Escrito por Tendenzias

Una roca puede convertir el CO2 en caliza

Cualquier seguidor de El Blog Verde sabe que hoy el día uno de los más malvados “malos de la película” es el dióxido de carbono, uno de los principales gases culpables del efecto invernadero, y por ello del calentamiento global y el cambio climático. Por eso es que muchos están buscando la forma de removerlo de la atmósfera, o sea capturarlo, para que no siga haciendo daño. Ahora se ha descubierto un método que podría ser la solución última.

pridotita

Sí, más de uno se pregunta por qué no se preocupan por dejar de arrojarlo con las industrias, los transportes, etc. Se están preocupando, no tanto como quisiéramos, pero lo hacen, el asunto es que ya es tarde. El calentamiento global ya está sobre nosotros y sus consecuencias se están viendo todos los días, y van a durar muchos años, por más que dejemos hoy mismo de contaminar, algo que no va a suceder por muchos años.

Así que no está mal buscar una alternativa, que es la de capturar el dióxido de carbono, pero… ¿cómo lo capturamos? Y una vez que lo hacemos, ¿a dónde lo metemos?

Algunos decían de almacenarlo en el océano, en formaciones salinas bajo tierra. ¿Pero cuánto tiempo duraría eso? Nadie lo sabe. Pero un nuevo estudio propone que grandes volúmenes de este gas invernadero podría convertirse en roca, y de esta forma podría almacenarse de forma segura para siempre.

El geólogo Peter Kelemen, de la Universidad de Columbia, ha estado estudiando la peridotita durante mucho tiempo. Esta es una roca altamente reactiva que cubre casi la mitad del terreno de Oman, y también aparece en algunos otros lugares del mundo. Esta roca reacciona naturalmente con el dióxido de carbono, removiéndolo del aire y formando con él una roca caliza.

Kelemen ha publicado sus estudios en Proceedings of the National Academy of Sciences, donde dice que el proceso natural de remover el dióxido de carbono del aire podría acelerarse 100 mil veces. Suficiente para hacer una mella significativa al calentamiento global.

La humanidad emite 30 mil millones de toneladas de dióxido de carbono al año, y según Kelemen, la peridotita de Oman sola puede capturar 4 mil millones de toneladas al año, o sea 1/8 de lo que emitimos los humanos.

Los investigadores creen que el dióxido de carbono que emiten las industrias, las plantas de energía, etc, podría bombearse hacia peridotitas. Utilizando tecnología tomada prestada de la industria del petróleo podría lograrse.

"Nuestra previsión es que las pruebas de campo usen CO2 de nuevas plantas energéticas en Omán", dije Kelemen a EL PAÍS. "Esto puede extenderse después; los omaníes planean incrementar mucho su producción de electricidad, y otros países árabes pueden ir detrás, porque prefieren exportar electricidad que gas natural".

"Para Europa", responde Kelemen, "hay la opción de mandar el dióxido de carbono por tuberías hasta los grandes depósitos de peridotita de los Balcanes. Los otros grandes yacimientos existentes en superficie, que están en Papúa Nueva Guinea y Nueva Caledonia, serían inaccesibles para los países occidentales, pero hay depósitos menores en el oeste de Estados Unidos, el norte de África, Rusia y también en su país, España".

Fuente: Popular mechanics

ElBlogVerde.com

Newsletter