Escrito por Tendenzias

Acción geológica del viento, los glaciares y el ser humano

El viento es un agente erosivo, aunque menos eficaz que el agua o el hielo. Su trabajo queda limitado si éste no va acompañado de otros factores. También cambia el nivel erosivo según la zona, ya que el viento actúa superficialmente.

Acción geológica del viento

La acción del viento es la de arrastrar y transportar elementos sueltos generalmente pequeños. Para que pueda hacerlo la superficie ha de encontrarse seca y disponer de sedimentos provocados por la meteorización.

Erosión por el viento

La erosión del viento es directa y de acción mecánica. Erosiona las partes inferiores debido al tamaño de los sedimentos que recoge y éstos solo pueden ser levantados hasta cierta altura. Las características de la roca también influyen a la hora de adquirir ciertas formas.

Factores condicionantes

Que la acción erosiva sea más o menos eficaz dependerá de:

  • La topografía, los terrenos escabrosos hacen que el viento sea más lento.
  • Cierta presencia de elementos como la vegetación.
  • La existencia de humedad.

Sistema morfogenético

Existe una serie de combinaciones cuyos procesos se encuentran relacionados con el factor clima. La erosión de los continentes es a través de la actividad de más de un agente.

A esta combinación de acciones de modelado se le llama sistema morfogenético. Este sistema compone una organización dinámica en el que uno termina dominando más según su litología, clima, vegetación o la acción del hombre o cualquier ser vivo.

Determinados resultados de las acciones de este sistema es la formación de las estructuras de modelado.

Los glaciares

Los glaciares están formados a partir de la acumulación de hielo, los cuales son muy erosivos. Éstos solo se encuentran en lugares muy elevados y con temperaturas muy bajas, entre -25 y -40 grados bajo cero. Por desgracia los glaciares van siendo menos abundantes debido al calentamiento global. Cuando cae la nieve sobre la acumulación de hielos va quedando compacta y se va aplastando hasta alcanzar un gran número de capas que constituirán el glaciar. Por supuesto, las cantidades depositadas deben ser abundantes. La mayoría de los glaciares solo se forman en lugares árticos, polares y en montañas cuyo nivel de nieves perennes quedan justo debajo del glaciar.

Los glaciares según su forma

Los glaciares regionales son formaciones de hielo muy extensas con aspecto de casquetes y perfil convexo. Estos glaciares pueden encontrarse en la Antártida y Groenlandia. Suelen necesitar una base de tierra para constituirse, aunque su crecimiento llega a alcanzar el agua creando enormes acantilados helados. Los que se fraccionan son los que llamamos icebergs.

Los glaciares locales son de casquetes más pequeños y con libertad en los relieves. Su aspecto es el de las montañas con lenguas pronunciadas y distintas. En según qué zonas de latitud media podemos encontrar los circos glaciares, llamados así por su forma y están provistos de paredes rocosas. En Alaska, por ejemplo, existen lenguas que miden hasta 120 Km y en los Alpes de hasta 33 Km.

Flujo glaciar y erosión

La forma de erosionar de los glaciales es moviéndose, lo cual es perfectamente visible porque aparecen grietas debido a la tensión. Según su dinamismo los glaciares pueden denominarse como activos, pasivos o los estancados.

Según el dinamismo del glaciar la erosión será mayor o menor. El deslizamiento del hielo sobre la roca hace que ésta se fragmente y posteriormente arrastradas. A este proceso se le llama abrasión y sobre rocas calizas o cristalinas puede incluso dar un resultado pulido y brillante. Los elementos que va arrastrando el glaciar se llaman morrenas y pueden ser de distintas clases, de superficie, centrales, laterales, frontales, internas o de fusión.

En las orillas de los casquetes existen dos maneras de erosionar muy características, los strandflat y los fiordos.

Tipos

  • Parte de los strandflat se encuentra sumergido formando un archipiélago típico de la zona noruega. Estas plataformas colocadas entre montaña y mar tienen formas similares a los depósitos de inlandsis o los glaciares alpinos.
  • Los fiordos son como valles inundados por el mar rodeados de enormes paredes verticales que pueden alcanzar los 1.200 metros de altitud y recorrer hasta 200 Km.
  • Las morrenas surgen en todos los glaciares independientemente del tipo que sean.
  • Los barros glaciares son los elementos irregulares con distintos tamaños y empastados en arcilla, arena o partículas de roca.
  • Drumlins, se dejan ver en las explanadas que se encuentran atrás de las morrenas. Son diminutas colinas agrupadas con una anchura de casi medio Km, miden hasta los 30 metros de altura y no suelen pasar del quilómetro de largo. Se constituyen de varios elementos regularmente estratificados y suelen formarse bajo el hielo del glaciar.
  • El agua es un extraordinario agente erosivo que puede abarcar con grandes cantidades de materiales en su transporte. Los depósitos fluvioglaciares son parte de toda esa cantidad de materiales y suelen extenderse por las llanuras con algo de pendiente. En estas zonas suelen encontrarse cavidades donde se asientan lagos fruto de la acumulación de los bloques de hielo.

Existen varias teorías respecto a las glaciaciones, hablan de movimientos terrestres, posiciones de los polos, cambios en el factor topográfico, la radiación solar o la atmósfera. Se dice que en la actualidad nos encontramos en una fase interglaciar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Acción geológica del ser humano

En el Neolítico el ser humano ya erosionaba la tierra. La agricultura sigue siendo el factor de erosión más importante por culpa del hombre, lo que favorece el proceso de meteorización. Cualquier estructura del suelo y su composición resultan afectadas debido a los vertidos masivos, a los removimientos de las tierras, etcétera. La velocidad a la que se ha modificado el entorno natural se ha convertido en una situación alarmante. El suelo se debilita cuando la vegetación natural se sustituye por los cultivos y los pastos. El problema está en la sobreexplotación de este sector.

La pérdida de la vegetación o la deforestación participa en los terribles cambios en el factor hídrico y el curso de las escorrentías. Éstas se vuelven irregulares y empuja a una futura desertización.

También te puede interesar:

Los agentes geológicos externos y os procesos de meteorización

Factores que condicionan el relieve terrestres: Modelado

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos