Escrito por

¿Qué son las aguas residuales?

¿Qué son las aguas residuales? A grandes rasgos, todo el mundo sabe lo que son las aguas residuales. Ahora, para ser un elemento de uso diario y común, el desconocimiento sobre ellas es abrumador. Por ello, hoy te contamos qué son las aguas residuales y otros elementos de interés.

¿Qué son las aguas residuales?

Lo primero pasa por saber qué son las aguas residuales. Básicamente, las aguas residuales es la denominación que reciben las aguas resultantes tras ser usadas por el ser humano. Ya sea en viviendas, fábricas, en actividades ganaderas u otros sitios, lo habitual es que arrastren suciedad y contaminación con ellas.

Así, las aguas residuales suelen ir acompañadas de restos orgánicos, grasas, detergentes, residuos, herbicidas y otros elementos que, en ocasiones, son altamente tóxicos. Obviamente, la naturaleza hace que estas aguas residuales acaben, de una forma u otra, de vuelta a ella. Está claro que no pueden hacerlo con los altos niveles de contaminación que llevan.

Para ello, las aguas residuales deben ser depuradas. De ahí que sean conducidas a estaciones depuradoras, donde se les aplican tratamientos específicos para ser devueltas a la naturaleza en las mejores condiciones posibles.

A pesar de ello, y de las fuertes multas que implican, en muchas ocasiones estas aguas residuales acaban llegando a la naturaleza sin depurar. Vertidos a ríos, lagos o mares que son capaces de cargarse un entorno natural de milenios, en cuestión de días. Es más, los ríos de medio mundo han visto como la fauna que los poblaba hace poco más de medio siglo, ha acabado por extinguirse.

Y es que las bacterias que contienen las aguas residuales, sobre todo patógenos, las convierte en altamente peligrosas. De hecho, es habitual que su consumo derive en fiebre tifoidea, disentería o cólera. Hepatitis infecciosa o poliomielitis son otras enfermedades habituales con la exposición a aguas residuales.

Las aguas residuales, además, conllevan otros daños como los malos olores en el entorno, debido a la descomposición de sus complejos orgánicos. La acción tóxica y potencialidad infectiva de las aguas residuales, las convierte en un peligro latente para todo ser vivo que ande cerca. Además, la presencia de aguas residuales, supone un empeoramiento patente de la apariencia física de la zona.

Tipos de aguas residuales

Una vez aclarado qué son, conviene conocer los tipos de aguas residuales. Y es que, según su tipología, tendrán un nivel de peligrosidad mayor o menor. Eso sí, en todos los casos, el origen de las aguas residuales está vinculado a la acción del ser humano. Básicamente, es un daño colateral innegociable que acarrea la evolución. Estos son los tipos de aguas residuales.

Aguas residuales domésticas

Las aguas residuales domésticas son las que generan los seres humanos en sus domicilios. Es decir, la que se derivan del aseo personal, de la cocina, de la limpieza o del propio cuerpo humano. Obviamente, las aguas residuales domésticas van siempre acompañadas de materia orgánica, jabones, detergentes y grasas. Cuando son del baño, también llevan orina y heces.

Aguas residuales industriales

El nombre de las aguas residuales industriales no engaña. Son las aguas que se derivan de los procesos industriales y son altamente contaminantes. Lo son porque contienen antibióticos, metales pesados, ácidos, aceites o elementos de origen animal, vegetal, químico o mineral. La industria alimenticia, junto a la química, son las que más aguas residuales generan en todo el mundo.

Aguas residuales urbanas

Las aguas blancas son las aguas residuales cuya procedencia es la lluvia, la nieve o el deshielo. A pesar de tener cierto grado de limpieza, al llegar al suelo se mezclan con lo que van arrastrando. Por tal motivo, en las aguas residuales blancas también se incluyen las aguas usadas para limpiar lugares públicos.

Aguas residuales agrícolas

Por último, las aguas residuales agrícolas son las que llegan de las labores agrícolas en zonas rurales. A pesar de haberse reducido sobremanera en los últimos años, siguen siendo grandes cantidades. El problema es que hay ocasiones en las que esas aguas van tratadas y otras en las que no.

Tratamiento contra las aguas residuales

Por último, toca echar un ojo al tratamiento contra las aguas residuales. El proceso por el que las aguas contaminadas son reconvertidas a aguas funcionales y aptas para uso y consumo. Estos son los tratamientos contra las aguas residuales.

Tratamiento primario

El tratamiento primario es el primer paso del reciclado de aguas residuales. En este primer paso, se trata el asentamiento de sólidos. Básicamente, se separan los elementos sólidos de gran tamaño y el agua. Se hace a través de rejillas, aunque también se utilizan trituradoras. A continuación, se utiliza el desarenado para separar los elementos sólidos pequeños.

El tratamiento primario se encarga de eliminar, en su mayoría, aceites, grasas, arenas y sólidos gruesos. Para hacerlo, usa tratamientos como el cribado, la sedimentación, la maceración o la filtración con grava.

Tratamiento secundario

El tratamiento secundario supone el tratamiento biológico de la materia orgánica existente en las aguas residuales. Este proceso los transforma en elementos sólidos suspendidos, lo que facilita su retirada. Este tratamiento se aplica a partir de bacterias específicas que suelen estar ya presentes en el agua.

Restos humanos, de comida, jabones y detergentes son los que se retiran en este tratamiento secundario. Desbaste, fangos activos, placas rotativas o reactores biológicos son algunas de las técnicas usadas en este segundo paso.

Tratamiento terciario

El tratamiento terciario es el último paso que se da para retirar la masa biológica del agua residual. En este caso, se aplicarían desinfecciones, filtraciones o lagunas. Es el paso previo para que el agua sea devuelta a la naturaleza, en un esto óptimo.

Lo normal es que el tratamiento terciario sea de consolidación. El objetivo de este paso es consolidar la calidad del agua y potenciar sus bonanzas. Para lograrlo, utiliza tratamientos como la filtración por arena, el lagunaje, humedales artificiales, la remoción de nutrientes o la desinfección.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos