Efecto invernadero: Importancia de la atmósfera para los seres vivos

ElBlogVerde.com

El efecto invernadero es un fenómeno que nos causa muchos quebraderos de cabeza y cierta frustración, pero que debe ser resuelto por el bien de toda la humanidad. En este artículo os hablaremos del Efecto Invernadero: Importancia de la atmósfera para los seres vivos.

Efecto invernadero y calentamiento global

El efecto invernadero se debe a un exceso de gases contaminantes en la capa de ozono, el cual se va degenerando a pasos de gigante. Se hace mucho por aliviar este desastre, pero todo es poco a no ser que se tomen medidas realmente drásticas. No obstante y por desgracia, nos movemos en un mundo en el que los intereses económicos ciegan a muchos.

Efecto invernadero

Efecto invernadero calentamiento global

Es muy cierto que el efecto invernadero se lleva a cabo a partir de una serie de componentes de la atmósfera. Hay que tener en cuenta que este efecto es necesario para que la Tierra mantenga una temperatura óptima para la vida. Sin embargo, como dijo un sabio, en exceso todo es perjudicial, hasta si abusamos del agua. Y en este caso ocurre lo mismo, el exceso de gases ha empeorado este ciclo y ahora el efecto es contrario al que debiera.

Por ello, debemos decir que el efecto invernadero es el fenómeno climático de calentamiento de las capas inferiores de la atmósfera de la Tierra, causado por la absorción por algunos gases de la radiación infrarroja emitida por la Tierra. El efecto invernadero es además fundamental importancia para los organismos vivos, ya que limita la dispersión del calor y determina el mantenimiento de una temperatura constante en el planeta. Sin embargo, la liberación a la atmósfera de altas cantidades de dióxido de carbono (CO 2 ) y otros gases, debido a actividades industriales, ha mejorado el efecto invernadero natural y está causando un aumento anormal de la temperatura, un fenómeno conocido como calentamiento global.

ANUNCIO

La sobreexplotación industrial, la emisión desmesurada de dióxido de carbono, metano, el clorofluorocarbono, ozono, entre otros, está empeorando el bienestar del planeta.

Efecto invernadero natural

Antes de ver qué efectos provoca entonces el efecto invernadero en los seres vivos, queremos explicaros un poco mejor cómo es y cómo se desarrolla el efecto invernadero natural.

La radiación solar directa en la Tierra se caracteriza por ondas cortas, incluidas en el rango visible y ultravioleta; Después de golpear la superficie del planeta, se refleja parcialmente en forma de radiación infrarroja de onda larga, que corresponde al calor disperso por la Tierra. Algunos gases presentes en la atmósfera permiten el paso de la radiación solar incidente, mientras absorben la radiación infrarroja.

ANUNCIO

En otras palabras, el calor dispersado por el planeta está parcialmente atrapado en la atmósfera, lo que hace que se caliente gradualmente. Gracias al efecto invernadero, la temperatura media de la Tierra se mantiene en torno a los 15 ° C. Los gases involucrados en este fenómeno generalmente se denominan gases de efecto invernadero e incluyen dióxido de carbono (que solo contribuye al 70% del efecto invernadero), metano (responsable de aproximadamente el 23% del fenómeno), vapor de agua, nitrógeno (u óxido de nitrógeno), ozono y clorofluorocarbonos (CFC, también correlacionados con el fenómeno del agujero de ozono).

Calentamiento global

Desde la revolución industrial, el aumento en el uso de combustibles fósiles ha provocado un aumento del 30% en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, que ha alcanzado 358 ppm (partes por millón). Esta condición ha empeorado debido a la destrucción progresiva de los bosques (deforestación) que, al eliminar las plantas, cancela su acción fotosintética de reciclaje de CO 2 .

De esta manera, el desequilibrio entre la entrada y la salida de dióxido de carbono se acentúa en la atmósfera. Durante la segunda mitad del siglo XX, también hubo un aumento en otros gases de efecto invernadero; en particular, metano, resultante de granjas de rumiantes, campos de arroz y actividades industriales, que aumentaron en un 145%; óxidos de nitrógeno, producidos por algunos procesos agrícolas y por gases de escape de vehículos; ozono de las capas inferiores de la atmósfera (troposfera), producido por el efecto de las reacciones químicas de los agentes contaminantes.

El aumento en los gases de efecto invernadero ha llevado al calentamiento global de 0.3-0.6 ° C desde 1860, un fenómeno que ocurrió principalmente después de 1970. La tendencia actual parece ser un aumento adicional de la temperatura, que dentro de los próximos 100 años podrían crecer aún más de 1.5 a 4 ° C.

Gases de efecto invernadero indirectos

Como ya hemos mencionado, los gases de efecto invernadero tienen la capacidad de retener una parte de la energía térmica del sol en la atmósfera y, por lo tanto, contribuyen a generar el efecto invernadero. Algunos gases tienen un efecto indirecto:

  • los óxidos de nitrógeno (NOx), los compuestos orgánicos volátiles (VOC) y el monóxido de carbono (CO) reaccionan en la atmósfera y forman ozono troposférico
  • El monóxido de carbono (CO) reacciona en la atmósfera para generar dióxido de carbono
  • Los compuestos orgánicos volátiles (COV) generan metano y vapor de agua.
  • El dióxido de azufre (SO2) reacciona en la atmósfera y forma aerosoles de sulfatos con un efecto refrescante.
  • Los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre forman aerosoles que contribuyen a la formación de nubes. Estos tienen un efecto más refrescante que cálido en el clima.
  • Los gases que contribuyen al calentamiento del clima son el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno (NOx) y los compuestos orgánicos volátiles (VOC). El óxido de azufre (SO2), por otro lado, contribuye al enfriamiento del clima.

Desequilibrios

Cuando hay, o había equilibrio, la energía solar (radiación solar) que penetra en el planeta se compensa con la cantidad de energía solar que se radia en el espacio. Con esto la temperatura del planeta sería constante y sin problemas. Sin embargo, la realidad es muy distinta. El exceso de gases contaminantes deja pasar la radiación solar, sin embargo, gran parte no la deja volver a salir. Por lo tanto, el calor en la atmósfera es cada vez más intenso.

Con la subida de la temperatura global, el deshielo ocasiona la subida del nivel oceánico, lo que termina por llevarse a varias poblaciones por delante. También está la cara opuesta, la desertización en muchas zonas a causa de la escasez de las lluvias. A la desertización por la escasez de agua hay que sumarle también la desertización por deforestación.

ANUNCIO

Al final, todos los enormes huecos sin vegetación que van surgiendo por A o por B, terminan calentando más la Tierra, ya que no hay nada que la proteja. La vegetación no es solo para tener unos paisajes maravillosos, también ofrece sombra y protegen el suelo, entre otras muchas cosas más. Además de esto, ofrece alimento para muchas especies animales, los cuales van desapareciendo por falta de recursos.

Desaparición de los polos, especies y poblaciones

Todas estas consecuencias van siendo multiplicadas originando el sobrecalentamiento en muchos puntos de la corteza terrestre y la posterior desaparición de los polos. Y si los polos desaparecen, subirá más el nivel del agua y se generará más calor, puesto que los polos tienen una gran influencia sobre el clima. Eso seguiría con el proceso de extinción de más especies.

El efecto invernadero también es el causante de las modificaciones que están sufriendo las estaciones del año, además de ser el causante de la revolución que se genera entre las especies migratorias y su reproducción.

Factores nocivos

El aumento de los gases que favorecen el efecto invernadero es debido a la deforestación en general, sobre todo en las selvas, ya que éstas son las que más captan CO debido al proceso de la fotosíntesis. La quema de combustibles fósiles tan desorbitada hace subir el nivel de CO₂ en la atmósfera. La sobreexplotación ganadera y de arrozales dispara los niveles de metano. Y por supuesto las emisiones de CO y los vapores químicos que se generan en las industrias.

ANUNCIO

El nacimiento del IPCC

La complejidad de las posibles consecuencias del cambio climático del planeta, la interacción de diferentes factores en el origen del efecto invernadero, la necesidad de establecer pautas unitarias entre los países más responsables de las emisiones contaminantes, indujeron en 1988 la creación del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático), con sede en Ginebra, por dos institutos de la ONU, la OMM (Organización Meteorológica Mundial) y el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), cuyos miembros tienen acceso libre a los grupos de trabajo. Esta organización en 1992 desempeñó un papel esencial en la fundación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que trata principalmente aspectos políticos relacionados con el tema del calentamiento global. El IPCC ha publicado tres informes de evaluación del cambio climático, el más reciente de julio de 2001.

El segundo, publicado en 1995, proporcionó datos científicos, técnicos y socioeconómicos fundamentales a representantes de más de 170 países, cuyas negociaciones en 1997 llevaron a la firma del documento conocido como Protocolo de Kyoto; Este acuerdo, que representa una piedra angular en la estrategia global para detener el problema del efecto invernadero y el calentamiento global, fue seguido por reuniones internacionales posteriores en las que se establecieron límites político-económicos y estrategias para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Regulación de temperatura

Cuando el planeta recibe los rayos de sol a lo largo del día éste se calienta. Una vez el suelo se calienta devuelve parte del calor a través de la radiación infrarroja. Si no fuese por la atmósfera el calor se dispersaría hacia el espacio y por las noches el planeta se enfriaría drásticamente pudiendo alcanzar una media de -32°, cuando actualmente la media es de 15°.

El comportamiento de la atmósfera es similar al de los cristales de un invernadero. Como hemos comentado al principio respecto a la entrada de las radiaciones solares.

Atmósfera como escudo

Podría decirse que la atmósfera actúa como un escudo ya que nos protege de las radiaciones nocivas que proceden del Sol. Además de calor y luz, despide radiaciones que son dañinas para la vida en el planeta, hablamos de los rayos X y rayos ultravioletas. La termosfera y la estratosfera absorben estas radiaciones puesto que el ozono que hay irradia la parte más nociva de los rayos del sol. Es por esa razón por la que debe controlarse los niveles de ozono para mantenerla constante y evitar su desaparición.

ANUNCIO

La atmósfera también nos protege contra las colisiones de los meteoritos. Éstos, que surgen del espacio exterior, se atraen por la gravedad y se precipitan en la superficie del planeta. Cuando contactan con los gases de la atmósfera a las velocidades que llevan, la fricción provoca tanto calor incandescente que provoca la desintegración. Gracias a ello los meteoritos no suelen llegar a la superficie terrestre. Claro, que hablamos de dimensiones manejables.

Atmósfera para los seres vivos

Sin la atmósfera no se podría vivir, ya que gracias a ella tenemos todo lo que necesitamos, oxígeno, adecuación del clima, protección, entres muchas otras cosas. Obviamente sin oxígeno no habría ningún tipo de vida.

Los vegetales se alimentan a través del proceso de la fotosíntesis, y para ello precisan de la energía solar, el agua, los nutrientes y el dióxido de carbono. Este proceso vegetal despide oxígeno enriqueciendo con él nuestra atmósfera. Sin atmósfera nada de esto sería posible.

Esto quiere decir que, si en un futuro el planeta queda desierto de vida vegetal, el oxígeno escaseará. Hay que tener en cuenta que gran parte de la composición atmosférica es debida a los procesos en la biosfera, la fotosíntesis.

Así que, si las actividades del ser humano siguen modificando el planeta a su antojo, el incremento de las emisiones de gases contaminantes, la lluvia ácida y la devastación de la vida vegetal, incrementará el efecto invernadero.

Medidas para reducir el efecto invernadero

Efecto invernadero y el calentamiento global

A modo de resumen podemos señalar aquellas medidas que nos permitirían poder reducir el efecto invernadero en su sentido más negativo y que consisten en:

ANUNCIO
  • Aumentar el uso de fuentes de energía renovables y no contaminantes (sol, viento, agua …) y disminuir el consumo;
  • Entre los combustibles fósiles, que son los principales responsables del fenómeno, es preferible la elección del metano, que se considera el combustible menos contaminante;
  • Cesar en la destrucción de los bosques actuales ( deforestación ) y proceder, por el contrario, a un importante trabajo de reforestación.

También te puede interesar:

Efectos de la temperatura y de la luz en el desarrollo de las plantas

Calentamiento global: Efectos

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

96 Comentarios en “Efecto invernadero: Importancia de la atmósfera para los seres vivos”

  1. Pingback: Orinen en la ducha para ahorrar agua | Sustentator
  2. Pingback: Cocina solar que se puede cargar al hombro | Sustentator
  3. Pingback: Cemento ecológico, que no contamina sino que absorbe gases invernadero | Sustentator
  4. Pingback: Algas para reciclar el CO2 de fábricas y generar biocombustible | Sustentator
  5. Pingback: Formas de reducir la contaminación del transporte | Sustentator
  6. Pingback: Techos verdes o azoteas vivas | Sustentator
  7. Pingback: Día del Árbol en Argentina, plantemos un árbol | Sustentator
  8. Pingback: Europa dejará de fabricar la bombita tradicional incandescente | Sustentator
  9. Pingback: ¿De dónde obtiene su energía la Argentina? | Sustentator
  10. Pingback: Muros vivos | Paredes Verdes | Sustentator
  11. Pingback: Energía a partir de desperdicios de caña de azúcar | Sustentator
  12. cristian castillo dice:

    Escribe

    Efecto invernadero y calentamiento global
    Posted by Martín October 23, 2008

    Isaac Asimov es uno de los escritores de ciencia ficción, más famosos, y fue uno de los mejores divulgadores de ciencia que existieron. Cuando hablamos de efecto invernadero no podemos dejar de hacer referencia a la explicación que dio en su libro 100 preguntas básicas sobre la ciencia:

    Pensad ahora en una casa de cristal al aire libre y a pleno sol. La luz visible del Sol atraviesa sin más el vidrio y es absorbida por los objetos que se hallen dentro de la casa. Como resultado de ello, dichos objetos se calientan, igual que se calientan los que están fuera, expuestos a la luz directa del Sol.

    Los objetos calentados por la luz solar ceden de nuevo ese calor en forma de radiación. Pero como no están a la temperatura del Sol, no emiten luz visible, sino radiación infrarroja, que es mucho menos energética. Al cabo de un tiempo, ceden igual cantidad de energía en forma de infrarrojos que la que absorben en forma de luz solar, por lo cual su temperatura permanece constante (aunque, naturalmente, están más calientes que si no estuviesen expuestos a la acción directa del Sol).

    Los objetos al aire libre no tienen dificultad alguna para deshacerse de la radiación infrarroja, pero el caso es muy distinto para los objetos situados al sol dentro de la casa de cristal. Sólo una parte pequeña de la radiación infrarroja que emiten logra traspasar el cristal. El resto se refleja en las paredes y va acumulándose en el interior.

    La temperatura de los objetos interiores sube mucho más que la de los exteriores. Y la temperatura del interior de la casa va aumentando hasta que la radiación infrarroja que se filtra por el vidrio es suficiente para establecer el equilibrio.

    Luego de esa magnífica explicación, imposible de igualar, queda contar qué consecuencias le trae a un planeta como el nuestro sufrir un efecto invernadero.

    Ya vimos lo que produce en un simple invernadero, donde el efecto invernadero se usa para cultivos. Pero a nivel planetario también se puede dar el efecto invernadero, ya que determinados gases de la atmósfera pueden retener la energía que emite el suelo cuando es calentado por la radiación solar, como en la jaula de cristal.

    Hoy en día en la Tierra, existe un calentamiento global por culpa de este efecto invernadero, ya que gases (llamados gases invernadero) como el dióxido de carbono y el metano, funcionan como el cristal en un invernadero de cultivos, reteniendo el calor que de otra forma se habría ido al espacio. Así que cuanta mayor es la concentración de estos gases en la atmósfera, menos radiación puede salir al espacio. Y estos gases son producto de la acción humana
    aquí tu comentario.

  13. Pingback: Invento que captura el dióxido de carbono y lo vuelve líquido | Sustentator
  14. Pingback: Efecto invernadero
  15. Pingback: Energía solar para convertir CO2 en biocombustible | Sustentator
  16. Pingback: Efecto Invernadero
  17. Pingback: la vuelta al mundo en un colectivo que funciona a aceite usado | Sustentator en Español
  18. cata dice:

    cuida el calentamiento global antes de que te arrepientas

  19. militha dice:

    hay que tomar conciencia porq´ enun par de años no van q´dar arboles y nos vamos a morir

  20. Pingback: Cambio Climatico « Desde Otro Ángulo