Escrito por Tendenzias

Función de excreción en vegetales y las sustancias producidas por los tejidos secretores

En el mundo vegetal a veces resulta complicado diferenciar entre excreción y secreción. Esto se debe a que la materia de los dos procesos suele almacenarse en las mismas secciones o en la parte exterior de la planta.

¿Qué es la secreción?

Como conclusión, puede decirse que la secreción es la recolección de metabolitos secundarios que no serán empleados de inmediato. También se encuentran presentes metabolitos primarios que sí serán empleados nuevamente por la célula.

Las células secretoras surgen de la diferenciación por parte de células que pertenecen a la epidermis o al tejido del parénquima y no suponen auténticos tejidos. La estructura vegetal que se ocupa de la secreción puede tener una morfología y un lugar muy variados. De este modo, pueden estar dispuestas en lugares internos o externos de los vegetales. Pueden ser unicelulares o pluricelulares además de generar materias distintas.

Estructura de secreción externa

Hay distintas estructuras secretoras según las células epidérmicas. Algunas segregan materia hidrofílica, las hay que segregan materia lipofílica o también una mezcla de ambas. Las secreciones abundan generalmente en los pétalos, y son las que provocan el olor perfumado característico en cada tipo de planta. También pueden darse en los tallos o en las hojas, la menta, por ejemplo.

Otra sustancia externa es la que sale de los hidatodos, que son una serie de estructuras que segregan agua y otros fluidos que salen a la superficie. Hay quien confunde este proceso con el rocío, y nada tiene que ver. Este proceso se llama gutación.

Los hidatodos son una serie de cambios en la hoja cerca de los bordes y en los extremos. Sus estructuras están constituidas de:

  • Traqueidas.
  • Epitemas formadas por células parénquimas con paredes finas y algunos cloroplastos.
  • Poros acuosos.

Nectarios

Son una serie de estructuras secretoras las cuales generan azúcar. Éste se forma a través de sustancias que aporta el floema. Generalmente está presente en flores (nectarios florales), aunque también pueden encontrarse en otras zonas vegetativas. La estructura de los nectarios puede ser bastante compleja o también puede ser sencilla con una simple superficie glandular.

Osmóforos

Estas estructuras secretoras generan el perfume a partir de la segregación de unos aceites que son volátiles. Las plantas halófitas disponen de glándulas de sal que segregan iones para normalizar su contenido en los vegetales.

Tricomas

Los tricomas glandulares pertenecen a uno de los elementos de secreción externa. El perfume de las flores, por ejemplo, está formado por la expulsión de materia que proviene de los tricomas. Suelen ser multicelulares y disponen de tallo. Aunque también los hay unicelulares. El tallo se constituye de células sustentadoras, las cuales están adheridas en la epidermis.

Las células secretoras disponen de pared celular primaria. En ocasiones pueden ir revestidas de una cutícula, generalmente en la zona de unión con células de sostén. También de citoplasma, sacos de aparato de Golgi y retículo endoplasmático.  En ocasiones puede haber alteraciones y las células glandulares que segregan terpenos apenas disponen de aparato de Golgi.

Los tricomas glandulares pueden clasificarse dependiendo de la sustancia que segregan o también de la morfología. Algunos tricomas se constituyen de una célula basal, células de sostén y otras secretoras en el extremo. En una planta podemos encontrarnos con varias estructuras secretoras diferentes. En las plantas carnívoras, por ejemplo, existen tricomas que enganchan al insecto, otros secretan el néctar y otros lo digieren a través de la secreción de enzimas proteolíticas.

La descarga de sustancias secretoras puede llevarse a cabo de varias formas. Pueden existir depósitos entre la cutícula y la pared, con lo que, cuando existe roce con el tricoma, las sustancias quedan liberadas al desprenderse la cutícula. Puede ocurrir también que la misma cutícula disponga de poros por los que se liberan sustancias hacia el exterior.

Estructura de secreción interna

Estas secreciones son materias almacenadas en el interior de tejidos en las plantas. Se encuentran lejos de la epidermis y se ubican generalmente en el parénquima cortical (hojas, raíces, frutas y tallos). Existen tres clases de estructuras secretoras que son: las secretoras, los conductos resiníferos y los laticíferos.

Células secretoras

Éstas son células aisladas y pueden diferenciarse de otras células por la morfología ya que pueden tener distintas formas. Estas células pueden sintetizar distintas materias que son almacenadas dentro de ella, resinas, taninos, sustancias cristalizables o mucílagos. Muchas de estas células disponen de una serie de sustancias mezcladas, aunque también hay otras que no se han podido identificar aún. Son células idioblastos muy especializadas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Conductos resiníferos

Los conductos y las cavidades secretoras se pueden diferenciar de otras células secretoras por el tipo de secreción acumulada en las zonas intercelulares. Las partes cortas son cavidades y las partes largas son conductos. Son partes que se pueden localizar en cualquier sitio de la planta y se crean a partir de dos procesos, el esquizógeno y el lisígeno.

Se pueden constituir a partir de una separación de células de una parte central revestida de células secretoras. Estas partes son esquizogénicas, los conductos resiníferos. Pueden constituirse también por la degeneración de las células que han sintetizado materia de secreción, los cuales quedan aparcados en la cavidad que van dejando las células muertas.

Esos huecos se llaman lisogénicos, algún ejemplo de ellos sería el de los frutos cítricos. Un ejemplo de los esquizógenos, serían los conductos resiníferos de las escamas en las yemas de los pinos.

Los laticíferos

Los laticíferos son las células individuales capaces de crear un fluido que se utiliza en todo el mundo y en múltiples aplicaciones, el látex. Cuando se constituyen de varias células pueden organizarse creando tubos. Dependiendo de la estructura pueden clasificarse por tubos articulados o no articulados. Estos pueden diferenciarse ya que los articulados se constituyen de cadenas de células y los que no son articulados, están provistos de una única célula tubular.

Los laticíferos pueden encontrarse en distintas especies. Existen diversos tipos de látex, además de ser una sustancia homogénea blanca, pueden variar en color o en composición.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Plantas: Procesos de transpiración, intercambio de gases y gutación

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos