Virus en el mundo ¿cuáles fueron parecidos al coronavirus?

Virus en el mundo ¿cuáles fueron parecidos al coronavirus?. Habíamos oído hablar de la gripe aviar, las vacas locas, la peste porcina, el ébola, la malaria, etc. Pocos habíamos oído hablar del término coronavirus o al menos, yo no lo recuerdo. Hoy en día, todos los habitantes de nuestro planeta lo conocen y lo temen. […]
ElBlogVerde.com

Virus en el mundo ¿cuáles fueron parecidos al coronavirus?. Habíamos oído hablar de la gripe aviar, las vacas locas, la peste porcina, el ébola, la malaria, etc. Pocos habíamos oído hablar del término coronavirus o al menos, yo no lo recuerdo. Hoy en día, todos los habitantes de nuestro planeta lo conocen y lo temen. Sin embargo, no es un virus ajeno a los epidemiólogos ya que se trata de un tipo concreto de virus ya conocido. El problema es su mutación, ya que es un virus que como la gripe, puede mutar y hacerse cada vez más violento y resistente a los tratamientos.

Qué son los Coronavirus humanos

Los coronavirus humano o lo que es lo mismo, HCoVS, fueron descubiertos en los años 60, considerados como virus menores o con escasa consecuencias hasta la fecha de hoy. Han estado formando parte de nuestra vida, siendo los responsables de entre un 1o y 30% de las infecciones de las vías respiratorias superiores. Prácticamente toda la población ha sufrido infección por coronavirus o lo que es lo mismo, todos hemos padecido un resfriado común.

Coronavirus humano

El coronavirus, es un virus de los denominados ARN virus, es decir, que utilizan el ácido ribonucleico como material genético. En otras palabras, necesitan el ARN para su replicación. Dentro de los ARN virus, existen 4 tipos o géneros, α, β, γ y δ, de estos cuatro géneros, son el género α y β los que tienen la capacidad de infectar a los seres humanos.

Existen 4 cepas capaces de infectar las vías respiratorias superiores en los seres humanos, estas son HCoV 229E, NL63, OC43, HKU1. Estas cepas son éndemicas en todo el mundo, siendo los principales portadores los murciélagos. El murciélago es capaz de alojar al virus y propagarlos hasta provocar una epidemia o pandemia.

Cuando el murciélago infectado muerde a otros animales salvajes o domésticos, éstos quedarán infectados. Con el contagio entre distintas especies surgen las mutaciones en su genoma, mutaciones que pueden modificar su capacidad infecciosa y también su agresividad. Veamos otros Virus en el mundo parecidos al Coronavirus.

ANUNCIO

Virus en el mundo parecido al Coronavirus – SARS

Los coronavirus prácticamente no requerían de asistencia médica, pero en el año 2002 comienzan a aparecer distintos casos de neumonía atípica. Los primeros casos se describieron en la provincia de Guangdong, China. Se trataba de una neumonía peculiar que pronto se convirtió en epidémica, infectando más de 20 países.

El nombre que recibió esta nueva neumonía atípica fue Severe Acute Respiratory Syndrome (Síndrome respiratorio agudo grave) o lo que es lo mismo SARS. El gérmen que lo causaba, β-HCoV recibió el nombre de SARS-CoV. El foco de la epidemia fue un mercado callejero donde se vendían animales vivos, siendo los responsables las civetas y los mapaches.

ANUNCIO

Según se iba investigando sobre la enfermedad, los científicos se dieron cuenta que éstos animales eran hospedadores del virus, después de la mordedura de los murciélagos, principales reservorios naturales del virus.

Los síntomas que producía el SARS en los seres humanos eran fiebre, tos, insuficiencia respiratoria y en los casos más graves, diarrea líquida. De todos los infectados, entre el 20 y el 30%,  requirieron ventilación asistida y un 10% de los infectados graves, fallecieron. El SARS, como ocurre ahora con el Covid-19, se agravaba cuando el paciente era una persona de edad o con patologías previas.

El SARS produjo también contagios entre humanos pero se reducía al ámbito hospitalario por culpa de la carga vírica que allí se concentraba.

Como ocurre con las epidemias, pronto se trasladó a otras regiones y países. El primer caso de internacionalización del virus se originó en el Hotel Metrople de Hong Kong. Después y también en Hong Kong surgió otro brote en el complejo de viviendas llamado Amoy Gardens, ambos casos fuera del ámbito hospitalario.

Complejo Urbanístico Amoy Gardens

Estos contagios evidenció que el contagio hombre-hombre, se producía y propagaba a gran velocidad. A día de hoy, todavía no se sabe como el virus pudo transmitirse de animal a humano y de aquí pasar al contagio entre humanos. No obstante, era difícil el contagio directo entre humanos, por lo que la epidemia acabó igual que empezó, súbitamente.

La OMS anunció una alerta mundial por el SARS o neumonía atípica el 15 de marzo del 2003, donde los infectados por SARS en el resto del mundo fueron 3.235 y 154 fallecidos. La transmisión local del SARS se había producido en Toronto, Singapur, Hanói, Taiwán y las regiones chinas de Cantón, Hong Kong y Shanxi. El número de contagios por el SARS en China fueron, 8.098 persona, muriendo casi un 10% de los infecados, entorno a las 774 personas.

Podemos decir que el SARS es el primer Virus en el mundo parecidos al Coronavirus actual.

ANUNCIO

Virus en el mundo parecidos al Coronavirus – MERS

MERS

Poco tiempo después, en septiembre del año 2012, otro coronavirus de tipología β-Cov, aparece en el sistema sanitario. Esta vez se detectó y aisló en Arabia Saudí, el paciente era un hombre de 60 años. El cuadro médico fue una neumonía aguda e insuficiencia renal grave.

Esta vez el virus β-Coronavirus se aisló del esputo del paciente que después falleció. Éste fue el primer caso de otra neumonía atípica grave, denominada Coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Sin embargo, el MERS a diferencia del anterior SARS, no llegó a expandirse internacionalmente. Todos los casos de infección fueron en la península de Arabia, en Irán y Argelia. En este caso, la transmisión del virus del MERS, se había producido de animal a humano, concretamente del camello a sus cuidadores. Si hubo algunos contagios en los hospitales en especial, entre personas con gran nivel de contagiosidad o con sistemas inmunitarios debilitados.

El MERS tuvo su máxima virulencia en la época de nacimientos de las crías de los camellos. Las causas del contagio se estableció en los murciélagos que habitaban en los oasis. Éstos mordían a las crías recién nacidas de los camellos, y eran estas crías las que finalmente contagiaban a sus cuidadores.

El balance de afectados arrojó unas cifras de 2.494 personas infectadas, cuyos síntomas era tos, expectoración, neumonía, insuficiencia respiratoria y fallo renal. De todos los infectados, fallecieron aproximadamente el 30%. La diferencia que se estableció entre el MERS y el SARS, era su sintomatología.

El MERS además de provocar neumonías atípicas graves, presentaba cuadros gastrointestinales y fallos renales agudos. A pesar de ser el MERS mucho más virulento, no suscitó ninguna alarma mundial.

ANUNCIO

El MERS fue el segundo Virus en el mundo parecidos al Coronavirus actual.

COVID-19

El 31 de diciembre del 2019, las autoridades chinas informaron de un nuevo brote de neumonía atípica grave o severa. Ésta tenía su foco en un mercado de pescado en la ciudad de Wujan en Hubei. Un nuevo brote provocado por otro coronavirus estaba comenzando a infectar masivamente, con una progesión exponencial.

Tan sólo 10 días después un equipo de investigadores había descifrado el genoma completo de este nuevo virus. Un nuevo coronavirus con muchas similitudes con el SARS. Sin embargo, a diferencia de éste, su peligrosidad radica en la facilidad de transmisión entre humanos, tanto por vía respiratoria como por tocar objetos contaminados. Los síntomas son los prácticamente los mismos, tos, insuficiencia respiratoria y fiebre. Síntomas que en muchas ocasiones pueden confundirse con las alergias tan típicas de la primavera.

A este nuevo virus se le bautizó con el nombre de Covid-19, hoy en día muy conocido y temido mundialmente. Sin embargo, la experiencia y la rapidez en descifrar su genoma, le hará vulnerable. A día de hoy seguimos luchando contra el Covid-19, una batalla que sin duda ganaremos más pronto que tarde.

Una victoria que sólo depende de todos y cada uno de nosotros, cumpliendo con lo estipulado por las fuertes medidas sanitarias. En especial, no saliendo de casa y pasando en ella la cuarentena, porque #yomequedoencasa.

Otros artículos de interés:

ANUNCIO

También te puede interesar