Escrito por

Cómo plantar manzanilla en casa

Muchas personas consumen el té de manzanilla con el fin de calmar sus nervios, y como alivio natural para el tratamiento de algunas problemas estomacales, como por ejemplo podrían ser los gases y la indigestión. Y aunque podemos comprarla y encontrarla fácilmente en muchos supermercados y herbolarios, ¿a que no es mejor idea cosechar nuestra propia manzanilla en casa?.

Cómo plantar manzanilla en casa

Existen dos tipos de manzanilla. La primera, y más consumida o popular, es la manzanilla romana (conocida científicamente con el nombre de ‘Chamaemelum nobile’), y la otra es la manzanilla alemana (conocida como ‘Matricaria recutita’). Tanto la variedad romana, como la variedad alemana se tienden utilizar como base para casi los mismos usos.

La manzanilla romana es también conocida como ‘manzanilla rusa’ o ‘manzanilla inglesa’, mientras que la manzanilla alemana es conocida como ‘manzanilla verdadera0 o ‘matricaria’. Su origen es europeo y su cielo anual. Es una planta herbácea sumamente aromática, de olor ciertamente característico, con hojas divididas en segmentos puntiagudos, flores blancas en cuyo centro está compuesto por flores tubulosas de color amarillo.

Sea como fuere, lo cierto es que la manzanilla alemana se parece bastante a la manzanilla romana, con la única diferencia de que la manzanilla alemana crece en posición vertical a la altura de 30 o 40 centímetros, y su siembra es anual.

Cómo cultivar y plantar manzanilla alemana en el balcón

Como te comentamos, ambos tipos de manzanilla crecen en condiciones ciertamente similares, por lo que a partir de ahora nos referiremos a ambas variedades únicamente con el término de manzanilla.

A la hora de plantar y cultivar nuestra manzanilla en el balcón, se recomienda hacerlo a partir del mes de marzo. Para ello siémbrala en una jardinera grande (o bien en una maceta grande que al menos tenga un diámetro de 35 centímetros).

Cubre un poco las semillas y riéguelas con una lluvia más bien fina. Luego, cuando empiecen a brotar, aclara los plantones en dos fases para conservar, al final, uno cada 15 centímetros.

Como la planta es anual, lo mejor es transplantar directamente un plantón por maceta, lo que te ayudará a la hora de facilitar la tarea.

Utensilios para el jardín

¿Dónde deberíamos colocar la maceta? Colócalas a pleno sol, a ser posible en un mantillo rico. Es conveniente tratar de mantener la frescura del mantillo realizando un riego más bien regular. De hecho, la manzanilla no requiere ningún otro tipo de cuidado. Es más, es bastante tolerante a la sequía, solo necesitando ser regada en tiempos de sequía prolongada.

Aunque no suele verse afectada por muchas plantas, sin embargo, la manzanilla sí tiene una mala «costumbre»: atraer a los pulgones, que son insectos de pequeño tamaño que tienen la capacidad de succionar la savia de la planta, de ahí que muchas especies sean consideradas como algunas de las plagas más destructivas en la agricultura y en la jardinería.

Por tanto, es recomendable cortar aquellos brotes aún jóvenes con hojas cuando estén afectados por pulgones, y destruirlos por completo. Eso sí, una planta de manzanilla debilitada por falta de agua -u otros problemas- puede ser fácilmente atacada no solo por pulgones, sino también por cochinillas.

Finalmente, recolecta las flores a medida que vayan apareciendo, con el fin de ponerlas a secar (para, por ejemplo, preparar deliciosas infusiones y tés de manzanilla casera).

Manzanilla

¿Y cómo cultivar la manzanilla romana en casa?

La principal diferencia con la manzanilla alemana, es que la manzanilla alemana es bianual (mientras que la alemana, como te hemos comentado, se caracteriza por ser anual).

Esto significa que debes sembrarla tal y como te hemos indicado anteriormente con la manzanilla romana, pero debes hacerlo siempre en primavera o a principios de otoño. De esta forma, conseguirás que florezca para el año que viene. No requiere más o menos cuidados por el hecho de ser una variedad distinta.

En definitiva, como ocurre con muchas plantas, la manzanilla crece mejor cuando no nos preocupamos de ella. ¿El motivo? Si utilizamos demasiado fertilizante el resultado será una gran cantidad de follaje, de sabor débil, y pocas flores.

En resumen: La manzanilla tiende a crecer mejor en condiciones frescas, debiendo ser plantada en una sombra parcial, aunque como te indicábamos anteriormente, también crecerá a pleno sol. Por otro lado, te recordamos que el suelo debe estar seco.

Y si deseas descubrir más te animamos a leer nuestro artículo sobre Hierbas y plantas aromáticas en casa.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?