Escrito por Tendenzias

Estación de Atocha: Jardín entre trenes.

Si llegas a la estación de Atocha por primera vez, te sorprenderá, aún cuando ya te hayan contado sobre él, encontrarte de frente con el jardín tropical que reside en su interior.

Verde, fresco, original, este trocito de Madrid supone un respiro para la vista y para los pulmones de aquellos que corren de un lado a otro intentando no perder el tren de cada jornada.

Y es que cierto día, el arquitecto Rafael Moneo tuvo una genial idea: conseguir que la espera en esta estación de trenes fuera más confortable.

Así que decidió transformar un viejo edificio en un hermoso jardín, en el que hasta pudieran sobrevivir algunas especies animales, que pudieran llenarlo aún más de vida.

Jard�n de Atocha

Fue inaugurado en 1992

Este precioso y preciado jardín interior tiene una extensión de 4.000 m2, y entre su flora podemos encontrar más de 500 especies distintas, entre ellas plantas carnívoras, tortugas de distintos tamaños, traídas generosamente por los propios ciudadanos, y coloridos peces tropicales que nada en un lago especialmente construído allí para ellos.

¿Cómo se mantiene un pulmón verde de estas características en el interior de una estación de trenes?

Atocha Verde

Pues el milagro se consigue gracias al grado de humedad constante que se procura mantener y que recrea el ambiente de los trópicos. Esto es vital para la supervivencia de este espacio verde que llena de color esta importante estación de trenes madrileña.

La estación de trenes de Atocha está situada en la parte sur del mismo centro de Madrid, a tan sólo cuatro paradas de la famosísima Puerta del Sol. Desde allí podrás coger trenes a distintos puntos de España y a Lisboa, pero también es estación de metro y de tren de cercanías. Inaugurada en 1851, fue la primera puesta en marcha en esta ciudad.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos