Escrito por Tendenzias

Efectos de la temperatura y de la luz en el desarrollo de las plantas

Cuando en un texto anterior (el cuál se puede consultar en el siguiente enlace) se hablaba de tropismos y nastias, se hacía referencia a que las plantas reaccionan a ciertos estímulos (más concretamente el fototropismo). Estos estímulos provocaban en ellos un movimiento que podía ser permanente o reversible. En base a esto, en estas líneas vamos a examinar dos estímulos principales que influyen notablemente en el desarrollo de las plantas, como son la temperatura y la luz. Además de estos factores, existen otros que deberías estar equilibrados para un correcto desarrollo, como pueden ser el dióxido de carbono, la humedad, el agua y los nutrientes de la tierra.

Efectos de la luz en el desarrollo de las plantas

La luz influye de manera directa en el crecimiento de las plantas. Sobre todo en su etapa de florecimiento y desarrollo vegetativo. Por ello en muchos cultivos se utilizan luces artificiales, que hacen posible el cultivo durante todo el año. Sin embargo estas luces artificiales no tienen la misma intensidad y nutrientes que la luz natural aportada por el Sol.

La cuestión es muy simple: sin la luz las plantas no podrían vivir. Las plantas se nutren de la luz y su intensidad y por ende esta se encuentra directamente relacionada con su desarrollo.

Efectos

La luz hace posible que las plantas puedan realizar el proceso de fotosíntesis. La fotosíntesis es un proceso inverso a la respiración que realizan los animales.

Cuando cae la noche y las plantas no se nutren de luz comienzan a respirar, como si se tratase de cualquier especie del reino animal. Pero repasemos un poco en qué se basa la fotosíntesis:

  • La fotosíntesis es un proceso por el cual las plantas obtienen energía. Para que esto sea posible es necesario la luz natural o en su defecto artificial.
  • La fotosíntesis convierte el dióxido de carbono en compuestos orgánicos.
  • Las plantas emplean agua y dióxido de carbono para generar su alimento y expulsan oxígeno en su proceso.
  • El oxígeno es necesario para la supervivencia de las demás formas de vida del planeta. Estos, a su vez que se nutren de oxígeno expulsan dióxido de carbono.

La conclusión es clara, si luz solar no habría oxígeno. Con lo cual se acabaría toda la vida del planeta.

Las especies vegetales necesitan el factor luz para su salud y desarrollo. La luz es captada por la clorofila y les permite realizar su función de alimentación (fotosíntesis). El crecimiento de una planta en relación con la energía lumínica que recibe se puede parametrizar en tres factores:

  • Intensidad
  • Duración
  • Calidad

El estímulo de la luz provoca en las plantas una reacción hormonal (veáse el artículo siguiente sobre las fitohormonas), la consecuencia de esta reaccion es un crecimiento, la auxina es la encargada de este crecimiento. De este modo también se explica porqué se produce el fototropismo, haciendo que el tallo de las plantas sufra un doblamiento hacia la fuente de luz.

Efectos de la temperatura en el desarrollo de las plantas

Al igual que la luz, la temperatura es un elemento esencial para el desarrollo de las plantas. Muchas investigaciones se han centrado en desarrollar este factor en los cultivos para una buena producción de invernadero.

No obstante las condiciones óptimas de temperatura son relativas, es decir varían de una planta u otra. En general podríamos afirmar que las condiciones óptimas de temperatura son cuando los valores extremos no causan daño para el desarrollo.

Así pues, dependiendo de cada tipo de planta, existen unos parámetros para medir las condiciones de temperatura:

  • Cero vegetación: es aquella temperatura que por debajo de la cual la planta deja de crecer. Los valores son difíciles de determinar y las variaciones de un tipo de planta a otra suelen ser considerables.
  • Temperatura óptima: son los valores térmicos que aseguran la velocidad potencial de crecimiento máxima. Generalmente, este valor se encuentra situado entre los 25 y 28 ºC para gran parte de las planta. Sin embargo para otro tipo de plantas que proceden de zonas más cálidas el valor máximo podría situarse en 30ºC
  • Temperatura umbral (o límite): algunas fases del desarrollo (como por ejemplo la floración) sólo pueden realizarse si la temperatura es superior a una mínima determinada. Esto explica porqué las plantas no florecen en invierno.
  • Temperaturas letales: son aquellas más bajas o más altas que puede soportar una planta determinada. Si la temperatura es tan baja que produce una helada, dejando el suelo cubierto de hielo, impide la respiración de las plantas. Para plantas cultivadas en una zona templada se considera que no resistirían unas temperaturas superiores a 50ºC.

Efectos

Pero, ¿qué efectos tiene la temperatura sobre las plantas? Además de la velocidad de crecimiento (de forma directa), las temperaturas afectan a:

  • Germinación
  • Transpiración
  • Respiración
  • Fotosíntesis
  • Absorción de agua y nutrientes

Todos los procesos fisiológicos de la planta ocurren más rápidamente a medida que la temperatura aumenta, desde la temperatura de cero vegetación hasta su temperatura óptima.

A medida que desciende la temperatura el crecimiento se hace más lento. Las plantas pueden realizar la fotosíntesis con temperaturas cercanas a 0ºC, sin embargo el proceso no se realiza con la misma calidad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Con temperaturas altas, superiores a la óptima pero sin llegar a ser letales, también el metabolismo vegetal se resiente. Esto es consecuencia del aumento de necesidades de nutrientes para llevar a cabo sus funciones vitales (agua, luz, nutrientes de la tierra) que la planta debe gestionar, lo cual afecta a su crecimiento. En estas condiciones las plantas pueden ser dañadas por el llamado “estrés hídrico”.

No cabe duda que la temperatura es un factor que afecta de una forma sustancial al reino vegetal. Sólo tenemos que mirar el tipo de vegetación que crece en una región tropical y una zona más fría. La diferencia existente entre la vegetación en una zona de montaña y otra en territorio bajo. Así se comprende que cada especie o “ecotipo” responde a un perfil de actividad biológica en función de la temperatura única.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos