La Contaminación Biológica: qué es, los diferentes tipos y cómo afecta a la naturaleza

Para bien o para mal, los seres humanos asociamos la palabra contaminación a tráfico, grandes ciudades y humo negro. Pero, ¿qué pasa si hablamos de contaminación biológica? Pues que la mayoría de gente se encoge de hombros ante un problema que puede ser aún más grave. Para que no te pase, te contamos todo sobre […]
ElBlogVerde.com

Para bien o para mal, los seres humanos asociamos la palabra contaminación a tráfico, grandes ciudades y humo negro. Pero, ¿qué pasa si hablamos de contaminación biológica? Pues que la mayoría de gente se encoge de hombros ante un problema que puede ser aún más grave. Para que no te pase, te contamos todo sobre la Contaminación Biológica: qué es, los diferentes tipos y cómo afecta a la naturaleza

La Contaminación Biológica: qué es, los diferentes tipos y cómo afecta a la naturaleza portada

La Contaminación Biológica: qué es

Aunque su nombre lo indica claramente, no está de más exponer qué es la contaminación biológica. Se trata de un tipo de contaminación que viene dada por organismos que descomponen elementos quedando suspendidos o combinados en agua, aire o suelo.

Al decir organismos, es lógico quedarse igual, pero si decimos que estos organismos son virus, hongos, bacterias y parásitos, la cosa cambia. De hecho, empeora.

Foto: @nomaszonadesacrificio

ANUNCIO

Se trata de contaminantes patógenos cuya peligrosidad comienza cuando son asimilados por las personas, ya sea por contacto, inhalación o cualquier otra forma. Dependiendo del organismo, las consecuencias de esta interacción pueden ser más o menos graves. No obstante, en algunos casos pueden llegar a provocar la muerte de una persona.

Y es que, aunque no seamos conscientes de ello, los seres humanos nos exponemos a este tipo de riesgos de forma constante. Desde beber un agua contaminada, a tocar un elemento callejero infectado o comernos un alimento en mal estado, los caminos a la contaminación biológica son inescrutables.

ANUNCIO

Foto: @lavozdelyaque

Un ejemplo claro de qué es la contaminación biológica y cómo funciona, lo tenemos en el coronavirus. Se trata de un virus que se ha ido pasando entre humanos, hasta contagiar a más de 80 millones de personas en todo el mundo, provocando la muerte de casi 2 millones de personas.

Lo más peligroso del asunto es que no la contaminación biológica no sólo se transmite a través de estos contaminantes. Existen determinados insectos, especialmente algunos mosquitos, capaces de transmitir todo tipo de enfermedades. Lo hacen llevando el virus de turno desde su punto de origen al humano, a quien se lo transmiten con una picadura.

Foto: @juan_basura

La ventaja de este tipo de contaminación, es que los organismos patógenos tienen una vida muy limitada en el tiempo, aunque de sobra para infectar a unas cuantas personas. De hecho, a pesar de ser el mismo patógeno, a cada persona le puede afectar de una manera.

Por tal motivo, conviene conocer los motivos más habituales de contaminación biológica, para prevenirlos:

ANUNCIO

Foto: @ruthib75

  • Si una persona no tiene una higiene personal adecuada, es probable que en su cuerpo tenga bacterias y hongos de todo tipo. Obviamente, esto puede derivar en enfermedades graves y contagiosas.
  • A la hora de entrar en contacto con determinados residuos, debemos tomar las precauciones necesarias para no contaminarnos. Sacar la basura es una práctica diaria con muchos más riesgos de los que podemos imaginar.
  • Si entramos en un espacio en el que hay una persona contaminada, nos estamos poniendo en riesgo elevado de infección. El aire es un transmisor tremendo de enfermedades como se ha demostrado con el coronavirus. De ahí la importancia de la cuarentena en la convivencia con varias personas

Foto: @juntos.por_.elmundo

  • Hay algunos trabajos que requieren la manipulación de elementos contaminados a nivel biológico. Obviamente, se deben extremar las precauciones y actuar según protocolo. Explotaciones agrícolas, sanitarios o técnicos de laboratorio son solo algunos ejemplos.
  • La zona en la que vivamos también influye en la contaminación biológica que nos afecte. Tener la casa cerca de un vertedero, un río, una fábrica o un desguace puede resultar altamente pernicioso para nuestra salud

Prevención y respeto a la normativa vigente son imprescindibles en estas situaciones. Una normativa que, de no seguir, puede derivar en un problema serio para nosotros y para quienes nos rodean.

Foto: @dw_higienizacao

De hecho, entre las enfermedades que puede generar la contaminación biológica están alergias, náuseas, dolores de cabeza, vómitos, diarreas, infecciones o anemias.

No sólo eso, la contaminación biológica también puede llegar a hacer desaparecer una especie completa, producir cambios drásticos en un ecosistema y generar cambios biológicos en un grupo concreto de animales, lo que provocaría cambios en el medio ambiente

ANUNCIO

La Contaminación Biológica: los diferentes tipos

Y a pesar de que todo suene igual, la contaminación biológica tiene diferentes tipos y conviene conocerlos y saber diferenciarlos:

Foto: @visokoofficial

  • Contaminación biológica aérea – La transmisión de patógenos por el aire es constante. Todo ser vivo que respire, es decir, todo ser vivo, deja bacterias en el aire con el simple gesto de inhalar y exhalar. Obviamente, estas bacterias pueden llegar fácilmente a otros seres vivos y contagiarlos lo que tenga el primero.
  • Contaminación biológica alimentaria – Son bacterias y hongos los que, pasado un tiempo, hacen de un alimento apetecible, una bomba de relojería. Pasa con toda la comida, aunque algunos alimentos tengan más aguante y la recomendación es no comer nunca nada en mal estado.

Foto: @responsivepublicadjusters

  • Contaminación biológica en suelo – La cantidad de formas que tienen bacterias y virus de llegar al suelo son casi infinitas. Desde restos de basura orgánica que puede caer, a grandes cantidades de aguas residuales estancadas en una zona, pasando por actividades ganaderas y agrícolas
  • Contaminación biológica acuática – La contaminación en el agua es más habitual de lo que cabe imaginar. Casi siempre lleva algo de materia orgánica en proceso de descomposición. Es decir, bacterias, protozoos y virus, que son los patógenos habituales del agua, pueden entrar en nuestro organismo con un simple trago de agua.

La Contaminación Biológica: cómo afecta a la naturaleza

Por último, te contamos cómo afecta a la naturaleza la contaminación biológica. Y es que no sólo son los seres vivos corren peligro con este tipo de contaminación, sino que el medio ambiente se ve muy afectado.

Foto: @zengardenclub

ANUNCIO

¿Cómo afecta a la naturaleza esta contaminación biológica? Tan sencillo como que los residuos orgánicos, al llegar al suelo o al agua, comienzan a soltar los químicos y bacterias que contienen. Obviamente, es una liberación descontrolada de agentes patógenos altamente contaminantes que pueden echar a perder todo lo que toquen y mucho más.

Foto: @ladespensadelmago

Hablamos de residuos sólidos urbanos, pero también hay que considerar a los contaminantes biológicos gaseosos que son liberados en la atmósfera. Estos contienen todos los patógenos que se han acumulado en sus transformación en gas y al ser liberados al aire, afectan sobremanera al medio ambiente con el que entren en contacto.

También te puede interesar