Escrito por Tendenzias

Fases y estructuras características de briofitas, pteridofitas y espermafitas

Entre las divisiones principales del mundo vegetal (filos) nos encontramos con dos grupos: plantas vasculares y plantas no vasculares. Este grupo engloba a tres tipos de plantas a su vez: briofitas (como ejemplo de plantas no vasculares), pteridofitas y espermafitas (estos dos tipos forman el conjunto de las plantas vasculares). Veremos las diferencias existentes entre cada uno de estos tres tipos.

Plantas vasculares y plantas no vasculares

La diferencia que existe entre estos dos grandes grupos es la carencia por parte de las “no vasculares” de tubos internos o “vasos”. Los vasos son conductores del agua y los minerales a través de una región de la planta a otra. También pueden servir de sistema de transporte a las fitohormonas (veáse artículo sobre las fitohormonas).

Recordemos que los vasos conductores son el xilema y el floema, que forman el tejido leñoso.

La mayor parte de estas plantas “no vasculares” se encuentran en lugares húmedos o sumergidas, esto es debido a que necesitan absorber agua a través de la superficie de todos sus tejidos puesto que carecen de sistema vascular para su transporte. Tampoco tienen unos tallos con hojas diferenciadas. Tan siquiera tienen raíces, tampoco es necesario sí no pueden transportar los nutrientes desde las mismas.

Por su parte las plantas vasculares, también llamadas cormofitas contienen raíces, tallo y hojas. La raíz, además de sistema de sujeción, es la que permite la absorción de nutrientes del suelo. El tallo permite separar las hojas, las flores y los frutos, lo que hace posible un mayor crecimiento de todos estas partes de la planta.

Cómo es lógico, el sus fases y estructuras vitales de estos dos tipos de plantas no son las mismas, vamos ver sus diferencias.

Britofitas

las britofitas son las plantas no vasculares terrestres, en su forma más primitiva fueron las que abandonaron el medio acuático. Aún así lo necesitan para su reproducción y requieren un alto grado de humedad para vivir. Sus tejidos son poco diferenciados, como consecuencia de lo expuesto en el apartado anterior.

Las demás plantas no vasculares son acuáticas (muchos tipos de algas). Las briofitas son las únicas plantas de este grupo que subsisten en un medio terrestre.

Tienen la necesidad de vivir en sitios muy húmedos, no olvidemos que necesitan más cantidad de agua y de nutrientes para sobrevivir. Podemos encontrarlas en troncos de árboles, rocas e incluso en el suelo. Su crecimiento y desarrollo son escasos, son plantas pequeñas rastreras que dejan un manto de pocos centímetros de altura. y se dividen en dos tipos:

  • Musgos: tienen vasos conductores muy primitivos, que les impide realizar sus funciones vitales de forma óptima.
  • Hepáticas: no tienen nada que sea parecido a los vasos conductores de las plantas (xilema y floema). Este tipo de plantas sí que deben realizar las funciones de nutrición a través de toda su superficie.

Las britofitas tienen un ciclo de vida heteromórfico.

Pteridofitas

Entramos ya en el grupo de las plantas vasculares, en este caso la pteridofitas son plantas vasculares pero con la característica de que no producen semilla. Son plantas muy sencillas, debido a que no tienen complejas estructuras reproductivas. Un ejemplo claro son los helechos, los cuales se reproducen por esporas (veáse artículo de la reproducción vegetal).

Para ello es necesario su crecimiento en lugares con alta humedad, su sistema reproductivo lo necesita para poder realizar sus funciones.

Son plantas perennes, sin crecimiento secundario, que en nuestras latitudes presentan porte herbáceo pero que en zonas tropicales tienen aspecto de palmeras.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El poseer tejidos conductores, que actúan a su vez como tejidos de soporte, les permite elevarse varios metros del suelo. Con ello también contribuye a poder captar una mejor luz y por tanto realizar un procedimiento de fotosíntesis más completo (veáse artículo de la importancia de la luz en las plantas).

Existen teorías de que fueron los helechos los primeros vegetales que se adaptaron a vivir fuera del agua.

Sin embargo, al igual que las briofitas, necesitan el agua de lluvia o del rocío para poder reproducirse. En este aspecto la parte del ciclo biológico es la igual. 

En sí, y como resumen hasta ahora podemos afirmar que la diferencia principal entre las britofitas y las pteridofitas es el poseer un sistema vascular. Sin embargo tienen también cosas en común, cómo por ejemplo, ambas son organismos eucariotas, pluricelulares, con cloroplastos que almacenan almidón y que contienen pigmentos. Además de su ciclo reproductor asexual.

Espermafitas

Lo que diferencia a las espermafitas de las clases de plantas ya vistas es, además de tener un sistema vascular, el ciclo reproductor. Las espermafitas tienen la capacidad de producir semillas.

Son plantas vasculares, al igual que las pteridofitas, Sin embargo se reproducen por semillas, llevando a cabo un proceso de fecundación (o mecanismo de reproducción sexual).

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Cuando las semillas caen a la tierra (o son plantadas a propósito) y las condiciones son favorables, germinan y forman nuevas plantas.

Cuando las condiciones ambientales son muy secas, las semillas son capaces de permanecer en un estado latente (gracias al ácido abcísico generado y transportado) hasta que se den las condiciones idóneas de humedad (lluvias) para germinar. Al contrario sucede en lugares extremadamente húmedos, en ellos la semilla también tiene mecanismos para evitar el pudrirse antes de germinar.

También, al llevar a cabo este mecanismo reproductivo basado en semillas, tienen mayor capacidad para dispersarse. Existen agentes como el viento, algunas en el agua y otras por medio de animales para que puedan brotar plantas espermafitas en diferentes regiones.

Todo esto hace posible que este tipo de plantas vasculares puedan sobrevivir en distintos ambientes y se encuentren dispersas por la superficie terrestre.

Al tener un sistema vascular, ni que decir tiene que su crecimiento se ve afectado positivamente. Siendo éste mucho mayor gracias al transporte de nutrientes y fitohormonas, además de una mayor captación de luz. Con tal desarrollo de su tallo y de sus hojas quedan bien definidas y con una morfología específica a cada especie. Esto hace posible una infinidad de especies de plantas espermatofitas bien diferenciadas.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos