Escrito por

Disminuye la superficie y la producción de agricultura ecológica en Extremadura

Según un estudio publicado por la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Cáceres, Extremadura posee una superficie de agricultura ecológica de 67.378,53 hectáreas y 3.608 productores, cifras que han sufrido una disminución importante durante los últimos años.

Cultivos

El estudio, que fue realizado por Beatriz Román Suero con datos del período 2001-2005, analiza el potencial de explotación de la agricultura ecológica extremeña, expone la situación del sector y ofrece un diagnóstico y una serie de recomendaciones estratégicas.

Uno de los porcentajes interesantes para conocer la situación señala que el 46 por ciento de las industrias extremeñas son almazaras y menos del 8 por ciento de las producciones ecológicas se relacionan con productos hortofrutícolas, bodegas, aderezos y frutos secos.

Badajoz es la provincia extremeña que cuenta con mejores cifras en cuanto a superficies, productores y elaboradores. Tiene 50.251,28 hectáreas de agricultura ecológica, 2.758 productores y 38 elaboradores. Respecto a los cultivos, los más abundantes son frutales, cereales, leguminosas, vid, barbecho y abono verde.

En cuanto al mercado o canales de distribución, las conclusiones del informe dejan ver que el mercado de productores procedentes de la agricultura ecológica es prácticamente inexistente en Extremadura. Según se afirma, para encontrar alimentos ecológicos en la región hay que acudir a algún supermercado que los incluya en su oferta o a alguna herboristería o casa de comercio específica. Además, en algunas zonas, las asociaciones de productores les venden directamente a los consumidores.

Para la autora del informe, las principales debilidades de la agricultura ecológica en Extremadura son la dependencia de subvenciones y ayudas públicas, la falta de asesoramiento y formación en cuanto a medios de producción y promoción y la falta de estructuras comerciales e iniciativas promocionales, tal como se puede leer en Agroinformacion.com, uno de los sitios que reprodujo la información.

El escaso desarrollo del asociacionismo, la poca representación del sector, la pérdida progresiva de liderazgo a nivel nacional y las críticas generalizadas al funcionamiento de los organismos de control y certificación regionales completan la lista de debilidades.

Pese a las condiciones negativas, Suero resalta las fortalezas del sector extremeño: condiciones ambientales, agrarias y rurales favorables para su desarrollo, oferta estable por contar con empresas elaboradoras de gran tradición ecológica y operadores con capacidad para producir productos de calidad. Además menciona la puesta en marcha del plan estratégico regional para el desarrollo de la agricultura ecológica y la creencia en el futuro desarrollo del sector por parte de la mayoría de los empresarios elaboradores.

Para la autora, el sector extremeño se verá favorecido por la creciente preocupación del consumidor por alimentarse de manera sana y el aumento de la demanda en mercados europeos y del consumo de alimentos ecológicos en otras regiones españolas.

En cuanto a las recomendaciones estratégicas sugiere el asociacionismo, la creación y desarrollo de plataformas comerciales, el apoyo definido de la administración y el asesoramiento técnico y comercial del sector.

ElBlogVerde.com

Newsletter