Escrito por

¿Qué son los materiales biodegradables?

En la temática cada vez más frecuente del Tratamiento de los Residuos, existe un concepto que suele estar relacionado con las tareas de Reciclaje, que nos lleva a comprender qué es Biodegradable, y los distintos orígenes de los materiales que utilizamos cotidianamente, que paulatinamente se van adaptando a esta normativa pensando en qué es lo que será de ellos cuando su ciclo vital esté completamente agotado. Por ello vamos a explicaros a continuación qué son los materiales biodegradables y para que sirven cada uno de ellos.

los-materiales-biodegradables

Los materiales biodegradables

Se considera materiales biodegradables a todos aquellos materiales que pueden ser destruidos por los microorganismos.

Para impedir la acumulación de compuestos no biodegradables en la naturaleza, existen dos soluciones que actualmente están siendo objeto de investigación: utilizar raíces o cepas microbianas que pueden atacar productos que se pensaba que no eran degradables, o bien desarrollar materiales biodegradables por cepas comunes.

materiales-biodegradables-comida-rapida

De este modo esa acumulación de materiales que se da a diario en nuestro planeta, y de la que muchos no son conscientes, podría acabar de una vez por todas o reducirse en gran medida el que algunos envoltorios, papeles, materiales, etc…no tengan que quedar durante años en la naturaleza hasta su absoluta desaparición orgánica.

Veamos a continuación cuáles son cada uno de los materiales biodegradables:

Plásticos a partir de almidón

plasticos-biodegradables

Los plásticos biodegradables realizados a partir de almidón de maíz o de trigo se están fabricando, actualmente, a escala industrial y son utilizados, por ejemplo, para las bolsas de residuos. La degradación de estos plásticos requeriría un período de seis a veinticuatro meses, bajo tierra o en el agua, según la tasa de incorporación de almidón.

Plásticos a partir de centeno

urne_biodegradab

Del mismo modo, los plásticos fabricados a base de centeno o de fibras comprimidas, completamente biodegradables, pueden reemplazar a los plásticos derivados del petróleo. Uno de ellos, a base de almidón de centeno, se presenta en forma de materiales granulados destinados a fabricación de platos.

Al modificarse la composición y el proceso de plastificación, se obtienen características técnicas como densidad, módulo de elasticidad, resistencia a la tracción, deformación, etc. Las características de estos materiales son muy similares a las de los polímeros convencionales, de origen petroquímico.

Papel

Usamos el papel de una forma u otra en nuestra vida cotidiana y también este puede ser un material biodegradable. Podría ser en forma de toallas de papel, servilletas, cuadernos, periódicos, correo postal, bolsas de papel marrón, recibos, multas de estacionamiento, platos y tazas de papel, formularios y aplicaciones o incluso artículos de ayuda. Como estamos rodeados de papel, ¿por qué no reutilizarlo?

Nosotros podemos hacer del papel un material biodegradable, antes de tirar tu papel usado es mejor que lo hagas en una una papelera de reciclaje, para que pueda ser limpiado, procesado y reciclado en papel reutilizable. Reciclar papel no crea contaminación y evita talar más árboles. La razón es que, dado que el papel se deriva de la pulpa del árbol, muchos árboles deben ser destruidos permanentemente. Si el papel usado se recicla y reutiliza, no se nos exigiría cortar más árboles para obtener más papel, ¡ya que tendríamos suficiente!

loadInifniteAdd(44636);

Telas naturales

Puede cambiarse a ropa hecha con productos y tejidos químicos a la moda hecha de algodón, yute, lino, lana o tela de seda. Los tejidos naturales, excepto la seda, son más económicos, cómodos de usar y aireados. A diferencia de sus contrapartes sintéticas, las telas naturales son biodegradables y no se someten a procesos sintéticos. Los muchos beneficios de estos productos es que se descomponen fácilmente y no producen subproductos tóxicos. Por otro lado, el nylon, el poliéster, la lycra, etc. están hechos a través del procesamiento sintético y son telas no biodegradables. Este es el momento de cambiarse por pantalones de algodón, faldas y blusas. Puedes probar el uso de telas naturales no solo en tu ropa, sino también en las sábanas de cama y cojines, manteles, cortinas, toallas de baño, alfombras de piso o incluso ropa interior y muchas otras cosas.

Bolsas de tela de yute

Aquí hay una opción duradera, que garantizará que ya no sigas siendo un contaminador. Usa una bolsa de tela hecha de yute y otras telas naturales. Estas permanecen intactas durante años y son lo suficientemente resistentes como para llevar todas tus compras. Puedes comprar bolsas decordas y de moda en tiendas de naturaleza en casi cualquier ciudad o pueblo. Lo que muchas personas desconocen es el hecho de que una bolsa de plástico tardará miles de años en descomponerse y desaparecer, lo cual es demasiado tiempo para esperar y una carga demasiado pesada para la naturaleza.

Desperdicios de cocina

Todas las cáscaras de verduras, huesos de pollo, cáscaras de huevo y alimentos residuales son biodegradables y se pueden usar como fertilizante para mezclar con el suelo. Este desecho contiene nutrientes que son muy necesarios para que las plantas crezcan. Todos los residuos vegetales se pueden usar como forraje para animales de ganado, como vacas, caballos, aves de corral y cerdos. Incluso si no posees un jardín, o una granja de ganado, el hecho de que estés tirando este residuo, no causará ninguna contaminación porque estos residuos se descompondrán cuando entren en contacto con el suelo.

¿Cuáles son los productos biodegradables?

Lo cierto es que hay muchos artículos ecológicos nuevos que se han introducido en el mercado. Todo lo que necesitas hacer es revisar la etiqueta y asegurarte de que lo que estás comprando sea realmente biodegradable y no contenga ingredientes artificiales. A continuación, os dejamos una lista con los artículos que están hechos con productos naturales y biodegradables.

  • Detergente biodegradable y jabón
  • Baterías de limón
  • Cera de abejas
  • Estacionario como lápices, carpetas y borradores
  • Plaguicidas vegetales
  • Macetas
  • Cortinas de yute
  • Pañales
  • Bolsas de basura
  • Tazas, platos y otros utensilios
  • Pegamento y pintura
  • Productos para el cuidado del cabello
  • Productos cosméticos
  • Papeleras

materiales-que-son-biodegradables

Por otra parte, en el campo de la agricultura,los materiales biodegradables también ofrecen ventajas innegables. Los materiales biodegradables, después de ser reciclados, incinerados y compuestos, generarán subproductos como el agua, el dióxido de carbono y/o el metano, con la posible producción de una nueva biomasa no tóxica para el medio ambiente. Estos materiales mezclados con otros elementos fermentables permiten obtener abonos compuestos que son también productos (fertilizantes) que podemos incluir en la lista de productos biodegradables que os hemos enumerado anteriormente.

loadInifniteAdd(44637);

Ecofashion

Hay que tener en cuenta, además, que las primeras aplicaciones de los polímeros sintéticos biodegradables han surgido en el ámbito de la salud en la década de los años’60. Hay compuestos bioestables que se utilizan como ayudas permanentes, como para el caso de prótesis y de órganos artificiales, y los compuestos biorreabsorvibles para ayudas por un tiempo limitado: el tiempo de curación. Estos últimos materiales biodegradables se utilizan en diversas formas, como para las suturas o en sistemas de liberación controlada de principios activos.

Materiales Biodegradables en los Automóviles

materiales-biodegradables-en-los-automoviles

En la industria automotriz, también se trata de desarrollar el uso de materiales biodegradables y se aplican algunos productos como: rellenos de puertas interiores de autos que ya existen ahora en fibra de lino, por ejemplo, y los fabricantes de automóviles están considerando hacer parachoques de fibras vegetales reforzadas por una resina biodegradable.

Los materiales biodegradables son una excelente alternativa ecológica, además de tener una enorme cantidad de beneficios a largo plazo, cuando pasan a ser eventuales desechos y  pueden ser reutilizados.

Las ventajas de usar materiales biodegradables

Si te has leído el artículo ya habrás visto que los materiales biodegradables tienen numerosas ventajas, la mayoría todavía por explotar. Si no las recuerdas te refrescamos la memoria.

loadInifniteAdd(50325);

No producen residuos

Son materiales totalmente naturales que pueden ser consumidos por los microorganismos sin dificultad y que por tanto contribuyen a que el ciclo vital siga su curso. Por ello, no producen residuos ya que no permanecen por mucho tiempo en basureros o vertederos.

No contaminan

Además, al ser productos totalmente naturales, al descomponerse no sueltan elementos químicos ni gases a la atmósfera, por lo que no contaminan ni contribuyen al efecto invernadero. Los materiales biodegradables provocan un menor impacto en el paisaje y en los ecosistemas, si hablamos de sus residuos. Desaparecen muy pronto o son reciclados para volver a ser usados. En cambio, un plástico o una pila pueden tardar cientos de años en desaparecer, contaminando y provocando graves problemas en los ecosistemas.

No generan basura

Los materiales biodegradables además, son una gran solución para los problemas de espacio que existen en los vertederos, por culpa de la acumulación de materiales no biodegradables. Y es que llegará un momento en que no exista sitio para acumular tanta basura (¿conoces la famosa isla de basura del Pacífico?) .

Son fáciles de fabricar y manipular

Existen materiales como el plástico biodegradable que puede cumplir las mismas funciones que un plástico normal. A decir verdad, se puede fabricar casi cualquier cosa con materiales biodegradables sin que por ello la calidad sea menor. Desde objetos simples y funcionales como bolsas de plástico y latas de bebidas, hasta productos mucho más complejos, como el automóvil que has visto en este artículo. Los objetos hechos a base de materiales biodegradables son más sencillos y baratos de fabricar, ya que se basan en el uso de materiales naturales y no necesitan procesados en lo que intervengan sustancias químicas.

No contienen toxinas

Al hilo del punto anterior, hay que señalar que los plásticos biodegradables no contienen toxinas. El uso de materiales biodegradables permite no depender tanto del uso de otros materiales para los que se necesita un mayor gasto de energía y que son mucho más contaminantes. Lo has acertado, estamos hablando de, por ejemplo, del petróleo. Además, la mayoría de estos recursos se agotarán en un determinado plazo de tiempo por lo que recurrir a la propia naturaleza se hace cada día más indispensable.

Más fáciles de reciclar

Los materiales biodegradables también son totalmente reutilizables y no hacen falta complicados procesos para su tratamiento.

loadInifniteAdd(64314);

Están de moda

El boom de los materiales biodegradables todavía no ha sido muy sonoro, pero es un mercado que está en alza. Cada día son más las empresas que conocen las ventajas de marketing y de productividad que ofrecen los productos biodegradables, por lo que es un sector susceptible de crecer y de crear muchos puesto de trabajo en los próximos años.

Te hace más solidario

Además, usar materiales biodegradables es una forma de actuar ante la naturaleza y ante la vida. Utilizando este tipo de materiales sabrás que estás colaborando en el cuidado de la naturaleza y contribuyendo al desarrollo sostenible del planeta.

Inconvenientes de los materiales biodegradables

Plastico biodegradable
Sin embargo, este post no estaría completo si no hablásemos también de los inconvenientes de los materiales biodegradables. Ningún material es perfecto y los biodegradables, tampoco, a pesar de las innegables ventajas que presenta. Hay que tener en cuenta que esta industria en crecimiento puede solucionar muchos problemas relacionados con el aumento de la contaminación y la cantidad de residuos existentes en nuestro planeta, pero conocer sus inconvenientes también nos ayudará a mejorar su uso de cara al futuro.

No se utilizan mucho

El mayor inconveniente que existe actualmente para el desarrollo de los materiales biodegradables es, principalmente, que todavía no están demasiado extendidos. Esta industria es todavía muy joven, lo que significa que todavía no da demasiados réditos que impulsen a las empresas a invertir en este tipo de materiales. Esto también provoca que no sean todavía fáciles de encontrar, lo que hace que la mayoría de la población acuda a materiales no biodegradables por comodidad, por ahorro o por simple desconocimiento de sus beneficios. Además, también deben existir industrias específicas que permitan la transformación y el aprovechamiento del abono orgánico que resulta de la descomposición de estos materiales.

No hay demasiados centros de reciclaje

Del mismo modo, tampoco existen demasiados centros de reciclaje especializados en estos materiales y, aquellos que existen, se encuentran demasiado alejados como para resultar cómodos a la mayoría de los usuarios. Al no estar demasiado extendidas este tipo de instalaciones, los restos de estos materiales acaban con frecuencia siendo tirados a la basura, junto con otros residuos normales y corrientes. Por lo tanto, el principal inconveniente al que se enfrentan los materiales biodegradables es que todavía son una apuesta de futuro en lugar de una realidad, lo que dificulta su difusión, su aprovechamiento, su reutilización y su accesibilidad por parte del gran público.

Vertedero materiales biodegradables

Pueden contaminar

La falta de instalaciones adecuadas para su tratamiento y reciclado, cuestión que hemos mencionado brevemente en las anteriores líneas, supone también un problema importante a nivel ecológico. La utilización de materiales biodegradables que posteriormente se desechan como si fueran basura normal, ante la imposibilidad de someterlos a un tratamiento adecuado, pueden llegar a ser incluso más contaminantes que los procedentes de los combustibles fósiles. Actualmente, se está investigando el hecho de que los materiales biodegradables, cuando se abandonan sin el tratamiento adecuado, liberan un gas de efecto invernadero muy dañino para la atmósfera que puede resultar enormemente dañino para la atmósfera. Por lo tanto, el uso de estos materiales sin un tratamiento final adecuado puede provocar muchos más daños de tipo ecológico de los que puede prevenir.

loadInifniteAdd(64315);

Desinformación

En relación a esto, el problema de la desinformación de la mayoría de la población respecto al verdadero funcionamiento de los materiales biodegradables puede provocar muchos daños a corto y medio plazo. Mucha gente relaciona el concepto de biodegradable con la idea de un producto que se puede desintegrar fácilmente en la naturaleza por sí solo, sin tener en cuenta que necesitan un tratamiento muy especifico. De hecho, los ecologistas ya han alzado la voz de alarma respecto a estas circunstancias. Han apuntado que muchas de las personas que utilizan materiales biodegradables disponen de ellos con menor cuidado al pensar que son menos dañinos para el medio ambiente, cuando la realidad es que seguirán contaminando igual si no se tratan adecuadamente.

Más sobre Biodegradabilidad en El Blog Verde

ElBlogVerde.com

Newsletter