazón mediante las venas pulmonares.
  • Entra de nuevo en el corazón por el ventrículo izquierdo.
  • Sale oxigenada por el ventrículo izquierdo y el ciclo vuelve a empezar.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos