Escrito por

Cómo cultivar el Cardamomo y qué tipo de planta es

¿A que nunca habrías imaginado poder tener una planta tropical en casa? Pues hoy te vamos a enseñar cómo cultivar el cardamomo y qué tipo de planta es. Una planta originaria de países tan exóticos como India o Sri Lanka, pero que puedes tener en tu casa o tu jardín con total normalidad.

Qué es el cardamomo

Lo primero es conocer qué es el cardamomo. Y el cardamomo es una hierba que pertenece a la familia de las zingiberáceas. Para hacernos una idea, es la misma familia que aglutina el jengibre o la cúrcuma.

Para poder cultivar cardamomo en casa, dado su exótico origen, debemos cumplir una serie de requisitos. Para empezar, que la zona en la que lo plantemos se encuentren entre 800 y 1200 metros sobre la altitud del mar. Parece mucho, pero Madrid está a 667 metros; Granada a 738; y Segovia, por ejemplo, a 1.005 metros. Es decir, el requisito es más fácil de cumplir de lo que parece a priori.

Además de la altura, el cardamomo requiere de mucha humedad y, más que nada, una zona con sombra casi todo el día. Además, si podemos ofrecerle un suelo con humus de calidad y en una zona pantanosa, el producto que obtengamos será de primera calidad. Ahora, si no es posible, un suelo limoso tampoco le va mal.

Qué tipo de planta es el cardamomo

¿Qué tipo de planta es el cardamomo? El cardamomo es una hierba perenne que puede llegar a superar los cinco metros de altura. Cuenta con un rizoma tuberoso horizontal del que llegan a salir dos decenas de tallos, todos ellos extremadamente altos. Estos tallos, obviamente, crecen a lo alto y de ellos salen flores panículas.

De estas flores surgirán los frutos. En este caso, son pequeñas cápsulas tipo semillas, de un color que está a medio camino entre el marrón y el verde, al menos en la Elettaria Cardamomum, la especie más extendida en todo el mundo. Sus semillas son algo más oscuras. Ésta es originaria de Sri Lanka, Indonesia y Malasia, donde las plantaciones se extienden más allá de donde alcanza la vista.

Debido a su reconocible aroma, el cardamomo es uno de los tipos de planta que se usa para aromatizar el café. No obstante, también se usa para condimentar algunos alimentos como encurtidos. En concreto, es el cardamomo negro (amomum subulatum) el que se utiliza para este menester. Es debido a su especial aroma alcanforado, ideal para platos potentes y contundentes. De ahí que también se use en alimentos en escabeche.

No obstante, la variedad más buscada y de mayor valor es la conocida como Minor. Se trata de un cardamomo de tamaño más reducido que sólo se obtiene en Ceylán y la costa de Malabra en la India. Su valor está en sus propiedades curativas, aún muy utilizadas en medicina tradicional, para tratar afecciones estomacales. Muy similar al cardamomo de Camboya, pero éste está más extendido.

Dónde se cultiva el cardamomo

¿Dónde se cultiva el cardamomo? Como ya hemos comentado, esta hierba de grandes propiedades es originaria de las selvas tropicales de Sri Lanka y Malasia, donde se empezó a cultivar en torno al siglo VIII. No obstante, cinco siglos más tarde, también comenzó su producción en masa en Sumatra. Y es que el clima y las condiciones de La India meridional son ideales para su crecimiento en cantidad y calidad.

De hecho, el éxito de su acogida durante siglos, la buena salida que tiene y el dinero que deja a sus agricultores, ha hecho que en zonas de Tailandia, Nepal y América Central, se lancen al cultivo de cardamomo. Es más, Guatemala es, desde hace décadas, el mayor productor mundial de cardamomo. A Europa llegó en el siglo XIII, pero su producción es muy limitada en comparación con las mencionadas. En el año 2012, se estima que las exportaciones mundiales de cardamomo alcanzaron las 33.000 toneladas métricas.

Cómo cultivar cardamomo

Por último, vamos a enseñarte cómo cultivar el cardamomo. Una hierba que, curiosamente, se recolecta durante los meses de otoño. Algo que resulta casi obvio, viendo las necesidades tan peculiares que tiene esta planta. De hecho, en España no se da demasiado su cultivo, porque la condición innegociable es que tenga un clima húmedo, incluso más allá de Galicia. Hablamos de humedad tipo jungla, algo imposible de encontrar en España.

No obstante, sí se puede cultivar de forma doméstica, creando un entorno específico. Y es que la sombra también es otro elemento indispensable a la hora de cultivar el cardamomo. Obviamente, si queremos cultivarla en casa, tendrá que ser en exterior, pues su tamaño llegará a ser más alto que el techo. De ahí que en las selvas y junglas de La India, crezca de maravilla. Allí, no sólo tiene humedad y sombra, sino el arco de temperatura que demanda: de 18 a 22º.

Y luego está el suelo. Si queremos saber cómo cultivar cardamomo, debemos tener claro que, a pesar de la humedad, el suelo no puede estar empozado de agua o la planta se marchitará. Sí, debe estar húmedo, pero no encharcado. Ni que decir tiene que las temperaturas altas y la sequía son letales para el cardamomo. Si además, cuentan con un buen compos y drenan bien, crecerá como si no hubiera un mañana.

A la hora de regar el cardamomo, está claro que en verano y primavera hay que regarlo a diario. Mucha humedad, pero sin pasarse. Con esto bastaría, porque si le damos a la planta un suelo rico en materia orgánica, no necesitará mucho abono.

Ahora, tampoco le viene mal la sobrealimentación. Si con el agua debemos tener cuidado, con el abono, todo lo que le des, será bienvenido por la planta. Es más, especialmente recomendables son los abonos minerales como complemento, a dárselos en primavera y otoño. Sí, es complicado cultivar cardamomo pero si lo consigues, serás un privilegiado, al menos a nivel doméstico.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos