Escrito por Tendenzias

Descripción de tropismos y nastias con ejemplos

Las plantas, como cualquier ser vivo, responde a los estímulos externos. Los estímulos que puede sufrir una planta pueden ser por ejemplo: la luz, el agua y los nutrientes del suelo o algún contacto externo.

Los tropismos y las nastias son movimientos de relación hechos por las plantas. Estos movimientos son causados por los estímulos externos. La diferencia que existe entre ellos es que los tropismos responden a los estímulos de manera permanente, mientras que las nastias son respuestas temporales. Las respuestas de las nastias pueden durar unas horas, hasta incluso minutos, después el movimiento revierte. A continuación vamos a ver con más profundidad estos fenómenos vegetales a través de algunos ejemplos que se dan.

Ejemplos de tropismos

Geotropismo

Es un tipo de tropismo, una respuesta permanente ante la necesidad de nutrientes que puede tener una planta, haciendo reaccionar a la raíz, el tallo, las hojas y flores de la planta. De esta forma el tallo crece hacia arriba mientras que la raíz crece hacia lo más hondo de la tierra para encontrar nutrientes.

Las ramas también responden a este fenómeno, pero no en la misma proporción que el tallo, es la causa de porqué el tallo se encuentra en posición más vertical. Esto se explica como una consecuencia de cómo las raíces están continuamente en busca de alimento y para ello se hunden cada vez más en las profundidades.

Hidrotropismo

La explicación del hidrotropismo es sencilla, las raíces crecen en una dirección determinada para buscar agua. En este caso el estímulo es otro nutriente distinto.

Es fundamental para la supervivencia de la planta el adaptar sus raíces a la disponibilidad de agua. El hidrotropismo comienza en la cofia, dónde se percibe la humedad del suelo. A partir de entonces la dirección de crecimiento de las raíces es debido a la búsqueda de humedad.

Fototropismo

En este caso el tropismo corresponde a una respuesta frente a la luz. Es conocida la importancia de la luz para los vegetales, puesto que les permite llevar a cabo el proceso de fotosíntesis. El estímulo lumínico provoca en la planta una reacción hormonal y se produce un crecimiento.

De este modo el tallo crece hacia la luz (fototropismo positivo) mientras que la raíz, en este caso, presenta un fototropismo negativo. Insistimos en que se trata de un movimiento permanente. El movimiento temporal que experimentan los girasoles se debe a la fotonastia y será tratada más adelante.

Gravitropismo

En este caso estamos refiriéndonos al movimiento que realizan los seres vivos en relación con la fuerza de la gravedad. Cómo se ha comentado al explicar el ejemplo de geotropismo, la raíz de un vegetal siempre tiende a crecer  hacia las profundidades, a favor de la gravedad. Sin embargo el tallo de la planta presenta un geotropismo negativo al crecer desafiando la fuerza gravitatoria.

Si plantásemos una semilla en un recipiente y éste lo colocásemos al revés veremos como las raíces comienzan a crecer a favor de la gravedad. Independientemente de la dirección que anteriormente tenían. Aquí podemos observar que además de crecer hacia las profundidades las raíces siempre crecen en dirección a la gravedad y que esto representa otra respuesta distinta al geotropismo.

Tigmotropismo

También es una respuesta direccional, se trata de un movimiento que experimenta la planta al hacer contacto con un objeto sólido. De esta forma y gracias a esta respuesta, la planta puede cambiar la velocidad de crecimiento, sufrir cambios en su forma y hasta incluso facilitar así la polinización.

Al igual que los demás ejemplos de tropismos vistos, puede manifestarse de forma positiva y de forma negativa. El tigmotropismo positivo sería cuando la planta tiende a crecer en torno a algún objeto sólido que le sirve de soporte, como en el caso de las plantas trepadoras. En el caso de la raíz se dice que presenta un tigmotropismo negativo, ya que únicamente evita los obstáculos, no los busca.

Para explicar el tigmotropismo debemos hacer mención a las especies trepadoras. Este tipo de plantas desarrollan unos órganos (zarcillos) que mediante contacto con el soporte son excitados y experimentan un crecimiento. Estos órganos crecen mucho más rápido para adherirse al objeto soporte. De este modo facilitan el tigmotropismo. Sin embargo no son el tigmotropismo en sí. La tigmonastia es el crecimiento de los zarcillos, no el crecimiento de la planta en sí alrededor del soporte. Más adelante trataremos la tigmonastia.

Cuando nos referimos a plantas trepadoras, no únicamente estamos hablando de madreselava, hortensia, jazmín, ect. Existen una serie de plantas hortícolas que son trepadoras:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Kiwi (Actinidia chinensis)
  • Vid (Vitis vinifera)
  • Guisantes o chícharos (Pisum sativum)
  • Judías verdes (Phaseolum vulgaris)
  • Calabaza (Cucurbita pepo)
  • Pepino (Cucumis sativus)
  • Fruta de la pasión (Passiflora edulis)

Ejemplos de nastias

Fotonastia

En este caso las variaciones son temporales y responden a la luz y su intensidad. De este modo la iluminación produce generalmente la apertura de las plantas y la ausencia de ella su cierre (o al revés, como veremos).

Un ejemplo claro de fotonastia es el girasol. Cómo su orientación cambia en busca de una mayor exposición al sol para aumentar la intensidad lumínica. De noche el girasol parece que duerme, dejándose caer hacia abajo. En este caso el girasol presenta una fotonastia positiva.

No es el único ejemplo que se puede poner respecto a la fotonastia positiva, el tulipán también es una planta que con el sol se abre. sin embargo existe un tipo de planta llamada dondiego de noche que se abre durante la noche. Ahora nos encontramos ante un fotonastia negativa.

Si este movimiento no fuese una nastia, sino un tropismo, el girasol una vez se mueve no podría regresar a su estado original, sin embargo el movimiento es temporal y constante.

(Dondiego de noche)

Quimionastia

Ahora la respuesta se produce frente a los estímulos químicos, como por ejemplo una variación en el pH.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Sismonastia

Es la respuesta ante unos estímulos mecánicos o de contacto. Implican movimiento. Esto responde a el por qué las plantas carnívoras se abren y se cierran para atrapar insectos. También se puede observar la pérdida de turgencia de ciertas plantas ante el contacto, aunque repetimos que estos movimientos son temporales.

Haptonastia

También llamada tigmonastia. Hemos hecho mención a ella al explicar el tigmotropismo. No se debe confundir con el tigmotropismo ni con la sismonastia. Mientras que en la sismonastia el cambio afecta a la turgencia de la planta, en la haptonastia se produce un crecimiento rápido de unos órganos de determinadas especies trepadoras. Lo que sí tienen en común es que la respuesta es en ambos casos por contacto. Pero la respuesta es diferente.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos