Escrito por

Confirman extinción del sapo dorado

La esperanza de hallar algún ejemplar vivo del sapo dorado (Bufo periglines) se esfumó luego de que un grupo de científicos británicos diera por finalizada su expedición de dos días de duración en el bosque nuboso del Parque Nacional Monteverde de Costa Rica (ubicado a 140 kilómetros al noroeste de San José), zona adonde habían llegado equipados con instrumentos tecnológicos de avanzada con el objetivo de encontrar algún mínimo indicio de la presencia de esta especie.

Sapo dorado

Aunque Costa Rica conserva el cuatro por ciento de la biodiversidad del planeta y está habitada por 181 especies de anfibios, el calentamiento global, la creciente pérdida de su hábitat y el hongo Batrachochytrium dendrobatidis hicieron que la población de sapos dorados disminuyera considerablemente, hasta desaparecer de allí a fines de la década del ’80 (a pesar de que, en 1987, los registros daban cuenta de que allí vivían 1.500 ejemplares).

Según señalaron los científicos, en esta extinción mucho tuvo que ver el aumento de la temperatura, ya que así se beneficia la propagación del mencionado hongo que se adhiere a la piel del sapo y lo mata por asfixia o deshidratación.

Lamentablemente, a juzgar por los especialistas, estas amenazas son las responsables de que otras 23 exóticas especies, entre las que se encuentran las ranas arlequines, las ranas de hojarasca y algunas venosas, también corran serios peligros de extinguirse. De acuerdo a las conclusiones arrojadas por los estudios biológicos realizados en Costa Rica, “sólo 87 poblaciones de los 181 tipos de anfibios del país” se encuentran en buenas condiciones, tal como cita ADNMundo.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos