Escrito por

Cómo hacer un riego por goteo casero

¿Tienes un pequeño huerto o un jardín y quieres que tus plantas estén siempre regadas? Conseguirlo es sencillo con un sistema por goteo. Te enseñamos Cómo hacer un riego por goteo casero con materiales accesibles y muy barato. Además, estarás reciclando y cuidando el medioambiente.

Cómo fabricar un sistema de riego por goteo casero

 como-hacer-un-riego-por-goteo-casero-2-istock

Si no puedes estar pendiente de regar tus plantas cada día, toma nota de cómo fabricar un sistema de riego por goteo casero. Hacerlo es muy sencillo y, lo mejor, es que los materiales a utilizar son materiales que comúnmente tenemos por casa. Así que cero inversión y mucha rentabilidad para un sistema de riego altamente eficiente. El sistema de riego por goteo va regando gota a gota tal y como su nombre indica. Para que la planta reciba la hidratación y nutrientes que precisa y cuando lo precisa en lugar de recibir un exceso de agua que ahogue la planta.

Para tenerlo solo necesitas unas botellas de plástico y poco más, así que ponte manos a la obra y empieza a elaborar tu dispositivo de sistema de riego por goteo. Veamos.

Coge una botella de plástico de unos 600 ml de agua y rellénala con este líquido. Si lo quieres así, también puedes usar un fertilizante, ya sea artificial o casero y agregarlo al agua de regado.

No te pierdas:

 como-hacer-un-riego-por-goteo-casero-3-istock

Con ayuda de un objeto punzante, que puede ser unas tijeras, un cutter, alfiler u objetos similares, haz unos cuantos agujeros en el tapón de la botella. Si lo que quieres es que el agua salga en más cantidad, en lugar de agujerear el tapón de la botella, haz los agujeros en la base. Ten en cuenta, no obstante, que cuantos más agujeros tenga la botella, más rápido perderá el agua, así que tendrás que estar pendiente de rellenarla.

¿Dónde coloco la botella? Podríamos decirte que la introduzcas en la tierra pues es lo que mucha gente hace. Sin embargo, esta solución más bien trae problemas y no es buena idea, pues la tierra puede hacer que los orificios de la botella se obstruyan y el agua no salga así que se interrumpiría el sistema y tus plantas quedarían sin regar. ¿Cómo hacerlo entonces? Simplemente cuelga la botella, a una altura tampoco muy lejana de las plantas. O, si lo prefieres, coloca una base sobre la tierra y, encima de esta base, separada de la tierra, apoya la botella.

Aparte de este método de riego por goteo casero puedes probar otro. Por ejemplo, el riego por goteo por evaporación. Se fabrica cogiendo una botella de agua de tamaño pequeño yo cortándolo por la mitad. Luego se llena de agua y se pone en la tierra. Ahora cogemos otra botella más grande y también la cortamos por la mitad. Esta nos servirá para cubrir la botella pequeña como si estuviéramos haciendo un invernadero. Se trata de que el agua no se seque, de ahí lo de cubrir la botella con otra botella mayor y bien cerrada para que sea el sol el que haga que el agua se evapore y se esparza sobre la tierra.

Si lo que quieres es regar macetas pequeñas entonces podemos encontrar métodos más sencillos. O puede ser que simplemente el sistema de la botella quede demasiado grande para tu maceta. En tal caso, podemos usar un cordón para regar la planta. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil. Tan solo tienes que colocar un recipiente con agua e introducir un extremo del cordón en el agua y el otro extremo en la tierra junto a la planta. El cordón irá conduciendo el agua para que la planta quede humedecida.

Otros cuidados para tus plantas:

 como-hacer-un-riego-por-goteo-casero-4-istock

Ventajas de un sistema de riego por goteo casero

Son innumerables las ventajas de un sistema de riego por goteo casero. La primera de ella es que tus plantas estarán regadas sin necesidad de que tengas que regarlas tú. Así que no tendrás que acudir con tu regadera a diario a darles alimentos a tus macetas o a tu jardín. Al mismo tiempo que podrás ausentarte de casa por unos días sin que tus plantas mueran de sed.

Pero hay más beneficios con este sistema. Porque el riego por goteo permite que cada planta reciba el riego de manera individual. Además, lo que riega es su raíz, evitando que la flor u hoja sufra quemaduras u hongos por humedad.

Aparte de todo esto, se trata de un sistema este del riego por goteo que nos permite ahorrar agua sin que por ello se reduzca el riego de tu tierra. Da de beber a tus plantas gastando menos agua y es que esta irá justo a donde tiene que ir, a la raíz, sin encharcar todo el terreno. De esta manera también será menor la incidencia de problemas como el surgimiento de malas hierbas por un exceso de agua.

Finalmente y teniendo en cuenta que estamos hablando de un sistema de riego por goteo casero, no tendrás que gastar dinero en equipos caros pues los puedes fabricar con materiales reciclados, colaborando así a conservar el medio ambiente.

Inconvenientes de un sistema de riego por goteo casero

Los inconvenientes de un sistema de riego por goteo casero no son muchos, pero algunos hay. El primero de ellos es que no podrás programar el riego, así que tendrás que estar pendiente de que el agua no se agote si te ausentas.

También tendrás que vigilar que no haya obstrucciones y estudiar bien dónde colocas el dispositivo para que el riego resulte eficiente.

Recomendaciones sobre los sistemas de riego por goteo casero

 como-hacer-un-riego-por-goteo-casero-5-istock

Te hemos mostrado varios métodos para tu sistema de riego por goteo casero, así que escoge bien cuál de ellos conviene a tu terreno. No es lo mismo un jardín que una maceta.

Por otro lado, revisa que la producción o el florecimiento de tus plantas son los correctos y mantén limpios los emisores de agua. Estos puedes limpiarlos y desatascarlos usando vinagre o ácidos cítricos como, por ejemplo, el limón.

Y aprende cómo hacer un sistema de riego por goteo casero con este vídeo

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cómo hacer un riego por goteo casero

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?