Escrito por

La importancia de los pantanos para el clima mundial

Aunque muchas veces no se consideran con ecosistemas que sean determinantes para el buen desarrollo del medio ambiente, lo cierto es que los pantanos son también un elemento a tener en cuenta. Por ello queremos hablaros ahora de la importancia de los pantanos para el clima mundial, y qué podemos hacer con el fin de poder sacarles partidos.

La importancia de los pantanos para el clima mundial

Lagos, ríos y lagunas saludables nos defienden de la contaminación y la inestabilidad hidrogeológica, mitigando los efectos del cambio climático. Pero no son los únicos, entre los humedales que requieren de nuestra atención tenemos que hacer mención de los pantanos.

La importancia de los pantanos para el clima mundial

Según varias organizaciones y estudios, como cualquier otro humedal, los pantanos son capaces de recoger agua durante las inundaciones, diluir los contaminantes y ralentizar el agua, reduciendo el riesgo de inundaciones.

Beneficios de los pantanos para el medio ambiente:

Los pantanos son así :

  • Purificadores naturales, capaces de crear condiciones favorables para la descomposición microbiana de sustancias orgánicas.
  • Son reservorios de biodiversidad que son, a nivel mundial, los hábitats más importantes para la conservación de plantas y animales.
  • Son muy importantes para la piscicultura o el cultivo de moluscos, y se utilizan para una variedad de actividades, incluida la observación de aves.
  • Finalmente, son un buen foco para el estudio y la actividad de investigación.

Las estimaciones realizadas en el mundo sobre el valor económico de los humedales (incluyendo los pantanos) cuantifican el “capital natural” hasta 104,000 dólares por hectárea y año, de modo que tras ser maltratados durante décadas, incluso sin ser “recuperados”, ahora se revalorizan por sus funciones ecológicas.

Cómo funcionan los pantanos para el medio ambiente

Hemos visto la importancia y beneficios de los pantanos para el medio ambiente y más cuando estos tampoco es que sean muchos en el mundo.

Apenas el 6 por ciento de la superficie de la Tierra está cubierta por pantanos, pero lo cierto es que ese pequeño espacio almacena el 20 por ciento del carbono mundial, por lo que la destrucción de estos ricos ecosistemas es un daño muy grande a la lucha contra el cambio climático.

Importancia de los pantanos para el clima mundial

¿Cómo actúan los pantanos con respecto al medio ambiente? Los pantanos son como una esponja que absorbe y retiene el dióxido de carbono, uno de los principales gases invernadero que son liberados por las industrias humanas, y han causado el calentamiento global. También son lugares ricos en biodiversidad como hemos mencionado y regulan los niveles de agua. Y como si fuera poco también ayudan a regular el clima.

El riesgo de acabar con los pantanos

Desde hace años se sabe que los pantanos hacen su función con respecto al medio ambiente, pero todavía hemos de cambiar la opinión de aquellos que consideran estos humedales como simple agua estacanda. Por ello, suelen subestimarse hasta el punto de que se los considera un problema, y una molestia.

Pero lo cierto es que deberíamos saber que en todos los pantanos del mundo está almacenada una cantidad de carbono equivalente a la que está presente en la atmósfera, y si este carbono fuera liberado, habría consecuencias muy graves para el cambio climático.

Se cree que durante el siglo XX se han destruido el 60 por ciento de los pantanos del mundo, más que nada para aprovechar esas tierras drenándolas y utilizándolas para la agricultura pero en nuestra mano está el poder saber cómo sacar partido de los pantanos para que el medio ambiente se mantenga intacto.

Día Mundial de los Humedales

Tenemos que hablaros así del Día Mundial de los Humedales (como cada año el 2 de febrero) que está dedicado a reducir el riesgo de desastres, crear conciencia y destacar el papel vital de estas áreas (incluyendo los pantanos) para reducir el impacto de eventos extremos, como inundaciones, sequías y ciclones en las comunidades , y en la promoción de la restauración de una resiliencia natural del territorio.

En muchos países europeos hubo una pérdida de más del 50% del área de humedales original en el siglo XX. En España, algo más del 40% de los humedales y pantanos están en “mal” estado de conservación, el 30% son “inadecuados” y solo el 4% están en un estado “favorable”. Las causas se encuentran en el desarrollo urbano, la agricultura intensiva, la contaminación, los cambios en el régimen hidrológico, la introducción de especies invasoras y el cambio climático, que actúan en sinergia y en diferentes escalas, provocando efectos muy significativos en los ecosistemas . Las consecuencias son obvias en animales y plantas relacionadas con ambientes acuáticos, principalmente anfibios, seguidos por peces de agua dulce.

La red de humedales y pantanos que abarca todo el mundo es un verdadero sistema linfático que nos protege y nos defiende de la descompensación y la agresión. Los ríos, lagos, pantanos, pantanos, estanques son los vasos y los ganglios que pueden aumentar nuestra resistencia a los efectos del cambio climático. Recientemente, la Comisión Europea ha demostrado, con los estudios en la mano, que las inundaciones producidas por el cambio climático costarán a Europa, una cuenta extremadamente salada que solo se puede cuantificar en algunos países de Europa en 5.000 millones de euros al año. Una red de humedales bien gestionados y protegidos es una protección crucial contra el riesgo de inundación: un conjunto de capilares pequeños y grandes capaces de absorber y distribuir efectivamente la carga de agua, mitigando los nefastos efectos de las inundaciones .

Qué podemos hacer para sacar partido a los pantanos

Por todo lo dicho, está en nuestra mano saber cuidar o conservar los pantanos, y cómo esforzarnos en saber de qué modo se les puede sacar partido. Para ello podemos aplicar estas ideas:

  • 1. Aplicar correctamente la Directiva europea sobre “Agua” (2000/60 / CE) y “Hábitat” (43/92 / CEE) y “Aves” (2009/147 / CE)
  • Iniciar una acción generalizada de renaturalización dirigida a la recuperación de los humedales, especialmente a lo largo de los ríos y como no, los pantanos.
  • Mejorar el conocimiento del estado general de los sistemas acuáticos, comprender los efectos de los impactos
  • derivados de las actividades humanas y el cambio climático
  • 4. Promover planes de adaptación a los cambios cambio climático a nivel de cuenca para reducir el impacto del cambio climático en las especies y hábitats relacionados con el medio ambiente acuático.
  • 5. Bloquear el consumo de tierra a lo largo de los pantanos.
  • 6. Promover la conservación de todos nuestros humedales, y valorar su estado de manera anual.

Artículo de interés:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos