Escrito por Tendenzias

Kamikatsu, un pueblo japonés que quiere eliminar todos sus residuos

Un pequeño pueblo ubicado en medio de las montañas de la isla de Shikoku quiere convertirse en un referente del reciclaje a nivel mundial. De acuerdo a su Proyecto Cero Residuos, la región pretende eliminar todos sus deshechos para 2020.

Kamikatsu

Sin dudas, se trata de un proyecto de difícil aplicación en las grandes ciudades. Pero de todas formas, nada quita mérito a lo logrado por los habitantes de Kamikatsu.

Hace siete años, un incinerador de basura que había sido instalado en 1998 no pudo cumplir con los niveles de control de dioxinas. Fue entonces cuando el alcalde decidió cerrar el incinerador e impulsar el mencionado proyecto.

Tal como explica El País, los lugareños comenzaron en 2002 a convertir su propia basura orgánica en abono y a separar el resto de los residuos en 44 categorías. Esta tarea, que cada vecino realiza en su casa, logró sustituir el uso de los camiones de basura y de los contenedores. En cambio, se instaló un único centro de entrega, la Academia Cero Residuos, donde la gente debe llevar su basura.

Para lograr esto, el municipio de Kamikatsu tuvo que instruir a sus 2.000 habitantes acerca del reciclaje: cómo separar las etiquetas de los envases y la forma de adecuada de vaciar el líquido contaminante del motor de un coche fueron algunas de las nociones impartidas. Como incentivo, los pobladores recibieron billetes de lotería y bonos de compra de alimentos.

Cada hogar cuenta con un aparato, en su mayoría subvencionados por el Estado, que permite reciclar la basura orgánica y convertirla en abono, que es reutilizado en las numerosas huertas del pueblo.

Cabe destacar que aquellos que no pueden llevar sus residuos hasta la Academia cuentan con la ayuda de los voluntarios de Recycle Kamikatsu, quienes retiran la basura a domicilio.

En los últimos cuatro años, Kamikatsu pudo reducir la basura eliminada por combustión en un 50% e incrementó los desechos reciclados hasta el 90%. Una habitante del pueblo, Keiko Akiyama, señala: “En un primer momento, me pareció un método engorroso, pero ya forma parte de mi rutina. Saber que los residuos que genero se reutilizan adecuadamente me motiva a respetar los consejos de clasificación”.

Foto: Flickr

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos