La Contaminación del agua dulce y salada

Sabemos que el planeta tierra vive desde hace muchos años enfrentando procesos constantes de contaminación, y no solo en lo que respecta al aire que respiramos, sino también en el agua que en definitiva nos bebemos o en la que viven especies marinas diversas. La contaminación del agua dulce y salada va en aumento y está en nuestra mano intentar que siga siendo así y entender el porqué se produce.

La Contaminación del agua dulce y salada

Para comenzar a entender el grave problema que existe en torno a la contaminación del agua dulce y salada, podrías empezar diciendo que los sistemas de drenaje subterráneo que se utilizan en la actualidad, hacen que el océano sea cada vez más susceptible a la invasión de las aguas dulces; mientras que los residuos vertidos, los fertilizantes, pesticidas o vertidos químicos que desembocan en las aguas dulces, acaban por contaminar también el agua salada.

Este proceso, además de contaminar el agua oceánica, pone en serio peligro la reproducción de muchas especies, lo que repercute en el sector de la pesca. Si a eso le sumamos la sobreexplotación pesquera, esto crea un déficit en el banco de alimento marítimo.

La contaminación de las aguas

Los vertidos en las aguas acaban con parte de los ecosistemas acuáticos. Algunas especies terminan desapareciendo por la rápida proliferación de algas invasoras, las cuales se nutren gracias a todos los nutrientes que les proporcionan los residuos. Éstas se multiplican de forma acelerada acaparando el espacio y el oxígeno existente en el agua.

Contaminación de agua dulce

La deforestación en las zonas costeras y la proliferación de la construcción, hacen que los suelos en esas zonas se vuelvan vulnerables. La pavimentación no permite el paso a las filtraciones de aguas fluviales cuando llueve, lo que favorece que las aguas saladas se filtren por debajo contaminando las aguas dulces. Como podemos determinar, la contaminación por parte de ambas aguas, terminan por destruir parte del ecosistema natural.

Cuando el agua salada penetra en los acuíferos de las aguas dulces, lógicamente los componentes del agua ya no son los mismos. Esto ocasiona la extinción de ciertas especies y la invasión de otras que pueden acaparar el lugar. Por lo general suelen ser especies más agresivas, las cuales acaban con otras.

La intrusión de estas aguas saladas, también pueden ocasionar hundimientos en el terreno. El abuso de la construcción de pozos o canales favorecen la filtración del agua salada en las marismas de aguas dulces. También es cierto que estas aguas saladas pueden contaminar de forma natural a través de temporales, por ejemplo, o cuando se eleva el nivel del mar.

En cuanto una minúscula parte de agua salada se mezcla con el agua dulce, ésta última ya deja de ser bebible. Con lo que la descontaminación de las aguas y su potabilización terminan por convertirse en un proceso vital.

Contaminación de agua salada

En cuanto a la contaminación que se produce en agua salada, os podemos decir, que esta  es principalmente de origen terrestre, en particular como consecuencia de la emisión de aguas residuales y de afluentes industriales en los ríos, que luego llevan las sustancias contaminantes al mar.

La principal fuente de contaminación de origen marino es la de los hidrocarburos, en particular los petroleros, que a veces vierten grandes cantidades de petróleo en el agua. Un ejemplo es el desastre ecológico causado por el hundimiento del buque Prestige, cargado de petróleo, cerca de las costas de España y Francia y del petrolero Jessica, a lo largo de las costas de las Islas Galápagos. Estos han causado graves problemas ambientales y muchos daños al hombre y su salud debido a la llegada de sustancias contaminantes a las costas.

Además, el agua salada puede sufrir estas otras contaminaciones:

Contaminación fuera de la costa

Incluye todas las contaminaciones lejos de la costa; muchas veces causadas por el derrame deseado durante el lavado de los tanques o desde la descarga de sentina de unidades grandes o de nuevo, desde accidentes navales debido a tormentas, colisiones, explosiones, fallas estructurales o accidentes a las plataformas de extracción.

Contaminación costera

Es la forma de contaminación más dañina y peligrosa, porque es muy difícil de erradicar una vez que entra en contacto con la costa. Debido al bajo nivel del mar, las diversas unidades utilizadas para el servicio no pueden operar; ya que es inútil el uso de varias máquinas, como skimmers, etc.

Fundamental aquí es la intervención humana, con la eliminación manual, y por lo tanto, el principal campo de acción de los voluntarios.

Contaminación subacuática

Este tipo de contaminación generalmente ocurre después de un incendio (como el del petrolero “Haven” en el Golfo de Génova) cuando el componente ligero del hidrocarburo se evapora y el componente pesado precipita depositándose en el fondo.

Han pasado 17 años desde el hundimiento del súper petrolero Haven, la contaminación por petróleo más grave en el Mediterráneo. Las consecuencias de esta tragedia, aunque limitada gracias a una gestión oportuna y eficiente de la emergencia, aún no se han agotado. Incluso hoy en día, de vez en cuando, pequeñas cantidades de hidrocarburos salen del naufragio principal, y todavía hay muchas deposiciones de alquitrán en una gran área del lecho marino. Por lo tanto, se necesitó una operación de recuperación en el pecio principal del Haven para eliminar el riesgo de fuga de hidrocarburos y aceites (combustibles y lubricantes), causado por la corrosión de los materiales y el colapso de las estructuras del propio pecio.

Consecuencias de la contaminación del agua

Se sabe que las aguas dulces y saladas terminan por mezclarse bajo la tierra, en las aguas subterráneas, solo que el ojo del hombre no puede verlo. Se calcula que alrededor de 13 millones de toneladas de aguas dulces terminan fluyendo por los océanos todos los años. Aunque parece mucha agua solo representa un 1% del total del agua que recorre el continente.

El uso inadecuado de productos agroquímicos, la filtración de elementos peligrosos que se vierten, la incorrecta ubicación y el funcionamiento deficiente de ciertos dispositivos sanitarios, como las letrinas o las fosas, todo es se va filtrando hasta llegar a las aguas subterráneas. Los principales contaminantes que se encuentra en las aguas subterráneas, además de materia orgánica, son los metales pesados, hidrocarburos, sustancias químicas, etcétera.

Influencia de aguas contaminadas en los ecosistemas

Hay varias causas que generan la contaminación de los suelos y de las aguas. Probablemente la que más destaque es la contaminación industrial, seguida de la sobreexplotación agraria, el turismo, centros sanitarios y usos domésticos. Siguen faltando más medidas para contrarrestar las emisiones contaminantes de los vehículos a motor. Los gases que emiten también terminan en las aguas, puesto que todo lo que sube, baja a través de las precipitaciones, siendo éstas más ácidas (lluvia ácida). Siguen faltando más medidas respecto al comportamiento humano con los vertidos y productos químicos.

Otro vertido que provoca grandes destrozos en los ecosistemas es el del petróleo. Por desgracia, existen pocas industrias que se toman en serio el cuidado del medio ambiente, todo termina traduciéndose en un tema económico.

Carencia de agua

Todos estos factores afectan a la salud del ser humano y la de los animales. Además de afectar negativamente a otros factores, como la migración de animales por la falta de recursos, por ejemplo. La escasez de alimentos y la falta de agua decente los obliga a cambiar de territorio, y para los que no tengan suerte, morirán.

Fuentes contaminantes

Existen varias fuentes contaminantes y se clasifican de la siguiente manera:

  • Fuentes puntuales. Los contaminantes que proceden de este tipo de fuentes son aquellos que llegan al lugar a través de puntos fijos, como pueden ser escuelas, industrias, edificios, etcétera.
  • Fuentes difusas. Aquí la fuente de contaminación procede de lugares variados, extensos y amplios. Los sitios urbanos, zonas agrícolas incluso las deposiciones atmosféricas.
  • Las fuentes naturales. Estas se refieren a los incendios o actividad volcánica.
  • Fuentes tecnológicas. En cuanto a los consumos industriales y domésticos, hablamos de productos químicos. También se incluyen los transportes a motor que precisan de lubricantes.

Grado de contaminación

Las aguas se dividen en varias zonas según el grado de contaminación que tengan y son las siguientes

  • Polisaprobiana. Esta zona se caracteriza por estar extremadamente contaminada, con poco oxígeno y con muchos compuestos orgánicos. En este lugar abundan los microorganismos y sobre todo bacterias anaerobias que se encargan de fermentar y descomponer.
  • Mesosaprobiana. Esta zona se caracteriza por ser moderada. Las sustancias orgánicas se mineralizan y se oxidan. También se contemplan bacterias, pero no son descomponedoras.
  • Oligosaprobiana. Esta zona es limpia. Los microorganismos apenas se aprecian y no existen bacterias.
  • El saprobio, es el grado contaminante en la que las aguas presentan restos de animales o plantas en descomposición. Esto genera la afluencia de microorganismos y bacterias. Para determinar la intensidad de la contaminación de estas aguas, se toma en consideración la presencia de bacterias como el Escherichia coli o el Streptococus faecalis, presente en muchos humanos.

Por las características que pueda tener, el agua puede ser una fuente de contaminación importante de la transmisión de infinidad de enfermedades. Estas pueden ser comunes como la gastroenteritis o también muy graves, como el cólera, disentería, fiebre tifoidea, leptospirosis, entre otras.

Enfermedades relacionadas con el agua contaminada

Como os mencionamos antes, la contaminación del agua puede provocar ciertas enfermedades. Las mas importantes y preocupantes son las siguientes:

Anemia

Es la falta de los glóbulos rojos, lo que complica el paso de oxígeno a los músculos. Hay distintos grados, pudiendo provocar pérdida de color de piel, los labios y la lengua mas secos y con daños en las uñas y en lo ojos.

 Botulismo

Una enfermedad provocada por la contaminación de los alimentos, producida por unas bacterias que suelen estar en las latas de conserva que se han tratado mal, no hay contagio entre personas.

Malaria

Es una enfermedad, que se puede contagiar entre personas, pero que se transmite debido a la mordeduras de mosquitos que han estado en aguas contaminadas o en mal estado. Aunque los síntomas mas leves son fiebre, pero puede llegar a provocar la muerte en aquellos casos mas severos y que no se traten.

También te pueden interesar alguno de estos enlaces, para aprender mas acerca del agua:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos