Escrito por Tendenzias

La vida silvestre está cayendo en picada

Hace 38 años, el mundo tenía un tercio más de biodiversidad, o sea a la variedad de especies animales que existían en la Tierra. Nuestro planeta tenía un 25% más de especies animales terrestres, un 28% más de especies marinas y un 29% más de especies de peses de agua dulce.

Estos datos han sido compilados por la Sociedad Zoológica de Londres, que han realizado un seguimiento de toda la información recabada desde 1970. No miremos para otro lado, que sabemos muy bien que la causa de la desaparición de todas estas especies somos nosotros, los seres humanos. Cada años exterminamos cerca del 1% de las especies que comparten este planeta con nosotros. Según los autores del estudio, estamos siendo los autores de uno de los “grandes episodios de extinción” en la historia de la Tierra. Como esos que tanto se rememoran cada tanto, el más conocido de ellos el que hace 65 millones de años se llevó a los dinosaurios de la faz de la Tierra.

Los principales motivos son la contaminación, los cultivos, la expansión urbana, la sobrepesca, y la cacería, todo esto con el agregado del cambio climático que hemos propiciado.

La Sociedad Zoológica de Londres junto con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), compilan el Living Planet Index (Índice del Planeta Vivo), en el cual rastrean la suerte de más de 1.400 especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, usando publicaciones científicas y bases de datos de internet.

Allí pudieron determinar que los números han declinado por 27% en 35 años, de 1970 a 2005. Como ya contábamos ayer, las especies marinas han recibido un duro golpe, sus números van en picada hasta un 28% en sólo 10 años, entre 1995 y 2005. Las aves oceánicas también se vieron afectadas, estas en un 30% desde mediados de los ’90, mientras que poblaciones de tierra han disminuido por 25%.

Los que se la están viendo peor son los antílopes africanos, los peces espada y el tiburón martillo.

Este índice fue dado a conocer en Bonn, durante la reunión del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Convenio firmado en 1992 con el fin de estabilizar la pérdida de especies. Pero este convenio ha fracasado, ya que la pérdida de biodiversidad no sólo no disminuyó sino que aumentó.

Ellos dicen que el declive se ha estabilizado, pero con el cambio climático que está cada vez peor, no se podrá alcanzar nunca la meta impuesta en 1992.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha realizado un llamamiento a los gobiernos del mundo reunidos en Bonn, para que cumplan los compromisos, y establezcan áreas protegidas efectivas, y que los controles se lleven a cabo más allá de sólo sancionar leyes, ya que si nadie las cumple es lo mismo que nada.

Vía BBC

Imagen: Flickr 

ElBlogVerde.com

Newsletter