Escrito por

Factores abióticos de la ecología

A continuación vamos a explicar algo relacionado con la ecología, pero desde un punto de vista técnico. A la hora de escribir y leer sobre este apasionante tema, sobre el medio ambiente y el mundo de la ecología, es bueno saber qué significan los diferentes términos en los que nos movemos, como en este caso, el de factores abióticos de la ecología.

factores-abióticos-ecología

Los factores abióticos de la ecología:

La ecología trata la interacción entre los organismos y su ambiente físico. Entre los factores que favorecen esta interacción, están los abióticos y los bióticos.

Los factores abióticos, están relacionados con la litosfera, la atmósfera y la hidrosfera, siendo componentes inorgánicos cuya influencia puede identificarse mediante la acción de componentes más simples.

De este modo, podemos decir que los factores abióticos serían los distintos componentes que determinan el espacio físico en el cual habitan los seres vivos; entre los más importantes, podemos encontrar:

factores-abioticos-de-la-ecologia

La atmósfera

La atmósfera de la tierra sostiene la vida. Los animales y otras criaturas respiran oxígeno o lo filtran del agua, y las plantas crecen debido a la presencia de dióxido de carbono. Los seres vivos combinan oxígeno y carbono para producir carbohidratos, sustancias químicas que proporcionan energía y son partes importantes del ADN, las proteínas y otros materiales orgánicos. La atmósfera se compone de cuatro capas: troposfera, estratosfera, ozonosfera y mesosfera.

El agua

Este factor abiótico es también sumamente importante para la vida en la tierra, ya que la existencia de todos los seres vivos depende de ella en alguna medida. Todos sabemos además, que el ser humano está compuesto de un 75% de agua aproximadamente.

En nuestro planeta, la gran mayoría de agua existente es agua salada proveniente de los mares y océanos, y tan sólo un 3% es agua dulce. Este agua se encuentra en los continentes, en forma de agua superficial como en ríos y lagos, y también en forma subterránea en acuíferos. De ese 3%, solamente tenemos acceso a un tercio para el consumo humano.

Gomez_fig1editada

La temperatura

La temperatura es clave en determinados ecosistemas, ya que las elevadas temperaturas tienen la virtud de acelerar reacciones químicas y procesos de descomposición de la materia orgánica, mientras que las bajas temperaturas ralentizan este tipo de procesos.

La temperatura depende de la irradiación solar, pero también de otros factores locales que modifican esta situación. La temperatura es importante para los valores máximos y mínimos que se pueden alcanzar en las distintas estaciones que de alguna manera condicionan la vida de todos los seres vivos y de nosotros mismos.

La luz

Es otro de los factores más importantes para que se desarrolle vida en nuestro planeta, y es fundamental tanto en ecosistemas terrestres como acuáticos, ya que posibilita que las plantas puedan realizar la fotosíntesis. En los ecosistemas acuáticos, la disponibilidad de luz disminuye con la profundidad y la turbidez del agua.

El pH

Adquiere especial relevancia como característica de los suelos, ya que para crecer y desarrollarse, las plantas requieren de un rango de pH, dentro del cual pueden desempeñar sus funciones vitales. En general, el pH ideal es de 6.5.

Factores abioticos

Elementos químicos

Como el PH, el resto de elementos químicos actúan dentro del entorno para afectar el tipo de organismos que pueden crecer o prosperar en el área. La composición química, incluido el nivel de acidez, tiene un gran impacto en las plantas en un área. Por ejemplo, las plantas como las azaleas o el acebo prosperan en suelos ácidos. Algunos elementos, como el cobre y el zinc, son micronutrientes importantes para muchos organismos. Los elementos químicos componen toda la materia, incluidos otros factores abióticos.

El viento

A menudo los factores abióticos se ven afectados por otros factores. Esto es especialmente evidente con el viento. La velocidad y dirección del viento afecta la temperatura y la humedad de un área. Las velocidades del viento muy altas, a menudo en áreas montañosas, pueden conducir a un crecimiento de la planta atrofiado y limitar los tipos de vida que pueden prosperar en el área. El viento también transporta semillas y ayuda a la polinización, extendiendo la vida. Esto permite que las formas de plantas viajen fuera de un área contenida.

loadInifniteAdd(44636);

La interacción entre los factores bióticos y abióticos:

la-interacción-entre-los factores-bióticos-y-abióticos

La ecología, por su carácter multidisciplinar, se ve obligada a estudiar muy detenidamente la interacción entre los factores bióticos y abióticos, ya que  estas relaciones son responsables de todos los procesos que tienen lugar en el medio. Se trata de una forma de saber, por ejemplo, los diferentes datos que pueden hacer que cambie el clima, y la biodiversidad por tanto se vea inevitablemente afectada.

La afirmación de que “no se puede tener uno sin el otro” es verdadera cuando hablamos de los factores bióticos y abióticos. Trabajan juntos para crear un ecosistema (por ejemplo en los bosques o en los sistemas acuáticos) que sea saludable. Para comprender mejor la relación queremos explicar también de manera rápida, que es un factor biótico.

¿Qué es un factor biótico?

La forma más sencilla de entender si algo es biótico es preguntar: “¿Es algo vivo?” Si la respuesta es sí, entonces sabes que es biótica y no abiótica. Si piensas en esto en lo que se refiere a un ecosistema forestal, los factores bióticos incluyen todo, desde hongos y plantas hasta insectos y otros animales grandes. Lo mismo ocurre con el resto de ecosistemas.

¿Cuáles son las tres categorías de factores bióticos?

Los factores bióticos se dividen en tres categorías principales: autótrofos, heterótrofos y detritívoros. Los autótrofos se definen como seres vivos que pueden alimentarse por sí mismos. Las plantas y las algas caen en esta categoría porque pueden alimentarse por sí mismas. Por supuesto, necesitan el área a su alrededor para ayudar con la luz del sol, el agua y los nutrientes, pero luego hacen el trabajo de hacer su propia comida mediante la fotosíntesis o la quimiosíntesis.

Los heterótrofos consumen el ecosistema a su alrededor. Pueden ser omnívoros, herbívoros o carnívoros, pero dependen de lo que les rodea como alimento. La categoría final, los detritívoros, son los descomponedores. Son como el equipo de limpieza de las otras dos categorías porque comen cosas muertas. Muchos insectos y gusanos entran en esta categoría.

loadInifniteAdd(44637);

¿Cómo interactúan los factores bióticos y abióticos?

Una vez hemos visto qué son las dos cosas nos queda responder a la cuestión del modo en el que los factores abióticos inciden en los bióticos.

Para ello, por ejemplo, puedes pensar en una planta que crece en un bosque. Es biótica, pero no podría sobrevivir sin fuentes abióticas como la lluvia y el sol.

A veces, los factores abióticos afectan negativamente a los factores bióticos. Por ejemplo, la deforestación está ocurriendo en todo el mundo, donde los bosques están disminuyendo rápidamente.Esto afecta a todos los seres vivos en el bosque, y es por eso que muchos científicos están tratando de descubrir las consecuencias a largo plazo que tiene la deforestación en nuestro ecosistema. Sobre todo, es importante saber y entender que la relación entre los componentes abióticos y bióticos es importante. Cuanto mejor lo entendamos, más podremos hacer para proteger nuestros bosques a largo plazo.

Vídeo sobre los factores abióticos de la ecología:

Artículo de interés:

loadInifniteAdd(50325);

ElBlogVerde.com

Newsletter