Escrito por

¿Qué es fracking?

De un tiempo a esta parte, es una palabra que se escucha de forma habitual en los Informativos. Y a pesar de ello, mucha gente aún no sabe qué significa. Hoy te contamos qué es fracking, sus riesgos, ventajas y cómo está el fracking en España.

¿Qué es el fracking?

Lo primero es saber qué es fracking, también conocido como fracturación hidráulica. El fracking es una técnica que permite extraer el denominado gas de esquisto. Se trata de un hidrocarburo no convencional que está atrapado en capas de roca a profundidades importantes. Por tanto, para llegar a estas rocas, hay que perforar el suelo.

Una vez se ha llegado a la roca, en ésta se inyectan cantidades absurdas de agua en alta presión, combinadas con elementos químicos y arena. El objetivo de esta mezcla es ampliar las fracturas que ya tienen las rocas para que este gas metano salga y poder almacenarlo. Ojo, hablamos de perforaciones de hasta 3.000 metros de profundidad, cuyo impacto en la corteza terrestre es tremendo

Sin conocer demasiado qué es el fracking, se entiende por qué está considerada una técnica polémica y peligrosa. Los daños que procura al medio ambiente son, en algunos casos, irreversibles. A pesar de ello, es el fracking se ha extendido de forma considerable por todo el mundo. Especialmente en Estados Unidos, donde podrían tener autosuficiencia energética en poco más de 15 años.

No obstante, está por ver qué normativas rigen el mundo en 15 años. El fracking ya está siendo prohibido en países como Francia y en vías de estarlo en otros como Reino Unido. Mientras, estados como Nueva York, también lo han prohibido, por sus consecuencias en su zona de influencia.

En el lado contrario están países como Estados Unidos que están facilitando lo más posible el fracking en su territorio. Al final, el fracking tiene sus ventajas e inconvenientes. Merece la pena ver cuáles son y comparar, para tener una visión más global del asunto.

Las ventajas del fracking

Las ventajas del fracking no son pocas. A corto plazo, es una técnica que ofrece réditos casi de forma instantánea. A largo plazo, la cosa cambia. Pero como los que mandan, puede que no estén en cuatro años, se limitan a cumplir durante ese periodo. Así, éstas son las ventajas del fracking.

  • Gas y petróleo – El fracking permite acceder a estos dos combustibles que, de otra manera, no podrías ser explotados. Por ejemplo, países como Estados Unidos, están viendo un renacer del petróleo gracias al fracking. Un impacto que se ha notado en la economía mundial, pues el precio del combustible está a niveles de hace seis años.
  • Reservas – El fracking no sólo ha permitido a algunos países multiplicar su abastecimiento, sino que también ha llevado a un almacenamiento masivo. Por lo que pueda pasar. Sin ir más lejos, Estados Unidos tiene reservas para los próximos 100 años.
  • Independencia energética – Obviamente, tener un nivel de explotación como el que permite el fracking, supone ser independiente energéticamente a cualquier país. No tendrá que importar petróleo o gas, ahorrando cantidades ingentes de dinero
  • Repercusión en la economía – Al dinero ahorrado se suma el dinero que generaría en el país. No sólo en exportaciones, sino por empleo e impacto directo en la economía nacional

Los riesgos del fracking

Los riesgos del fracking, sin embargo, sin igual de válidos que las ventajas. Los detractores de esta técnica tienen argumentos de sobra para oponerse. Al final, eso sí, depende de cada país. Sea como sea, estos son los riesgos del fracking:

  • Contaminación – La contaminación del agua y el aire es uno de los elementos más preocupantes. El componente que se inyecta en las rocas es 95% agua, 4,5% arena y 0,5% de aditivos químicos. Son estos aditivos los más peligrosos. No sólo pueden arrasar con todo el ecosistema que haya en el entorno, sino que pueden contaminar el agua que pille cerca. Además, el suelo sobre el que se opere, no podrá ser recuperado
  • Aditivos tóxicos y cancerígenos – Los aditivos químicos que se inyectan en las rocas, además de lo anterior, tienen otro componente de peligro tremendo. Algunas de las sustancias con las que cuentan son tóxicas y cancerígenas. Tanto los trabajadores del fracking, como quienes vivan en la zona, corren el riesgo de verse afectados por estas sustancias liberadas
  • Fugas de metano – Se estima que entre un 5 y un 10% de pozos en los que se opera en Estados Unidos, tiene fugas de metano. Si se ha operado en casi 8.000 pozos, las cuentas son alarmantes. Entre 400 y 800 pozos tienen pérdidas de un gas altamente corrosivo, tóxico y pernicioso.
  • Actividad sísmica – Cuando se lleva a cabo el fracking, inyectando agua a alta presión en grietas del subsuelo, hay consecuencias. En muchas ocasiones, ese operativo puede llegar a una falla y provocar actividad sísmica que puede derivar en terremotos de mayor o menor potencia.

El fracking en España

El fracking en España no ha estado exento de polémica. Baste con decir que España ha sido y es un país tremendamente dependiente de la exportación de petróleo. Se estima que España paga en torno a 100 millones de euros al día en combustibles. Lo que supone 36.500 millones de euros al año

Obviamente, tener sus propios pozos de explotación, en los que sacar petróleo y gas, abarataría de forma notable esa factura. ¿Merece la pena ahorrar dinero a cambio de cargarse el entorno medioambiental del país? Depende de cada Comunidad Autónoma. El Tribunal Constitucional dejó abierta la puerta a que sea cada Autonomía la que decida libremente si lo permite o lo prohíbe.

Al final, España depende mucho del turismo y cargarse el medio ambiente, afectaría a esta industria. Son muchos elementos a tener en cuenta. Por tal motivo, en 2016, se puso en marcha una iniciativa para prohibir el fracking en todo el territorio nacional. La iniciativa está paralizada, básicamente porque desde hace casi una década, no hay solicitudes de fracking en España. Por tanto, no parece tener demasiado futuro en España esta técnica.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos