Diferencias entre alimentos bio, ecológicos y orgánicos

En la actualidad, parece que la alimentación a partir de productos ecológicos se ha puesto muy de moda. Cada vez más, cuidamos lo que comemos, y es ahí cuando nos damos cuenta que encontramos varios tipos de alimentos naturales o ecológicos de modo que queremos explicaros a continuación, cuáles son las diferencias entre alimentos bio, […]

En la actualidad, parece que la alimentación a partir de productos ecológicos se ha puesto muy de moda. Cada vez más, cuidamos lo que comemos, y es ahí cuando nos damos cuenta que encontramos varios tipos de alimentos naturales o ecológicos de modo que queremos explicaros a continuación, cuáles son las diferencias entre alimentos bio, ecológicos y orgánicos.

La forma en que se cultivan o crían nuestros alimentos puede tener un gran impacto en nuestra salud mental y emocional, así como en el medio ambiente, así que veamos qué son los alimentos naturales y qué diferencias se dan cuando son bio, ecológicos u orgánicos.

¿Qué es un alimento bio?

No es que existan grandes diferencias entre los tres alimentos señalados, pero para poder encontrarlas podemo definir cada uno al detalle. Comenzaremos por los alimentos bio que no dejan de ser alimentos ecológicos los cuáles se rigen por una estricta normativa europea que indica lo siguiente:

Que son alimentos bio

  • No se permite el uso de pesticidas o fertilizantes sintéticos en la producción, solo se permite una pequeña lista de pesticidas y fertilizantes naturales.
  • Los agricultores deben usar alimentos ecológicos que no contengan sustancias que promuevan artificialmente el crecimiento.
  • La ganadería debe nacer y criarse en una granja orgánica, tener suficiente espacio de alojamiento y el número total de animales debe ser limitado para que no exista pastoreo excesivo o erosión del suelo (más información: regulación sobre el ganado)
  • Los organismos genéticamente modificados están prohibidos (se permite la presencia fortuita de OGM con un máximo del 0,9% del producto).
  • Al menos el 95% de los ingredientes de un producto deben cumplir con los estándares de ser biológico.
  • El productor de alimentos debe estar certificado por la agencia nacional que está a cargo del proceso de auditoría y certificación.
  • Los productos de la caza o la pesca de animales salvajes no se podrían calificar nunca como alimentos bio o ecológicos.

¿Qué es un alimento ecológico?

En cuanto a los productos o alimentos ecológicos, tenemos que definir estos de manera detallada que son aquellos que se cultivan según la normativa europea para estos productos. que indica que para ellos no se pueden utilizar ni pesticidas ni fertilizantes químicos, ni tampoco transgénicos. Es decir, prácticamente lo mismo que con los «bios».

Alimentos ecologicos  

Podemos decir entonces que no es que haya una diferencia demasiado marcada con respecto a esos alimentos bio que también os hemos definido, pero  a estos dos tenemos que sumar un tercer alimento natural: los orgánicos que os explicamos a continuación, aunque ya avanzamos que lo que tenemos que decir va a sonaros bastante parecido a lo señalado hasta la fecha.

¿Qué es un alimento orgánico?

Como los dos anteriores alimentos, los orgánicos están muy relacionados con el sistema de cultivo o cómo se desarrollan. En este caso, tenemos que hablar de un sistema de producción que respeta la salud humana y el medio ambiente en todas sus diferentes fases, excluyendo el uso de cualquier producto químico sintético y cualquier organismo modificado genéticamente, con el fin de preservar y mejorar las características de suelo y respeto por la vida y la biodiversidad.

Que son alimentos organicos

La Agricultura Orgánica prefiere el uso de recursos renovables, recuperación y reciclaje, no incluye el uso de fertilizantes, herbicidas, fungicidas, insecticidas y pesticidas en general y solo admite fertilizantes orgánicos – estiércol, compost – o minerales o técnicas de lucha biológica contra enfermedades del mundo vegetal. Finalmente, no usa tintes en la producción de alimentos procesados.

Desde un punto de vista regulatorio, los alimentos orgánicos son productos alimenticios «obtenidos con métodos de producción orgánicos», de conformidad con las disposiciones del reglamento CEE 2092/91. Este método requiere que, para que un producto sea orgánico, debe producirse en tierra lejos de fuentes de contaminación (fábricas, autopistas) y en el que no se hayan utilizado productos químicos durante un determinado número de años, en cualquier caso, no menos de dos años. Los productos obtenidos durante este tiempo, incluso si no se han usado sustancias químicas, no se pueden definir como orgánicos porque el suelo aún podría contener residuos de pesticidas.

La fertilidad del suelo se obtiene a través de técnicas naturales, como el uso como fertilizante de sustancias orgánicas, residuos de cultivos anteriores y abono verde., que consiste en enterrar después de la cosecha, plantas que enriquecen el suelo con compuestos orgánicos y sobre todo nitrógeno. En lugar de pesticidas puede recurrir a macerados y extractos de plantas medicinales, insecticidas de plantas e insectos útiles para la destrucción de plagas.

En el caso de productos de origen animal para que se puedan considerar orgánicos, se deben elegir y seleccionar razas, alimentar al ganado con alimentos no tratados químicamente, excluir por completo el uso de antibióticos, hormonas u otros estimulantes del crecimiento. En la cría de ganado, el método biológico presta atención al bienestar de los animales, dejándolos pastar en espacios abiertos y limitando la densidad de las prendas de cría. La nutrición se basa en forraje orgánico y la atención debe cumplir con reglas precisas.

No se utilizan tintes o conservantes y los alimentos se procesan y envasan en total conformidad con sus valores nutricionales, sin el uso de colorantes y conservantes.

Finalmente, para la protección de los consumidores, los alimentos orgánicos (al igual que los bio y los ecológicos) están regulados por una legislación europea específica y rigurosa que establece el control y la certificación del proceso de producción y del producto de los recursos agrícolas, alimentarios y forestales.

Las diferencias entre estos alimentos

En resumen, cualquier producto acompañado del adjetivo «eco» (orgánico) o «bio» es sinónimo y se refiere como hemos dicho  a aquellos alimentos que no han sido tratados químicamente, que han sido cultivados con respecto a la naturaleza y no han sido genéticamente modificados. Esto es lo que determina la regulación 834/2007 de Bruselas. Por lo tanto, sus diferencias ocurren en el nivel subjetivo del consumidor, de acuerdo con nuestras percepciones.

Alimentos ecologicos bio organicos diferencias

De todos modos, tras ver cuáles son los alimentos bio, ecológicos y orgánicos al detalle podemos señalar sus principales diferencias en:

Advertisement

Restos y desperdicios

Los productos orgánicos han sido cultivados o criados naturalmente y sin pesticidas químicos, de modo que es imposible que estén completamente limpios. Para empezar, porque entonces se contempla el uso de pesticidas naturales. A esto podemos agregar la contaminación que encontramos en el agua, el aire y la lluvia. Por lo tanto, para que un producto esté completamente limpio, debería ser criado en una burbuja.

Los productos bio y ecológicos se presentan limpios por completo en cambio, aunque tenemos que añadir que nunca se limpian con pesticidas o productos químicos.

Demanda

Los alimentos orgánicos son mucho más que los alimentos bio y ecológicos. La comida orgánica está disponible en todo el mundo y la gente la compra cada vez más cada año a diferencia de los otros aunque su demanda está aumentando.

Precio

El precio es también una diferencia que se nota entre estos alimentos. Los alimentos bio y ecológicos suelen ser más caros que los que no lo son, pero estos son más baratos que los orgánicos.

Etiquetas

Y esta sería la principal diferencia de todas, que hará que podamos saber si los tomates recién comprados, son ecológicos, bio u orgánicos. ¿Por qué? Porque la Unión Europea obliga a cada país a etiquetar los alimentos ecológicos si así se han producido y dependiendo de donde vengan te encontrarás con etiquetas «eco», «bio»o la de «orgánico», de modo que en realidad cada país etiquetará realmente como desee eligiendo una de estas tres acepciones.

En españa antes todo era «ecológico» para referirse a alimentos sin pesticidas ni químicos, pero ahora vemos que también se venden como «Bio» y sobre todo «orgánicos», en Alemania o en Italia apuestan más por llamarles «Bio», mientras que en Reino Unido verás como estos alimentos son conocidos directamente como «Organics» es decir, «orgánicos».

Advertisement

Parecidos entre estos alimentos

Parecidos entre alimentos bio ecologicos y organicos

Una vez hemos visto cuáles son las principales diferencias entre estos alimentos: bio, ecológicos y orgánicos, tenemos que hablar también de sus similitudes siendo principal, como no, mencionar que estos tres tipos de alimentos coinciden en ser una opción sana y saludable a los alimentos convencionales o que son facturados desde una empresa alimenticia.

Tienen más nutrientes

Los alimentos bio, ecológicos y orgánicos a menudo tienen nutrientes más beneficiosos, como antioxidantes, que sus contrapartes cultivadas de manera convencional. De este modo, las personas con alergias a alimentos, productos químicos o conservantes a menudo encuentran que sus síntomas disminuyen o desaparecen cuando comen solo alimentos bio, ecológicos u orgánicos.

No son cultivados con pesticidas

Otra de las similitudes que encontramos en estos tres tipos de alimentos es que contienen menos pesticidas o en algunos casos como en los alimentos orgánicos, no contienen pesticidas.

Los productos químicos como fungicidas, herbicidas e insecticidas se usan ampliamente en la agricultura convencional y los residuos permanecen en (y en) los alimentos que comemos. En la agricultura ecológica, esto es algo que intenta evitarse a toda costa.

Son alimentos más frescos

Los alimentos bio, ecológicos y orgánicos coinciden además en que a menudo son más frescos porque no contienen conservantes que los hagan durar más. Los productos que se cultiva de manera biológica, ecológica u orgánica a menudo (pero no siempre) se producen en granjas más pequeñas cerca de donde se venden.

Advertisement

Cuidan del medio ambiente

La agricultura de alimentos que son biológicos así como ecológicos y orgánicos es mejor para el medio ambiente. Las prácticas de la agricultura de este tipo de alimentos reducen la contaminación, conservan el agua, reducen la erosión del suelo, aumentan la fertilidad del suelo y usan menos energía. La agricultura sin pesticidas también es mejor para las aves y animales cercanos, así como para las personas que viven cerca de las granjas.

Cuidan de los animales

En algunos casos los alimentos bio, ecológicos u orgánicos, son también utilizados para alimentar a los animales y al ganado. En este sentido, este tipo de alimentos ayudan a que los animales no reciban antibióticos, hormonas de crecimiento o subproductos animales alimentados. La alimentación de subproductos animales de ganado aumenta el riesgo de enfermedad de las vacas locas y el uso de antibióticos puede crear cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. Los animales criados de manera especial, orgánicamente tienen más espacio para moverse y acceder al exterior, lo que ayuda a mantenerlos saludables.

De este modo, la  carne y la leche orgánicas son más ricas en ciertos nutrientes. Los resultados de un estudio europeo de 2016 muestran que los niveles de ciertos nutrientes, incluidos los ácidos grasos omega-3, fueron hasta un 50 por ciento más altos en carne y leche orgánica que en las versiones criadas convencionalmente.

No tienen OMG (no son transgénicos)

También entre los parecidos de la comida bio, ecológica y orgánica, está el hecho de que los alimentos que componen esta comida, no contiene OMG. Los organismos modificados genéticamente (OGM) o los alimentos genéticamente modificados (GE) son plantas cuyo ADN ha sido alterado de formas que no pueden ocurrir en la naturaleza o en el cruce tradicional, más comúnmente para ser resistentes a los pesticidas o producir un insecticida.

Su precio es más elevado

Como contrapunto y para acabar con el listado de parecidos entre alimentos bio, ecológicos y orgánicos, tenemos que decir que aunque todo parecen beneficios para nuestra salud y para el medio ambiente, lo cierto es que este tipo de alimentos son también algo más caros que los que se suelen cultivar en la agricultura tradicional o convencional en la que se usan pesticidas e incluso productos químicos para lograr que las cosechas sean mayores y más regulares.

Los alimentos naturales, que son bio, ecológicos u orgánicos, suelen venderse en pequeños negocios, cooperativas, de forma online e incluso desde la granja, o huerto en la que se cultivan. En este sentido el coste aumenta, porque además la producción suele ser también menor, de modo que no todo el mundo, aunque sea una alimentación aconsejable, puede asumir los costes que supone comprar toda la verdura y la fruta a partir de un cultivo que sea biológico, ecológico u orgánico.

Advertisement

Artículos de interés:

También te puede interesar