Escrito por Tendenzias

Componentes del sistema nervioso y su funcionamiento

El sistema nervioso se encarga de coordinar de manera precisa todas las funciones del organismo. En él residen las funciones intelectuales, las emociones y los sentimientos. En pocas palabras, su papel ha sido indispensable para la evolución del ser vivo.

Existen distintos tipos de sistemas nerviosos, los cuales dependen de su estructuración y de su localización dentro del cuerpo del animal en el que se encuentren  para clasificarse en un tipo u otro.

Mientras que el sistema nervioso de los vertebrados, ha ido evolucionando con el paso del tiempo hasta convertirse en el complejo sistema que conocemos hoy en día, algunos invertebrados han desarrollado un sistema nervioso más primitivo.

Qué tipos de sistemas nerviosos existen

Los tipos de sistemas nerviosos que poseemos los seres vivos son:

  • Red difusa: Es el sistema nervioso más primitivo de todos. Exclusivo de los cnidarios, este sistema nervioso, envía el impulso nervioso en todas direcciones, debido a la carencia de organización y estructuración de sus células conectadas en forma de red.
  • Sistema nervioso ganglionar ventral: Presente en los platelmintos, los moluscos, los anélidos y los artrópodos. Está constituido por dos ganglios cefálicos, en la zona anterior del cuerpo, que se continúan en forma de cordones nerviosos, que reciben el nombre de conectivos. A continuación se conectan a lo largo de la zona ventral con más prolongaciones de este sistema.
  • Sistema nervioso radial: Lo encontramos en los animales que presentan simetría radial. Por ejemplo, los equinodermos. Consta de dos anillos orales, uno más profundo que otro, de los cuales parten cinco ramificaciones de cada uno, por las cuales pasa la información del sistema ambulacral que les permite mover los brazos.
  • Sistema nervioso dorsal: Característico de los cordados y llevado al límite de su desarrollo por los vertebrados, este sistema nervioso es el más perfecto de todos. Debido a su complejidad, lo explicaremos de manera más avanzada a lo largo de este artículo.

Cuáles son los componentes de este sistema nervioso

El sistema nervioso se divide en sistema nervioso central integrado por el encéfalo y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico, que está formado por el conjunto de nervios y ganglios nerviosos que se extienden por el organismo.

También cabe destacar unas células altamente especializadas de este sistema, llamadas neuronas, ya que son estas las que elaboran y transmiten a través de la sinapsis, el impulso nervioso con neurotransmisores, que contienen la información que se recibe y se envía constantemente en este sistema.

Sistema nervioso central

En él residen las funciones cognitivas superiores de los vertebrados. Además, se encarga de la coordinación e integración general.

Desde un punto de vista histológico, se pueden distinguir dos zonas: la sustancia gris, formada por los somas y dendritas de las neuronas; y la sustancia blanca, constituida por los axones mielinizados de las neuronas.

El sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula espinal, que se encuentran protegidos por:

  • El cráneo y la columna vertebral.
  • Las meninges. Son tres membranas protectoras que envuelven estos órganos y se llaman: piamadre, aracnoides y duramadre.

Entre las dos primeras meninges circula el líquido cefalorraquídeo, que amortigua los efectos de posibles contusiones y realizar el intercambio de desechos.

El encéfalo

El encéfalo está formado por el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo.

Cerebro

El cerebro se compone de dos hemisferios cerebrales, el izquierdo y el derecho, separados por la cisura interhemisférica. Ambos hemisferios se comunican por el cuerpo calloso, que está formado por sustancia blanca. Dentro de él, podemos distinguir el sistema límbico y la corteza cerebral.

El sistema límbico regula el funcionamiento del sistema endocrino, y es responsable de las emociones, los sentimientos y los instintos básicos como el hambre o la sed. Está dividido en tres partes:

  • El tálamo: Formado por dos masas esféricas de tejido nervioso gris, interviene en la regulación de la actividad de los sentidos.
  • El epitálamo: En él se localizada la epífisis, que produce melatonina, hormona que afecta a la modulación de los patrones del sueño.
  • El hipotálamo: Está conectado con la pituitaria, glándula que regula todo el sistema endocrino.

La corteza cerebral es la parte externa del cerebro. Está constituida por la sustancia gris y su superficie está replegada formando las circunvoluciones cerebralesRecibir, interpretar y procesar la información Sus funciones son: procedente de los órganos de los sentidos; elaborar respuestas motoras voluntarias; gestionar las funciones intelectuales y mentales;  regular el funcionamiento del resto del sistema nervioso.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Bulbo raquídeo: El bulbo raquídeo está situado en la base del encéfalo, por la zona de la nuca. En él la sustancia blanca se localiza en el exterior  y la sustancia  gris, en el interior. Regula las funciones viscerales autónomas que nos mantienen con vida, como el latido cardíaco, los movimientos respiratorios o la presión sanguínea.

Cerebelo: Se encuentra en la parte posterior del encéfalo. Posee una corteza cerebelosa de sustancia gris muy replegada. En su interior, la sustancia blanca formada por los axones está muy ramificada, por lo que recibe el nombre de árbol de la vida.

Se encarga de la coordinación motora y del equilibrio, permitiendo que nuestros movimientos sean precisos y coordinados, y que tengamos noción de nuestra orientación en el espacio.

La médula espinal

La médula espinal se sitúa a continuación del bulbo raquídeo. Discurre por la zona dorsal del cuerpo, en el interior del canal medular que dejan las vértebras. La médula espinal desempeña dos funciones:

  • Función conductora: Lleva la información de los órganos de los sentidos hasta el encéfalo y conduce las respuestas del encéfalo hasta los órganos efectores.
  • Función refleja: Elabora las repuestas motoras involuntarias que se realizan de forma automática antes las situaciones de peligro.

Sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico está integrado por los nervios y los ganglios nerviosos. Conecta el sistema nervioso central con los órganos periféricos, efectores y receptores.

Los nervios son la agrupación de axones o rara vez dendritas, que se aíslan por su vaina de mielina y asociados en paquetes por medio de tejido conectivo, los distintos tipos de nervios son: craneales; espinales; sensitivos; motores; mixtos. Mientras que los ganglios nerviosos son la agrupación de cuerpos neuronales que aparecen a lo largo del recorrido de los nervioso.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Según su función, podemos clasificar el sistema nervioso periférico en:

  • Sistema nervioso somático, si está integrado por nervios sensitivos y controla los actos voluntarios y reflejos.
  • Sistema nervioso autónomo, si se compone tanto de ganglios como de nervios y regula las actividades involuntarias vegetativas de las glándulas, que nos mantienen con vida.

A su vez el sistema nervioso autónomo se subdivide en sistema nervioso simpático, el cual está relacionado con el día, ya que nos prepara para situaciones de emergencia, y el sistema nervioso parasimpático, este suele estar activado durante la noche debido a que está relacionado con el reposo y las situaciones de calma.

Funciones del sistema nervioso

Como conclusión podríamos destacar que el sistema nervioso de los animales, consiste producir respuestas ante los estímulos externos e internos del organismo. Como por ejemplo: cuando tocamos algo que está demasiado caliente y quitamos la mano o cuando un animal come y su sistema nervioso le ordena a su sistema digestivo, realizar la digestión.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos