Escrito por Tendenzias

Una tonelada de peces muertos en Cantabria

Una sustancia aún no determinada, que podría ser amoniaco, ha causado la muerte a cerca de una tonelada de peces en el río Besaya. El vertido ilegal fue detectado este fin de semana, mientras que los peces aún siguen siendo recogidos por la Consejería de Desarrollo Rural de Cantabria.

Río Besaya

Según detalló la Dirección General de Biodiversidad, este “desastre ecológico” (tal como ha calificado a la situación) ha provocado la muerte de “un importante número de madrillas, piscardos y algunas truchas de gran tamaño” en las cercanías de Santiago de Cartes.

De acuerdo a lo publicado por RTVE, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, expresó que el producto vertido “parece que es amoniaco”. El mandatario aseguró que lo importante ahora es “buscar a los responsables” para que estos hechos “no vuelvan a ocurrir”.

Consultado acerca de la posibilidad de que el vertido provenga de alguna empresa de la zona, Revilla prefirió no hacer declaraciones y dijo que esa afirmación correrá por cuenta de “los que lo están averiguando”.

Los peces muertos que han sido recogidos ya fueron trasladados a la incineradora de Meruelo. De todas formas, la red aún permanece instalada en el río ya que siguen saliendo a flote muchos peces.

El presidente cantabro manifestó su sorpresa al comprobar que, en una zona que se consideraba degradada, todavía existía vida fluvial. Los lectores de El Diario Montañés, por su parte, prefirieron recordar que el Besaya lleva muchos años de degradación y que los vertidos de las empresas están totalmente fuera de control.

Foto: Flickr

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos