Escrito por

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad

<La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad es la ley aprobada hace años por el Gobierno de España que trata a las áreas protegidas pero que es ahora de nuevo noticia debido a una posible reforma que está siendo muy discutida. Veamos a continuación en qué consiste la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y cómo va a cambiar.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad

En España, las “áreas protegidas” pueden declararse como espacios del territorio nacional que contienen elementos y sistemas representativos naturales, singulares, frágiles, amenazados o particularmente interesantes; o que están específicamente implicadas dentro de la protección de la biodiversidad, la geodiversidad y los recursos naturales y culturales asociados.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad

El establecimiento y la gestión de áreas protegidas en España se lleva a cabo de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y su aplicación es responsabilidad de las comunidades autónomas individuales (a excepción de los parques nacionales, que se rigen por el gobierno central en la propuesta de la Comunidad Autónoma correspondiente, que a su vez se encargará de la gestión del parque). La principal ley española que corresponde a la protección del patrimonio natural es esta Ley 42/2007, que enumera los posibles tipos de áreas protegidas:

  • Parques (incluidos Parques Nacionales, regulados por legislación específica)
  • Reservas naturales
  • Áreas marinas protegidas
  • Monumentos naturales
  • Paisajes protegidos

La ley también complementa las disposiciones relativas a las áreas protegidas establecidas a nivel internacional, por ejemplo, las Reservas de la Biosfera de la UNESCO, así como las áreas protegidas de la red Natura 2000.

Los Parques Nacionales, cuyo marco legal se define en la Ley 5/2007, se definen como espacios naturales de gran importancia ecológica y cultural, escasamente influenciados por la actividad humana y que, por la belleza de los paisajes, la representatividad de los ecosistemas o la las singularidades de flora, fauna, geología o geomorfología poseen un valor ecológico, estético, cultural, educativo y científico particular cuya conservación merece una atención especial y se considera de interés general del Estado. Cada Parque Nacional corresponde a una “zona de protección periférica”, que limita con el territorio del parque y tiene la función de proyectar los valores del parque también en las áreas circundantes y de amortizar el impacto ecológico proveniente del exterior del territorio del parque.

España fue uno de los primeros países del continente en establecer Parques Nacionales (en 1918 se establecieron el Parque Nacional Montaña de Covadonga y el Parque Nacional de Ordesa). Actualmente, la “Red de Parques Nacionales”, que consta de 14 áreas, representa un sistema integrado de protección y gestión de los espacios más importantes del patrimonio natural español.

Tanto la extensión como el número de áreas protegidas establecidas bajo la ley del Patrimonio Natural y Biosfera han aumentado considerablemente en los últimos años, para un total de aproximadamente cuatro millones de hectáreas distribuidas en más de 700 espacios naturales.

Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad | Polémica inicial

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad fue propuesta por la que por aquel entonces (2007) era ministra de Medio Ambiente en España, Cristina Narbona. En ese momento fue concebida como una ley que protegía de forma exhaustiva y excelente el territorio protegido español, y también el no protegido, algo que muchos aplaudieron pero que también provocó muchas críticas.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad parque

Fueron de hecho los cazadores, que ya habían realizado importantes manifestaciones en contra, los que pusieron el grito en el cielo principalmente dado que la ley prohíbía cazar utilizando municiones de plomo.

Pero no fueron los únicos, los agricultores también se quejaron, y es por eso que los cazadores tuvieron ayuda en sus reclamaciones para que cambiara, dado que la ley impedía los cambios drásticos que iban a poner en peligro los espacios protegidos, aunque sí que se respetaba el desarrollo de actividades humanas tradicionales sostenibles, como la agricultura y la ganadería extensivas.

En realidad lo que se impedía eran los usos industriales o urbanísticos del territorio, de modo que aunque la polémica estaba servida, lo cierto es que la ley fue concebida de un modo bastante cabal.

Otra queja de los cazadores iba contra la parte de la ley en la que se especifaron las sanciones (desde los 500 a 5.000 euros) por perturbar, matar, capturar y retener aves en épocas de reproducción y crianza. O infracciones muy graves (con multas de 200.000 a dos millones de euros), cuando la destrucción del hábitat de especies en peligro derivara en daños superiores a los 100.000 euros.

Los cazadores vieron amenazada su práctica con esta ley, hecho que provocó que salieran a la calle a manifestarse olvidando que lo que hay que hacer es proteger a los espacios naturales, que cada vez escasean más, por culpa de la codicia del hombre en busca de cada vez más territorios de agricultura, urbanismo, etc. La ministra tuvo que dimitir a causa de las muchas quejas recibidas, y aunque se mantuvo, sufrió reformas para que fuera más “tibia” bajo el gobierno de Mariano Rajoy, ahora cesado de sus funciones de modo que de nuevo es noticia esta ley dada la nueva reforma que se quiere aplicar.

Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad | Nueva reforma 2018

Para este año se pretende una reforma de la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad que de momento es solo una propuesta aunque consistiría por el momento en añadir la llamada Red de Espacios Naturales de Madrid (RENMA), constituida por tres redes complementarias: la Red Natura 2000, la Red de Espacios Naturales Protegidos y la Red de Zonas Naturales de Interés Especial.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad reforma

Por otro lado ha sido noticia el que se haya pensado también en la creación de una junta rectora para poder gestionar los parques y las reservas teniendo representación en cada municipios y asociaciones locales.

Un catálogo de regiones a destacar (de momento en la Comunidad de Madrid) por su importancia natural así como un listado de especies en peligro actualizado son también objetivos en la reforma de una Ley que por el momento no dejará de ser polémica a pesar de su intención de poder proteger ecosistemas a través de un patrimonio natural cada vez más amenazado por la contaminación, y el hombre.

Artículo de interés:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos