Escrito por

La deforestación en la Amazonia cae un 23%

Los números continúan bajando: la deforestación en la Amazonia brasileña ha caído un 23% respecto al año pasado, según un análisis publicado el jueves por el gobierno de Brasil.


Aunque las cifras preliminares se basan en datos de satélites secundarios que también son objeto de gran variabilidad, debido a la nubosidad, sirven como un indicador inicial de que el descenso de la deforestación alcanzó un récord por cuarta vez consecutiva en la temporada desde agosto de 2011 hasta julio 2012 . Las últimas cifras oficiales, publicadas en diciembre, muestran la deforestación reduciéndose en 6.238 kilómetros cuadrados el año pasado.

Es imposible si la estimación es correcta hasta que no se publique el análisis detallado a finales de este año 2012. En 2010, la cuenta final fue sustancialmente superior a la estimación inicial, y el Instituto Nacional Brasileño para Investigaciones Espaciales, que ejecuta el programa de monitoreo, no recomienda comparar diferentes años cuando se trata de estos datos en particular. Pero es tan tentador …

Así como un experimento mental: si estos números se sostienen, representaría una caída del 75% por debajo de línea de base oficial de Brasil de 19.500 kilómetros cuadrados al año (el promedio de 1996-2005). Una vez más, para la perspectiva, Brasil se ha comprometido a reducir la deforestación en un 80% – para el año 2020, lo que ayuda a explicar por qué los ambientalistas han estado presionando al gobierno para que adopte un objetivo aún más estricto (reduciendo a cero la deforestación, por ejemplo). Recordemos que esta es una de las medidas fundamentales a la hora de reducir los efectos del cambio climático.

Pero, como siempre, una nota de precaución: aunque las cifras siguen bajando, hay algunos signos inquietantes también. Una reacción violenta entre los intereses rurales y agrícolas, ya ha impulsado al Congreso brasileño a modificar la ley forestal del país. Y a pesar de que el presidente de Brasil, Dilma Rousseff, ha mantenido hasta ahora la promesa de Brasil en lo referente a la deforestación, los ecologistas han criticado que su gobierno, entre otras cosas, está haciendo caso omiso de las preocupaciones ambientales y sociales que piden un esfuerzo más grande para desarrollar la Amazonia.

Tras aportar los nuevos datos del descenso de la deforestación, el Ministerio de Ciencia y Tecnología también anunció planes para distribuir a alrededor de  48 millones de dólares del Fondo de la Amazonia en las próximas semanas. Este dinero se destinará a proyectos de desarrollo sostenible  y a los propietarios que mantienen los bosques  en su propiedad.

“La reducción duradera en la deforestación requiere algo más que la aplicación y control”, dijo Carlos Nobre, secretario de investigación y desarrollo y los programas del Ministerio de Ciencia y Tecnología en Brasilia. Nobre dijo que el ministerio se ha asociado con los científicos agrícolas  para desarrollar “un nuevo modelo económico para la Amazonia”.

Teniendo en cuenta los retrasos anteriores en la aplicación del Fondo de la Amazonia, así como la lentitud de los esfuerzos internacionales en virtud del tratado sobre el clima de las Naciones Unidas, muchos sin duda darán la bienvenida a la nueva financiación como otro pequeño signo de progreso.

Fuente: Blogs Nature

ElBlogVerde.com

Newsletter