Escrito por Tendenzias

¿Qué es la energía y qué tipos hay?

¿Qué es la energía y qué tipos hay? La pregunta que nos hacemos hoy es corta pero nada sencilla de exponer. La respuesta rápida nos dice que la energía es la capacidad que tiene un objeto de cambiar lo que tiene a su alrededor. También es válida la definición de la energía que la sitúa como la propiedad de un objeto para llevar a cabo un trabajo, cuando éste se considera el movimiento derivado de aplicar dicha energía.

Esto para empezar. No obstante, te vamos a contar qué es la energía y qué tipos hay para que tengas una idea más detallada del asunto.

Qué es la energía

Una vez que sabemos qué es la energía, también debemos saber que ésta tiene la capacidad de transformarse pero, como ya es conocido, ni se crea, ni se destruye. Eso sí, se puede contabilizar a tenor de la transformación que sufra. Una transformación que puede ser de varias formas, lo que determinará la forma en la que se cuantificará.

Determinando qué es la energía, podemos concebirla como trabajo y, en tal caso, medirla en fuerza y aceleración. Lo haremos a base de Julios, como marca la unidad internacional, que establece un julio en el equivalente a la energía que enviamos a un objeto para que éste se desplace a un metro de distancia, aplicando una fuerza de un Newton. Por otro lado, si es calor de lo que hablamos, la cuantificación viene dada por la temperatura.

Obviamente, todo ser vivo que habita el planeta, necesita energía para continuar vivo. En el caso de las personas, esta energía nos viene dada por la comida, el aire o la bebida. Energía imprescindible para mantenernos con vida y activos. En el caso de los objetos, a pesar de que estos estén parados, cuentan con una energía que, en este caso, está en reposo. Si le aplicamos energía a dicho objeto, incrementaremos su masa.

Otra cosa es la capacidad del ser humano para su desarrollo, la misma que le ha llevado a ser capaz de obtener diferentes tipos de energía para usarla en su propio beneficio. Hablamos, en este caso, de renovables y no renovables. Distinta forma de obtención pero un mismo objetivo, facilitarnos el día a día, por ejemplo, con la electricidad.

Tipos de energía renovables

Los tipos de energías renovables son aquellas cuyas fuentes naturales son infinitas. Es decir, no se acabarán nunca porque tienen energía infinita o la capacidad de creación altamente desarrollada. Eso sí, en algunos casos hay que dar margen para que alguna fuente se pueda recargar de forma natural.

Los tipo de energías renovables comenzaron a utilizarse hace 40 años, por la situación de precariedad que atravesaban los principales productores de energía. A lo largo de estas últimas décadas, los tipos de energías renovables han dado un salto de calidad y cantidad impresionante.

Estos son los tipos de energías renovables más destacados

Energía Solar

La energía solar, como su propio nombre indica, es la que obtenemos directamente del sol. Una alternativa cada vez más utilizada, por ser la más grande y potente con la que cuenta el planeta. No sólo es una energía renovable, sino que no tiene coste para quien la consuma.

Energía Biomasa

La energía biomasa es la que llega del secado total de los organismos. Es decir, se le saca por completo el agua.

Energía Eólica

La energía eólica es una de las que más auge tiene en los últimos tiempos. Se trata de la energía que se obtiene del viento, cuando hace que las aspas de molinos o aparatos similares se muevan, para generarla.

Energía Térmica

La energía térmica es la que nos llega al mezclar la energía cinética y la potencia de un objeto que ya está en movimiento.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Energía Geotérmica

La energía geotérmica viene directamente de La Tierra y, en concreto, del calor que el planeta genera. Para acceder a él hay que llegar a la zona más profunda de la superficie terrestre. También es el que se genera cuando un volcán entra en erupción, generando un calor abrasador en kilómetros a la redonda.

Tipos de energía no renovables

Los tipos de energías no renovables son aquellos cuyos recursos naturales son finitos. Es decir, cuando se acaben, no habrá opción de reponerlos porque su reserva es limitada. Por desgracia, el aumento del consumo a todos los niveles, hace que varios tipos de energías no renovables, se obtengan a costa de agotar los recursos del planeta, con el peligro que ello conlleva.

Estos son los tipos de energía no renovables más habituales:

Energía fósil

El gas natural es una combinación de hidrocarburos ligeros como son el metano, el dióxido de carbono, el etano y el nitrógeno. Obviamente, es un combustible fósil que se debe buscar en el fondo del mar o en el subsuelo. Por su parte, la formación del petróleo tarda de millones de años, por lo que su extracción se da una sola vez en el yacimiento de turno. Este compuesto orgánico pasa por un proceso de refinación, en el que se separa el gas del agua para su uso comercial. Cada vez será más caro, hasta ser prohibitivo.

Energía mineral

El carbón también es un mineral de origen orgánico, cuya composición principal es el carbono. Al igual que el petróleo, su formación requiere de millones de años, por lo que pasarán unas cuantas generaciones, una vez que lo agotemos del todo, hasta que volvamos a ver carbón.

Energía Nuclear

Uno de los combustibles más inestables y peligrosos, pero con más poder. Su energía viene dada por dos procesos: fusión o fisión. Para llevar a cabo ambas, se requiere de uranio y plutonio como combustible, dos elementos peligrosos, cuyas aplicaciones están virando más a lo bélico que a lo beneficioso para el mundo. En este artículo, Energía nuclear: qué es, ventajas y desventajas, dimos buena cuenta de lo que es y las aplicaciones de la energía nuclear.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos