Escrito por

Picadura de medusa: síntomas, tratamientos y duración

De un tiempo a esta parte, las medusas se han convertido en un problema en nuestras costas. Lo que para los niños es un juego, en realidad supone un peligro tremendo para la salud pública. El problema es que no es algo solucionable por el hombre, pues es el viento de Levante quien las lleva a las costas. Por tal motivo, conviene conocer cómo son las picaduras de medusa: síntomas, tratamiento y duración.

Síntomas de una picadura de medusa

Antes de entrar con los síntomas de una picadura de medusa, conviene saber que las medusas no atacan a los humanos. Eso sí, sus células urticantes recorren sus tentáculos y cuentan con veneno en su interior. Si la medusa expulsa dicho veneno es porque se siente amenazada. Bueno, o para cazar.

Dicho lo cual, la mayoría de síntomas de una picadura de medusa no son graves. Los síntomas son limitados. Ahora, hay casos en lo que se puede complicar, si damos con alguna medusa más venenosa de lo habitual. Por tal motivo, no está de más saber los síntomas de una picadura de medusa, para determinar su gravedad.

Así las cosas, los síntomas de una picadura de medusa pueden ir de leves a muy graves. Vamos a repasar todos, de menos a más gravedad.

  • Síntomas frecuentes – Son los síntomas de una picadura de medusa habituales. Los que suelen darse en las playas españolas
    • Ardor
    • Hormigueo
    • Dolor intenso
    • Hinchazón localizado
    • Picazón
    • Dolor pulsátil (que se prolonga por toda la zona de la picadura)
  • Síntomas peligrosos – Cuando la medusa que pica es más venenosa de lo habitual, las reacciones son más potentes. El problema con alguna de ellas, es que sus síntomas pueden aparecer varias horas después, lo que complica el diagnóstico inicial.
    • Dolor de cabeza
    • Debilidad
    • Somnolencia
    • Dolor de estómago
    • Náuseas
    • Vómitos
    • Desmayos
    • Desorientación
    • Problemas respiratorios
    • Aceleración del ritmo cardíaco

Tratamientos contra una picadura de medusa

Los tratamientos contra una picadura de medusa pasan, de forma innegociable, por aplicar tratamiento médico y especializado. Serán los sanitarios quienes determinen qué tipo de medusa ha picado y qué tratamiento aplicar. Esto lo decimos por la cantidad de bulos que hay sobre los tratamientos contra una picadura de medusa y que luego veremos. Lo mejor, acudir a un punto de atención sanitaria.

Así, una vez estemos en manos de especialistas sanitarios, lo habitual es que sigan estos pasos:

  • Limpieza de la zona – Lavar la herida con suero o agua salada.
  • Retirada de restos – Si se ha quedado algún tentáculo en la piel, retirarlo con pinzas o guantes, evitando el contacto directo
  • Paliar el dolor – Aplicar frío local para aliviar el dolor
  • Pomada – Aplicar una pomada con antihistamínico y corticoides para bajar la inflamación

Qué no hacer si te pica una medusa

Hay mucha leyenda urbana sobre las picaduras de medusa. Conviene, por tanto, tener claro qué no hacer si te pica una medusa. Y es que, de hacerlo mal, podemos agravar los síntomas de forma peligrosa. Desde crear una herida mayor en la zona, a disparar el riesgo de que se infecte.

  • Echar vinagre – El vinagre, lejos de sanar la picadura, activará las células urticantes que deja la medusa en nuestro cuerpo. Así, el vinagre activará el veneno y multiplicará el dolor, la inflamación y el picazón.
  • Rascar la zona – Parece obvio, pero el picazón va a ser de tal magnitud en algunos casos, que resulta imposible no hacerlo. Rascar la herida, sólo acrecentará los síntomas
  • Echar arena – La arena no tiene propiedades curativas, ni aliviará los síntomas. Es más, los empeorará al infiltrarse los minúsculos granos de arena en la herida, complicando la curación
  • Orinar la herida – Es una de las leyendas más extendidas y es falsa. Al igual que pasa con el vinagre, su acción será corrosiva con la herida.
  • Lavar la herida en la ducha – No sirve de nada, salvo para quitar la arena, caso que le hayamos echado antes.

La duración de una picadura de medusa

La duración de una picadura de medusa, como todo, depende del tipo de medusa que pique y a quien pique. Obviamente, no es lo mismo que la picadura sea a un adulto, que a un niño que a un anciano. Especialmente en estos dos últimos grupos, debemos vigilar la herida en todo momento, pues una reacción fuerte puede derivar en un shock anafiláctico.

No obstante, la duración de una picadura de medusa puede durar entre 48-72 horas. Eso sí, el dolor intenso de la picadura no irá más allá de una hora. Ahora, las molestias se pueden prolongar durante una semana. Si éste va más allá, es que se ha complicado o infectado. En tal caso, debemos ir a Urgencias a que miren qué ha ocurrido.

Sea como sea, los elementos que influyen en la duración de una picadura de medusa son:

  • Tipo de medusa
  • Tamaño de la medusa
  • Edad del afectado
  • Tamaño del afectado
  • Estado de salud del afectado
  • Tiempo de exposición a los tentáculos
  • Cantidad de piel afectada

Para calcular la duración de una picadura de medusa, conviene saber qué tipo es. Aunque no las reconozcamos, éstas son las cinco medusas más venenosas del mundo.

  • Medusa melena de león gigante – Son las medusas más grandes del mundo y pueden tener un diámetro de copa de un metro. Se mueven por aguas de Pacífico y el Atlántico.
  • Medusa ortiga de mar – Curiosamente, la medusa ortiga de mar se adapta a aguas frías y calientes. Por suerte, la gran mayoría suele estar en la Costa Noreste de Estados Unidos.
  • Medusa irukandji – El peligro de esta especie está en que su descarga de cnidocitos dispara la presión sanguínea, lo que puede derivar en una hemorragia cerebral. Sus tentáculos pueden llevar a medie 80 cm
  • Carabela portuguesa – La carabela portuguesa se conoce como botella azul por su intenso color. Suele moverse por mares cálidos y es reconocible porque cuenta con una burbuja de gas que le permite estar tiempo en la superficie
  • Medusa avispa de mar (la más venenosa de todas) – Se mueve por costas australianas y tienes 60 tentáculos que pueden alcanzar los 3 metros. El veneno es tan letal que puede provocar un paro cardíaco.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos