Escrito por Tendenzias

Respiración celular de respiración en los animales: ventilación e intercambio gaseoso

La respiración es un proceso fisiológico que consiste en el intercambio de gases con el medio que nos rodea. La respiración celular o respiración interna,  son un conjunto de reacciones bioquímicas que producen la gran mayoría de células. La ventilación es la obtención de oxígeno o expulsión de dióxido de carbono, más conocido como inspiración y espiración, el proceso que realiza entre la inspiración y la espiración, es el intercambio gaseoso.

Qué es la respiración celular

La respiración es un proceso fisiológico que consiste en el intercambio de gases con el medio que nos rodea. Respirar implica absorber aire, tomar parte de las sustancias y expulsarlo después de haberlo modificado. Por otra parte, la célula, unidad básica y fundamental de los seres vivos, cuenta con un sistema de reproducción independiente.

Estas definiciones nos pueden  permitir comprender en qué consiste la respiración celular o respiración interna como un conjunto de reacciones bioquímicas que  se producen en la gran mayoría de las células. En este proceso queda implicado el desdoblamiento del ácido pirúvico en dióxido de carbono y agua, la producción de moléculas que se forman en el ATP.

En conclusión, la respiración de las células reducen el oxígeno y producen energía y agua. Estas reacciones son necesarias e indispensables para la nutrición celular. La liberación que se produce en la células, es decir, la energía queda desarrollada de manera controlada. Parte de esta energía se introduce en el ATP. Gracias a este proceso se pueden utilizar en procesos como el anabolismo que, en resumen, es el mantenimiento de la célula y desarrollo del organismo.

La respiración celular o, mejor dicho, la respiración interna del organismo se puede quedar divida en dos tipos: respiración aeróbica y respiración anaeróbica. En la respiración aeróbica está interviniendo el oxígeno como receptor de los electrones, ya que estos liberan las sustancias orgánicas. Por el contrario, la propiamente dicha  respiración anaeróbica, en cambio, no cuenta con la intervención del oxígeno, sino que los electrones recaen en otros receptores que pueden ser subproductos del metabolismo de otros organismos.

Por ultimo, es importante saber distinguir entre la respiración anaeróbica y la fermentación, que es un proceso en el que las moléculas procesadas estan en una reducción interna.

Qué relación hay entre la ventilación y el intercambio gaseoso

La ventilación, mas comúnmente denominada respiración externa, es el proceso por el cual se intercambian el oxígeno y el dióxido de carbono entre el alvéolo y los capilares sanguíneos pulmonares. Esto origina la conversión de sangre, la cual se encuentra desoxigenada, es decir, que contiene más dióxido de carbono que oxígeno y que proviene  del corazón en sangre oxigenada. Esto quiere decir que tiene más oxígeno que dióxido de carbono. Dentro de la respiración externa podemos encontrar la inspiración y la espiración:

  • La inspiración. Este proceso consiste en la entrada de aire al organismo, por medio de las la fosas nasales o la boca, realizando todo el recorrido hasta que el organismo recibe el oxígeno, que es llevado hasta el alvéolo y los capilares sanguíneos pulmonares.
  • La espiración. El proceso contrario de la inspiración es la salida de aire por medio las fosas nasales o la boca, desde los alvéolos y los capilares sanguíneos pulmonares, realizando todo el recorrido, hasta las fosas nasales y la boca, donde serán expulsados pero en vez de expulsar oxígeno, se expulsará dióxido de carbono.

Entre esos dos procesos que complementan la ventilación, se encuentra un proceso muy conocido por su nombre, que hace referencia al intercambio gaseoso. Como hemos explicado antes, esto se produce en los alveólos y los capilares sanguíneos pulmonares. El intercambio gaseoso es cuando la sangre llega a los pulmones y tiene un alto contenido en dióxido de carbono y muy escaso en oxígeno. El oxígeno pasa por difusión por medio de las paredes de los alvéolos y capilares a la sangre. Una vez allí, este es transportado por la hemoglobina, que se encuentra localizada en los glóbulos rojos, que estarán siendo llevados hasta las células del organismo o del cuerpo donde, a través del mismo proceso de difusión,  pasarán al interior para ser utilizados posteriormente. A esto se le denomina inspiración. El proceso de difusión el dióxido de carbono se produce porque este pasa por los alvéolos transportado por el plasma sanguíneo. Aunque el dióxido de carbono está disuelto, en parte también es transportado por los glóbulos rojos. A este proceso es el que nos hemos referido anteriormente como la espiración, es decir, esta es la relación que une la ventilación con el intercambio gaseoso.

Tipos de respiración

En los grupos de animales o de seres vivos podemos encontrar distintas formas de respiración. A continuación, describiremos un poco qué tipo de animales son, qué respiración utilizan y explicaremos cómo funciona su sistema respiratorio. Algunos ejemplos claros son:

  • Protozoos, esponjas y celentéreos. Estos animales consiguen el oxígeno disuelto en el agua. Por medio de difusión el oxígeno pasa a las células y de la misma forma el dióxido de carbono se consigue difundir.
  • Anélidos, artrópodos y anfibios. Realizan la respiración a través de la piel. A este tipo de respiración se le llama respiración cutánea. Estos animales viven en ambientes húmedos o acuáticos. Para que se realice este tipo de respiración se precisa una piel fina y permeable a los gases, además, la misma tiene que estar casi permanentemente húmeda.

Algunos seres vivos que no son animales también realizan respiración pero distinta a la pulmonar. Por ejemplo, la respiración traqueal es propia de insectos y artrópodos terrestres. El aparato respiratorio de estos animales está formado por una serie de tubos. El aire entra por unos pequeños orificios, llamados estigmas. Podemos encontrar otro tipo de respiración, la respiración branquial. Como su propio nombre indica, su aparato respiratorio esta formado por branquias. Este aparato es característico de animales acuáticos, como pueden ser los peces, moluscos, crustáceos etc.

Existen  dos tipos de branquias: externas y internas. Las primeras pueden que sean evolutivamente hablando más primitivas.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos