Escrito por Tendenzias

Eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles

¿Tienes un huerto ecológico y algunos moluscos te lo están masacrando pero te da pena acabar con ellos? No te preocupes, hoy te vamos a enseñar cómo eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles. Y es que no hace falta acabar con una colonia entera, para recuperar tu huerto ecológico.

Por suerte, hay varios métodos ecológicos que te ayudarán a evitar que las plagas de estos moluscos arrasen con tu plantación. Especialmente recomendadas en primavera y otoño (cuando más atacan estos moluscos) son estas formas de eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles. ¿Que cómo sabemos sin son babosas o caracoles? Tan sencillo como que los caracoles tienen concha y las babosas no.

Eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles

Antes se saber cómo eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles, debes saber cómo operan estos moluscos. Básicamente, porque se ocultan de la luz solar y perpetran sus ataques con nocturnidad y alevosía. Lo peor de estos ataques furtivos es que, además, son selectivos. Y es que tanto babosas como caracoles, acuden primero a por los elementos más tiernos. Obviamente, busca la calidad.

Por tal motivo, ya contamos con esa ventaja, saber dónde irán primero. Otro punto de conocimiento que podremos usar en nuestro favor es la necesidad de humedad de estos moluscos. Sin ella, les resulta imposible generar su característica babilla. Precisamente, la que nos ayuda a saber que son caracoles y babosas quienes nos boicotean el huerto ecológico. Así las cosas, ya sabemos que su época preferida para atacar es en época de lluvias. Es decir, otoño y primavera.

Por cierto, para quien se plantee dejar morir de viejos a sus atacantes, que tenga en cuenta dos aspectos: su esperanza de vida y su capacidad de reproducción. Por un lado, caracoles y babosas pueden llegar a vivir cinco y dos años, respectivamente. Por otro, un único caracol puede poner más de 150 huevos. Es decir, dejarles campar por tu huerto ecológico, supondría decir adiós a tu huerto. Mejor, toma nota de estas formas de eliminar de forma ecológica las plagas de babosas o limacos y caracoles

Formas de prevenir plagas de babosas o limacos y caracoles

Hay varias formas de prevenir las plagas de babosas o limacos y caracoles. En tu mano está escoger la que estimes oportuno. O, como pasa en algunos casos, ir alternando hasta que des con la que funciona. No todas son infalibles, pues los moluscos son distintos, según donde se encuentren. Sea como sea, éstas son las formas de prevenir plagas de babosas o limacos y caracoles.

Riego por goteo

Además de ser un tipo de riego recomendado por el limitado gasto de agua que hace, en este caso, se convertiría en tu aliado inesperado. Y es que al seleccionar al mínimo la cantidad de agua que va cayendo a la plantación, la humedad no se acumula en la zona, dificultando el acceso para babosas y caracoles. Lo normal es que se vayan a otra zona con más cantidad de agua.

Riega a primera hora

Si riegas a primera hora, cuando llegue la noche, la mayoría del agua se habrá evaporado o habrá sido absorbida por las plantas y la tierra del huerto. Así, cuando el ejército de la baba se disponga a atacar, se encontrará con un entorno más seco de lo esperado y, lo normal, es que ordenen retirada.

Plantas anti caracoles

Suena a broma pero no lo es. Hay plantas cuyo olor mantendrá a los moluscos lejos de tu cosecha. Además, no son especialmente complicadas de encontrar. Romero, salvia, begonia, mostaza o lavanda son las más recomendadas. Si las plantas cerca de las plantas con más opciones de ser atacadas, estarán protegidas 24/7.

Cazadores de caracoles y babosas

Si quieres evitar que te invadan y se reproduzcan, a lo mejor tienes que pedir ayuda a un abusón de babosas y caracoles. Nos referimos a sus enemigos acérrimos, que controlarán y reducirán la presencia de moluscos en tu huerto ecológico a cero. Salamandras, escarabajos, patos, gallinas, pájaros, sapos, lagartijas, ranas, erizos o tortugas te pueden ayudar en esta misión.

A mano y con paciencia

Si tienes tiempo y paciencia, una de las opciones más saludables es quitar a las babosas o limacos y caracoles a mano. Al final, estos moluscos tienen un tamaño adecuado para ser localizados y retirados sin problemas. Eso sí, tendrás que dar varias pasadas y armarte de paciencia para acabar con todos ellos. Y aún así, siempre te dejarás alguno.

Utiliza cerveza

Curiosidades de la vida, la cerveza es todo un manjar a babosas y caracolas. ¿Cómo usar esto en tu favor? Tan sencillo como llenar varios frascos pequeños de cerveza y enterrarlos alrededor de tu huerto. También puedes echar un poco en una bolsa y dejarla abierta. Cuando amanezca, alucinarás con la cantidad de moluscos que han caído en tus trampas. Son conocidos como los Homer Simpson de los moluscos

Utiliza cáscaras de naranja

Otro elemento que enamora a las babosas y caracoles es la cáscara de naranja. Hasta tal punto que si dejas varias cáscaras repartidas por toda la plantación, éstas irán a ellas directamente y no se moverán, no sea que alguien se la quite. Por la mañana, tendrás mucho más fácil la labor de retirada de moluscos que si tuvieras que ir uno por uno.

Pulverizando ajo

Una alternativa que es muy efectiva pero huele muy fuerte es la opción vampírica. En este caso, debes machacar seis dientes de ajo por cada litro de agua que hiervas. Déjalo reposar un día y vierte la mezcla en un pulverizador para rocía todo el huerto con el mejunje. Ni rastro de babosas o caracoles. Y es que el olor del ajo es tan fuerte para estos moluscos, que no podrán ni acercarse.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter