Escrito por

Tipos de jabones naturales

Hoy en día parece que el cuidado del cuerpo y la salud cobran por fin la importancia que merecen y aunque seguimos consumiendo todo tipo de productos que utilizan químicos pero que aplicamos a nuestra piel, son cada vez más las personas que apuestan por los jabones naturales con los que no solo ganar en calidad y cuidado sino que también nos permiten ahorrar dinero, de modo que si quieres saber más de ellos, atento porque te explicamos todo sobre los tipos de jabones naturales.

¿Qué son los jabones naturales?

Cuando hablamos de jabones naturales, lo que queremos decir es que todos los ingredientes que se utilizan para hacerlos son naturales. Y cuando hablamos de ingredientes naturales para hacer un jabón natural hablamos también como no, de los subproductos vegetales, minerales o animales (por ejemplo, miel o leche), que también podemos considerar como alo natural. De ahí el uso de, por ejemplo, el aceite de oliva (de la fruta de olivo) y la manteca de karité (de la nuez de karité) en muchos de los jabones naturales que podemos comprar o que de hecho, podemos hacer.

Si algo se manipula artificialmente en un laboratorio (es decir, los compuestos se juntan de maneras que no ocurren de esta manera en la naturaleza), entonces esto no podemos hablar de jabones naturales, de modo que si compras en el supermercado un jabón que se promociona como natural pero su composición se ha llevado a cabo de modo artificial no será correcto calificarlo de natural ¿no creéis?.

Por otro lado, los jabones naturales suelen contar también en su composición con los que se denominan ingredientes “idénticos a la naturaleza” que se refieren a los denominados colorantes “naturales” como las micas o aceites de fragancias “naturales”.

Cómo convertir algo natural en jabón

A partir de lo explicado, podemos decir que los jabones naturales se hacen con ingredientes naturales, pero algunos de estos como por ejemplo el aceite son ingredientes que nosotros mismos consumimos a la hora de comer, entonces ¿cómo se hace jabón a partir de lo que como?.

Para que el aceite de oliva líquido se vuelva sólido y, lo que es más importante, algo con lo que podemos lavarnos, debe sufrir un cambio conocido como saponificación.

La saponificación es el proceso por el cual los aceites (o las grasas y las mantecas) se convierten en jabón. Pero además se utiliza la mezcla con otros ingredientes como pueden ser el Hidróxido de Sodio.

De todos modos será bueno que veamos qué tipos de jabones naturales se pueden elaborar teniendo en cuenta lo que acabamos de mencionar.

Tipos de jabones naturales

Existen como digo, distintos tipos de jabones naturales que podemos hacer o comprar, en función además de si los queremos para el uso del cuerpo, del rostro o también para lavar la ropa, aunque podemos decir que los más conocidos o que más se utilizan serían.

Jabón de Marsella

El jabón que comúnmente se conoce como jabón de Marsella es un jabón natural compuesto principalmente de aceite vegetal. Hay de dos categorías: el jabón que tiene la mezcla de aceite vegetal, a menudo de almendra de palma o coco que tiene un color crema, y ​​el jabón que tiene aceite de oliva de color verde.

Esto es el resultado de un proceso de saponificación con hidróxido de sodio. El jabón “real” de Marsella es reconocible por su composición; se compone de al menos el 72% de aceite. Al no contener ningún agente alergénico, a menudo se usa para la ropa de bebés o personas alérgicas o para el inodoro.

Jabón con leche

Desde la antigüedad, la leche ha sido utilizada por sus propiedades calmantes. De hecho, al ser Ph cercano al de la piel, reduce en gran medida el riesgo de alergia e irritación. También se usa para pieles sensibles, pieles frágiles (bebés) pero todavía está sujeto a alergias crónicas o puntuales (eczema, psoriasis).

Existen diferentes variedades de jabones de leche con diferentes especificidades: el jabón de leche de burra conocido por su tensor de fuerza que reduce las arrugas, el jabón de leche de yegua conocido por sus propiedades hidrolizantes y el jabón de leche descremada más común conocido por sus propiedades nutritivas.

Jabón Azul y Blanco

Es un jabón portugués, comparable al Jabón de Marsella pero azul y blanco. En el pasado, se usaba para lavar la ropa en los lavaderos de las aldeas, para lavar alfombras y para el suelo. Hoy en día, su uso se reduce y se usa para lavar alfombras y suelos, algunas personas todavía lo usan para lavar la ropa.

loadInifniteAdd(44636);

Jabón blanco

Es un jabón de lujo de origen suizo, a base de aceite de girasol. Es de color amarillo pálido, pero se llama “blanco” porque se usaba como jabón de tocador, a diferencia del jabón negro que se usaba como detergente.

Jabón de Aleppo

Es el jabón sirio más antiguo, hecho de aceite de oliva y aceite de laurel de bahía.

Jabón frío

Es el producto según el llamado método de saponificación en frío. Será el jabón natural que nosotros podemos hacer en casa y para el que se suelen necesitar ingredientes como los que ahora te mencionamos.

Ingredientes para hacer un jabón natural

Si deseas poder hacer jabón casero de modo que obtengas tu propio jabón natural, puedes encontrar no solo la posibilidad de hacerlo del tipo que desees, sino que además también que elegir sus ingredientes.

Ingrediente natural

El primero de los ingredientes que son necesarios para poder hacer un jabón natural será elegir precisamente qué elemento natural deseas para tu jabón.

Es decir si quieres que sea de manteca, de aceite, de lavanda, de limón por ejemplo o de coco. Debes saber que cada jabón requiere su receta aunque teniendo su base en ese ingrediente natural que hayamos elegido y que debes mezclar o verter sobre el siguiente ingrediente que os mostramos.

loadInifniteAdd(44637);

Glicerina

La glicerina es prácticamente utilizada en todos los jabones naturales caseros ya que gracias a ella conseguimos que el jabón tenga consistencia, es decir que pueda ser una pastilla o una pequeña barra.

Eso sí, debemos manipularla con sumo cuidado y derretirla para que se pueda mezclar con el resto de ingredientes antes de pasarla a un molde en el que dejar que se seque.

Esencias naturales

Por otro lado, es importante también que utilicemos esencias naturales, porque siempre nos gusta que nuestro jabón huela bien. Para ello, aunque utilicemos ingredientes naturales es posible que estos no emitan el aroma intenso que podríamos esperar, de modo que una esencia como la de lavanda, o la de limón, sumarán a la hora de que nuestro jabón huela realmente bien.

Colorantes

Por último, tenemos que añadir unas gotas de colorante en el caso de que deseemos que nuestro jabón sea de algún color específico. De no hacerlo suele quedar siempre un color amarillento o blanquecino, resultado del uso de glicerina.

Artículo de interés:

ElBlogVerde.com

Newsletter