Escrito por Tendenzias

Qué es la reproducción en los animales: reproducción sexual y asexual

Mediante la reproducción los organismos dan lugar a descendientes semejantes a ellos mismos, que pueden presentar diferencias a los progenitores, o bien ser idénticos a ellos. Esto garantiza la supervivencia de las distintas especies.

En todo proceso de reproducción existen uno o dos progenitores, que dan origen a uno o varios descendientes a los que se transmite la información genética.

Existen dos tipos de reproducción: la reproducción sexual y la reproducción asexual. Aunque en algunos casos, como en algunos celentéreos, se simultanean ambos tipos de reproducción; se habla entonces, de reproducción alternante.

Reproducción asexual en los animales

En la reproducción asexual interviene un único progenitor que da lugar a copias exactas de sí mismo. La descendencia contiene la misma información genética que el progenitor.

La reproducción asexual no precisa de gametos. Los descendientes pueden surgir de la división del organismo progenitor o de la división de una sola de sus células.

Los protozoos, las algas y los hongos se reproducen asexualmente. Algunos animales y plantas también utilizan este tipo de reproducción como alternativa a la sexual.

Modalidades de reproducción asexual

  • Gemación: consiste en la formación de una protuberancia o yema. Esta yema, formada por una masa de células que se reproducen por mitosis (ya que hay un solo progenitor), se separa posteriormente y crece hasta desarrollar un nuevo individuo. Este tipo de reproducción se da, por ejemplo, en la hidra de agua dulce. Existe otra posibilidad y es que las yemas también pueden quedar unidas al progenitor originando una colonia, como ocurre en el caso de los corales. En el caso de las esponjas de agua dulce, las yemas son internas y reciben el nombre de gémulas. Estas están recubiertas por una capa protectora y actúan como formas de resistencia frente a condiciones desfavorables (frío, sequía, etc.). Estas gémulas se liberan al medio al morir la esponja y, en la época apropiada (primavera), rompen su cubierta y regeneran un individuo nuevo.
  • Escisión o fragmentación: consiste en la división del progenitor en dos o más fragmentos, cada uno de los cuales generará un individuo completo. Este tipo de reproducción se da en algunas algas, en celentéreos, como la anémona, y en gusanos, como la planaria. Algunos animales como la estrella de mar, utilizan este mecanismo para regenerar partes perdidas de su cuerpo.

Reproducción sexual en los animales

En la reproducción sexual generalmente participan dos progenitores, que aportan una o más células especializadas llamadas gametos. Este tipo de reproducción origina descendientes que presentan caracteres heredados de ambos progenitores.

Los gametos son células haploides, que se forman por meiosis (ya que intervienen dos progenitores) a partir de células diploides. Durante la meiosis tiene lugar el proceso de recombinación, gracias al cual la información genética de cada gameto es distinta a la del resto y diferente también a la de la célula progenitora.

La mayoría de las especies que se reproducen sexualmente presentan dos tipos de gametos:

  • Gameto femenino: denominado óvulo en los animales y oosfera en la plantas. Es el gameto y la célula de mayor tamaño, aunque es inmóvil.
  • Gameto masculino: llamado espermatozoide en los animales y anterozoide en las plantas. Es el de menor tamaño y móvil.

Este tipo de reproducción es la más compleja que hay, y se desarrolla en tres etapas:

  1. La formación de los gametos sexuales.
  2. La fecundación (interna o externa).
  3. El desarrollo embrionario.

La formación de los gametos

Los gametos son unas células sexuales haploides que contienen la información genética de uno de los progenitores. Se forman por la meiosis o bien la por mitosis que suceden en las células germinales de organismos pluricelulares (recordemos que los organismos unicelulares presentan únicamente reproducción asexual).

Los órganos productores de los gametos son las gónadas u órganos sexuales primarios: testículos (gónadas masculinas) y ovarios (gónadas femeninas). Además de las gónadas, los órganos sexuales secundarios son glándulas accesorias implicadas en la maduración de los gametos (próstata y glándulas bulbouretrales de los mamíferos).

Estos gametos se forman en un proceso al que se le llama gametogénesis, que se definiría como el proceso de formación de los gametos en el interior de las gónadas. La gametogénesis recibe un nombre diferente atendiendo a si son gametos femeninos (óvulos) recibiendo así el nombre de ovogénesis; o bien si son los gametos masculinos (espermatozoides) a la cual se le llama espermatogénesis.

Ovogénesis

La ovogénesis se desarrolla en el interior de los folículos ováricos, y consta de dos divisiones meióticas, que se llevan a cabo de la siguiente manera:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Multiplicación o proliferación I.
  • Crecimiento I.
  • Maduración I (meiosis).
  • Y de nuevo los mismos procesos en la segunda división meiótica, obteniendo así un óvulo y tres corpúsculos polares que degenerarán.

Espermatogénesis

La espermatogénesis se produce a partir de las células germinales situadas en las paredes de los tubos seminíferos. Al igual que la ovogénesis, consta de dos divisiones meióticas en las que se distinguen las siguientes etapas:

  • Multiplicación o proliferación I.
  • Crecimiento I.
  • Maduración I (meiosis).
  • Y de nuevo los mismos procesos anteriores, teniendo como resultado cuatro espermátidas (n) que tras la espermiogénesis o diferenciación se transformarán en espermatozoides.

La fecundación

Es el proceso de unión de los gametos masculino y femenino, seguido de la fusión de los núcleos de ambos (cariogamia), para formar el cigoto.

Según el lugar donde se realice, la fecundación puede ser interna o externa.

Fecundación externa

La fecundación externa es típica de animales acuáticos y de algunos organismos terrestres (insectos y anfibios). Los óvulos son fecundados en el medio, tras su puesta en el agua y, por tanto, fuera del organismo materno. No existe apareamiento, y el encuentro de los gametos sucede de manera fortuita.

Fecundación interna

La fecundación interna es característica de animales terrestres y de muchos animales acuáticos.

El óvulo es fecundado en el interior del aparato reproductor femenino, ascendiendo por el oviducto (las trompas de Falopio). El gameto masculino llega al femenino mediante el apareamiento y la cópula, que requiere la existencia de un órgano copulador en el macho, el pene.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

El desarrollo embrionario

Es el proceso por el que se forma un nuevo individuo a partir del cigoto.

Se produce en dos etapas sucesivas: el período embrionario y el período postembrionario.

El período embrionario comprende los hechos que se producen desde la formación del cigoto hasta el alumbramiento del nuevo ser. Se divide en tres etapas: segmentación, gastrulación y organogénesis, esta última sería la etapa de especialización celular, en la que se van formando los órganos.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos