Las mejores prácticas empresariales para cuidar el medio ambiente

Todos en mayor o menor medida podemos colaborar para poder hacer frente los efectos del cambio climático. Anteriormente ya os hemos hablado de cuáles son las ciudades más adaptadas al cambio climático, pero también las empresas y negocios se adaptan y lo pueden hacer introduciendo distintas acciones que por muy pequeñas que sean, resultan decisivas. […]

Todos en mayor o menor medida podemos colaborar para poder hacer frente los efectos del cambio climático. Anteriormente ya os hemos hablado de cuáles son las ciudades más adaptadas al cambio climático, pero también las empresas y negocios se adaptan y lo pueden hacer introduciendo distintas acciones que por muy pequeñas que sean, resultan decisivas. Veamos a continuación, cuáles son las mejores prácticas empresariales para cuidar el medio ambiente.

Las mejores prácticas empresariales para cuidar el medio ambiente

En casa podemos realizar distintas prácticas o acciones con las que preservar el cuidado del medio ambiente, desde el reciclaje de residuos, al ahorro energético, pero también las empresas pueden aportar su “granito de arena”, con prácticas que son fáciles de aplicar y que pueden servir además, para marcar la diferencia hacia un entorno empresarial cada vez más sostenible. Veamos cuáles son, una a una.

Las mejores practicas empresariales para cuidar el medio ambiente

Limita el uso del papel en la oficina o empresa

La impresión de documentos constantes supone un gasto enorme de madera, papel y energía, cuando en realidad, muchos documentos se pueden leer, compartir y editar de forma online.

De este modo, las facturas se pueden enviar online, pero además, la contabilidad también puede ser sin papel. El uso reducido de papel puede extenderse a la sala de descanso, donde se les puede pedir a los empleados que lleven sus propias tazas reutilizables.

ANUNCIO

También es buena idea el uso de documentos PDF rellenables y formularios electrónicos en lugar de papel. Invita además a tus clientes a aceptar estados de cuenta que sean electrónicos o facturas online en lugar de imprimir estos documentos.

Asociación con empresas sostenibles

Las empresas ecológicas deberían prestar atención a su cadena de suministro. Como propietario o gerente de un negocio, debe trabajar con compañías que estén tomando medidas para reducir su impacto ambiental o apoyar a sus comunidades o proteger los derechos humanos.

Estos aspectos de la sostenibilidad deben influir en las decisiones sobre quién suministra el café de oficina, por ejemplo. Si se busca bien, puedes encontrar una empresa de limpieza que utilice limpiadores naturales, por ejemplo. Otras compañías que tienen objetivos sociales y ambientales pueden ser buenos socios para los esfuerzos de recaudación de fondos, eventos comunitarios o nuevos negocios.

ANUNCIO

Comparte espacio

El “coworking” es un concepto en alza que además de permitirnos ahorrar el gasto de una oficina, nos permite también colaborar con el cuidado del medio ambiente. Si eres autónomo y necesitas un pequeño espacio de trabajo, puedes buscar a otros trabajadores en tu misma situación y juntos, alquilar un espacio de trabajo en el que cada uno realice su actividad, pero ahorrando en consumo, energía y gasto.

Las mejores practicas empresariales para cuidar medio ambiente

Verde en todas partes donde sea posible

Las empresas que pueden construir su propio espacio o comprar y rehabilitar un espacio de trabajo pueden reducir su impacto en el medio ambiente de muchas maneras. Construir lugares que ahorren agua y electricidad ahorra dinero y ayuda al mundo.

Trabajar en un espacio “verde” puede tener un beneficio para tu negocio o empresa, ya que muchos consumidores buscan compañías que sean serias a la hora de reducir su impacto en el medio ambiente. Si renuevas un espacio y seleccionas fabricar productos más ecológicos, es importante informar a tu audiencia.

Utiliza fuentes de energía sostenibles

Otra práctica empresarial para el cuidado del medio ambiente es asegurarse que el servicio de energía con el que trabajamos es capaz de ofrecer una opción de energía “verde”. Anuncia el hecho de que tu negocio también funciona con energía renovable. Incluso puedes ayudar a desarrollar fuentes de energía renovables como la eólica y la solar.

Haz que el reciclaje sea parte de las operaciones normales en la empresa

Recoge y recicla los cartuchos de impresora. Si necesitas imprimir es mejor aprovechar papel ya usado, e imprimir por la segunda cara. También puedes reciclar los equipos electrónicos rotos y dona aquellos ordenadores viejos que todavía sirvan.

Todos estos pasos son prácticos y relativamente simples en la mayoría de las áreas urbanas. Muchas comunidades y vecindarios tienen instalaciones de reciclaje. Introduce todos los procesos de reciclaje en la rutina de los empleados y haz que las acciones se realicen diariamente.

Compra artículos usados ​​y reacondicionados

Si necesitas muebles nuevos para tu negocio, puedes ahorrar un poco de dinero y reducir su impacto en el medio ambiente comprando una estantería o escritorio usados ​​en lugar de uno nuevo. Visita sitios web o tiendas de muebles antiguos para sillas de oficina, escritorios, soportes de impresoras y otros muebles de oficina.

ANUNCIO

Si estás renovando un espacio de trabajo, es probable que encuentres materiales de revestimiento, ventanas, puertas y accesorios usados. Además de ahorrar mucho, seguirás ayudando al medio ambiente.

Las mejores practicas empresariales para cuidar el medio ambiente

Fomenta el comportamiento sostenible de los clientes y empleados

Si eres dueño de una tienda, alienta a los clientes a traer bolsas de tela reutilizables y envases para poder llevarse tus productos. También puedes ofrecer a los clientes la opción de recibir copias electrónicas de ofertas, catálogos o cualquier otro material promocional que distribuyas. Promueve esta opción electrónica tanto como sea posible.

No ofrezca vasos o pajitas de plástico. En la oficina, permita a los empleados comunicarse y celebrar reuniones a través de Skype u otro servicio de videoconferencia. Hacer trabajo remoto y reuniones virtuales puede reducir el impacto ambiental de una empresa sin causar muchos inconvenientes.

Opta por una movilidad sostenible

Las ciudades brasileñas están obstruidas con automóviles. Pero hoy en día hay muchas otras opciones de movilidad, de modo que si en tu empresa se requieren coches de empresa o tenéis algún servicio para hacer llegar a los clientes vuestros productos, puede ser buena idea la opción de que los empleados utilicen coches y motos eléctricas, o también el uso de bicicletas.

Invierte en el medio ambiente

Si tu empresa o negocio tiene posibilidad de invertir en investigación o estás realmente concienciado en el impacto del cambio climático, puede ser buena idea destinar parte de tus beneficios en ayudar a aquellos que investigan por soluciones medioambientales. También puedes invertir ese dinero en remodelar tus instalaciones, apostando tal vez por instalar paneles solares para reducir el consumo de electricidad en tus oficinas o empresas.

Cuidar nuestro planeta no es sinónimo de estancamiento en los negocios. Cuanto más prestemos atención a nuestros recursos naturales y a nuestra sociedad , más podremos planificar para un futuro largo y lleno de oportunidades. Piensa además, que cambiar las pequeñas actitudes cotidianas en tu negocio o empresa servirá para que hagas tu parte y contribuyas de alguna manera a mejorar la salud de nuestro planeta.

También te puede interesar