Escrito por

Qué es una glaciación y por qué ocurre

Nuestro planeta, a lo largo sus 4 mil millones de años, ha experimentado un total de cinco glaciaciones. Consisten en períodos en los que la temperatura era lo suficientemente fría como para que se formara hielo en los polos. La primera glaciación, conocida con el nombre de ‘glaciación de Huronia’, tuvo lugar hace poco más de 2 mil millones de años. Y la última -o la más moderna- tuvo lugar hace ‘apenas’ 10.000 años.

¿Sabes qué es una glaciación?

En la actualidad, tal y como opinan muchos expertos, estamos inmersos en un período de glaciación conocido técnicamente con el nombre de Cuaternario.

Como ya te hemos explicado en alguna que otra ocasión, dentro de cada glaciación existen períodos interglaciales o cálidos, cuando el hielo tiende a retroceder. Y también ocurren períodos fríos en los que las capas de hielo se extienden por una mayor superficie de la Tierra.

Sin embargo, durante los períodos cálidos y fríos de una glaciación siempre existe algo de hielo en los polos. Y aunque en la actualidad estamos viviendo un período más bien cálido, y la Tierra no está completamente cubierta de hielo, aún existe en los polos norte y sur (como probablemente sepas ya).

Es cierto que algunas personas utiliza, quizá erróneamente, el término de «edad de hielo» para referirse a una glaciación. Otros, no obstante, lo utilizan para identificar un período frío dentro de una glaciación. En función del uso que se le dé al término, dentro del período interglacial que estamos viviendo ahora mismo -durante la Glaciación Cuaternaria-, podemos -o no- estar viviendo en una «edad de hielo», dependiendo de la definición que más guste (de hecho, si quiera los propios expertos se ponen de acuerdo en este sentido).

¿Qué es una glaciación y cuándo ocurren?

Lo que sí es cierto es que los científicos saben que las glaciaciones ocurren cuando la temperatura promedio de la Tierra cae por debajo de un determinado umbral, pero no tienen la seguridad de qué es lo que ocasiona que la temperatura baje tanto como para causarla.

Sí están de acuerdo en la definición de glaciación: consiste en la modificación de la superficie terrestre por la acción de los glaciares. De hecho, el movimiento de los glaciares a través de los continentes ocasionó un cambio profundo en el paisaje, a través de la erosión, el transporte y la deposición tanto de rocas como de sedimentos. Podríamos decir que los glaciares esculpieron algunas de las características más espectaculares respecto a la erosión en altas cordilleras montañosas.

Podríamos definirla incluso como el movimiento de una gran capa de hielo sobre una determinada superficie terrestre. O, lo que es lo mismo, consiste en la formación de glaciares en grandes superficies de la corteza terrestre, mientras que el conocido como «período glacial» se trata precisamente de la etapa en que se produce este fenómeno.

Una glaciación se caracteriza principalmente por ser un período, más bien largo, en el que la temperatura global de la Tierra baja, dando como resultado la expansión del hielo continental tanto de los glaciares como de los diferentes casquetes polares.

En nuestro pasado geológico, hasta un tercio de la superficie terrestre se encontraba cubierta por gruesas capas de hielo glacial. Sin embargo, ¿sabías que hace solo 10.000 años la última capa de hielo glacial presente en América del Norte terminó por derretirse por completo?.

Causas de la glaciación

¿Cuáles son las causas de una glaciación?

Como te comentábamos, los científicos no están completamente seguros de qué es lo que puede hacer que la temperatura terrestre baje tanto, y termine por causar una glaciación. No obstante, se han desarrollado algunas teorías o hipótesis:

  • Cambios en los niveles de dióxido de carbono. Así como el aumento en los niveles de dióxido de carbono pueden causar un calentamiento global, las disminuciones en estos niveles podrían causar un enfriamiento global. Esta reducción podría ser producida por interacciones entre los seres vivos, por cambios en las corrientes oceánicas, o por muchos otros factores.
  • Cambios en la órbita de la Tierra. Las variaciones registradas en la órbita de la Tierra pueden causar un enfriamiento o un calentamiento global en una escala menor de tiempo. Así, dentro de las propias glaciaciones pueden ocasionar transiciones entre períodos fríos y cálidos.
  • Placas tectónicas. Cuando las placas tectónicas se mueven pueden llegar a colisionar. Y, a veces, cuando esto ocurre, una gran parte de un continente puede levantarse, lo que puede a su vez cambiar los patrones de circulación del océano y de la atmósfera.

Además de estas teorías, también podemos mencionar la hipótesis de las variaciones en la actividad solar. No obstante, los científicos parecen estar de acuerdo en que los cambios en la corteza terrestre y la propia deriva continental pueden influir.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?