Escrito por Tendenzias

Mosca Blanca – Cómo combatir una plaga en tu huerto ecológico

Aunque suene raro, hoy te vamos a hablar de la mosca blanca y cómo combatir una plaga en tu huerto ecológico. Y decimos que puede sonar raro porque mucha gente no ha viso una mosca blanca en su vida. Pero están ahí, agazapadas y dispuestas a cargarse tu huerto ecológico si no tomas medidas. Por tal motivo, y aunque no las conocieras, no está de más que sepas qué es la mosca blanca y cómo combatir una plaga en tu huerto ecológico.

Mosca blanca

La mosca blanca es un insecto habitual en zonas verdes, huertos, jardines y arboledas. Su nombre no engaña, es una mosca con las alas blancas por lo que es muy fácil distinguirla. Además, no llega a medir más de 3 mm por lo que no hay lugar a confusión. Eso sí, si quieres entrar más a fondo sobre este insecto, te avisamos que hay más de 1.000 tipos de mosca blanca.

A pesar de su aspecto cuasi angelical, la mosca blanca nos puede destrozar un huerto ecológico o un cultivo en cuestión de horas. Para empezar, se mueven por zonas verdes con suma destreza, lo que les facilitar ir donde buscan. ¿Y dónde buscan? Pues en el interior de las plantas. La mosca blanca se introduce, gracias a su pequeño tamaño, en las plantas y les chupa la savia. Al dejarlas sin savia, éstas quedan heridas y débiles, lo que da lugar a la clorosis.

Al carecer de savia, las plantas no terminan su proceso de maduración y, por tanto, ni darán frutos, ni sus flores u hojas se desarrollarán con normalidad. Lo más normal es que sequen y caigan.

Otro de los elementos a tener en cuenta de la mosca blanca es que, como mosca que es, puede propagar todo tipo de infecciones. Hongos y bacterias que se cargarán, de forma irreversible, toda tu plantación. Para colmo, la mosca blanca, al succionar la savia, suelta una melaza que es muy del gusto de las hormigas. Por lo que una plaga de mosca blanca en tu huerto ecológico, si no la vigilas, puede derivar en otra de hormigas sin solución de continuidad.

Los cultivos favoritos de la mosca blanca son la calabaza, las judías, el melón, la sandía, el pimiento, los tomates y los pepinos. Y no pienses que el hecho de vivir, como mucho, 30 días te va a solucionar el problema. La mosca blanca se reproduce con una facilidad pasmosa, por lo que mejor ponte manos a la obra con ella.

Cómo combatir una plaga de mosca blanca

Aprender cómo combatir una plaga de mosca blanca se antoja imprescindible. Aunque antes debes conocer las señales que te alertarán de su presencia. Tan sencillo como mirar las hojas de tus cultivos y comprobar sin tienen pequeños puntos verdes de un tono más claro que el de la hoja. Son muy localizables, sobre todo en brotes recientes.

A la hora de saber cómo combatir una plaga de mosca blanca, hay que saber que este insecto suele atacar en épocas de calor. Incluso soportan temperaturas de hasta 40º. Por tal motivo, en primavera y verano debes estar especialmente alerta y verificar, a diario, que las hojas de tus cultivos no tengan ni mosca blanca, ni huevos de mosca blanca. Si no hay moscas ni puntos verdes, puedes reconocer su paso por un polvillo blanco que dejan a su paso.

Otro elemento clave para combatir una plaga de mosca blanca es reducir lo más posible el uso de nitrógeno, pues las atrae sobremanera. También ayuda que tengas rotación de cultivos. La biodiversidad fomentará que tengas otros depredadores naturales que te ayuden a evitar este tipo de plagas.

No obstante, si la mosca blanca ya se ha asentado en tu plantación, una forma de combatirla es con reflectantes. Esto es, con los CDs de toda la vida o papel de aluminio. Parece tontería pero servirá para alejar a la mosca blanca.

Otra alternativa es coger dos litros de agua y añadirle una cucharada de jabón neutro. Con esta mezcla, rocía todo tu cultivo y evitarás que la mosca blanca te moleste. Hazlo una vez a la semana y, si puede ser, a última hora de la tarde, pues la mosca blanca gusta de atacar de noche.

Por último, otra alternativa sorprendente es la albahaca. Una especia que a los humanos nos encanta, resulta que a la mosca blanca le da repulsión. Si siembras algo de albahaca en varios puntos de tu huerto, garantizarás que la mosca blanca no aparezca.

Métodos ecológicos para eliminar una plaga de mosca blanca

Si lo que buscas son métodos ecológicos para eliminar una plaga de mosca blanca, lo tienes tan sencillo como ponerle trampas cromáticas. Como su nombre indica, son trampas de un color amarillo que hace hasta daño. Además, puedes comprarlas en tiendas especializadas o hacerlas por tu cuenta, pues es muy sencillo. Basta con echar algo de aceite en un fondo amarillo y la mosca blanca que se acerque al aceite, se quedará pegada. Eso sí, no abuses de este método.

Otra de los métodos ecológicos para eliminar una plaga de mosca blanca es el tanaceto. Se trata de una planta específica que no sólo controla plagas de mosca blanca, también de hormigas, pulgón, gusanos u orugas. Para ello, debes mezclar una parte de tanaceto en ocho de agua, hervir durante 20 minutos a fuego lento y dejar reposar 12 horas. Cuando lo tengas, pulverizas toda tu plantación, a última hora de la tarde. Hazlo semanalmente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El ajenjo es otro de los métodos ecológicos para eliminar una plaga de mosca blanca. No sólo para la mosca blanca, es una planta muy recomendable que no debe faltar en cualquier huerto ecológico, pues es un repelente natural de plagas tremendo. Si no tienes en tu huerto, basta con que cojas 500 gramos de ajenjo y un litro de agua y lo hiervas durante 10 minutos. Lo dejas tapado, lo retiras y lo dejas reposar 36 horas. Cuando lo tengas, lo echas en tu cultivo por la mañana y por la noche.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter