Escrito por Tendenzias

La NASA también estudia los gases invernadero

En el año 2002, la NASA envío al espacio el satélite Aqua, que llevaba a bordo seis instrumentos, uno de los cuales es el Atmospheric Infrarred Sounder (AIRS). El objetivo de este instrumento es ayudar en la mejora de las predicciones meteorológicas, pero también pone su grano de arena en la lucha contra el calentamiento global.

800px-Aqua_NASA_satellite

Con los datos obtenidos (consiguen mapear todo el globo terráqueo dos veces al día), los científicos tienen un mayor conocimiento de los niveles de dióxido de carbono, metano, ozono y otros gases en la troposfera media (de uno a cuatro kilómetros sobre la superficie de la Tierra).

El dióxido de carbono no se puede mezclar ni siquiera en la troposfera, por lo que los científicos son capaces de seguir el movimiento del gas para ver dónde acaba, y predecir si los océanos son capaces de absorber todo el dióxido de carbono que es preciso.

Pero no sólo el dióxido de carbono es el culpable del calentamiento, si bien es un gran protagonista de él. Las emisiones contaminantes del ser humano (industria o coches, por ejemplo) han aumentado los niveles de dióxido de carbono en casi un 50% desde la era no industrial. Si antes era de 280 por millón, ahora es de 390.

Hay causas directas del dióxido de carbono, como el aumento del vapor de agua que repercute en una mayor subida de las temperaturas (algo así como la pescadilla que se muerde la cola). Gracias al AIRS, es más fácil controlar también estos parámetros, además de los gases metano y ozono, conocidos también por contrubuir al calentamiento global.

Imagen | Wikipedia
Fuente | Times

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos