Cómo hacer caramelos y chicles caseros para la garganta

Hacer tus propios caramelos y chicles caseros para la garganta es la mejor manera de saber que estás tomando unos chicles y caramelos sanos, elaborados con la mayor cantidad posible de ingredientes naturales. A su vez, si es la primera vez que te lanzas a preparar algo así, te quedarás sorprendido de lo sencillo que […]

Hacer tus propios caramelos y chicles caseros para la garganta es la mejor manera de saber que estás tomando unos chicles y caramelos sanos, elaborados con la mayor cantidad posible de ingredientes naturales. A su vez, si es la primera vez que te lanzas a preparar algo así, te quedarás sorprendido de lo sencillo que resulta su elaboración y lo fácil que es preparar las cosas por ti mismo.

Caramelos chicles caseros garganta

Los que ya nos conocéis desde hace más tiempo, habréis visto que somos muy de hacer las cosas nosotros mismos en casa. Desde los caramelos y los chicles caseros para la garganta que os traemos hoy, al jabón casero, desinfectante casero, herbicida casero, y más opciones que podéis encontrar en nuestro buscador. La razón de todo esto es por utilizar menos químicos dañinos con el medio ambiente, saber reciclar mejor y apostar por una alimentación más sana y ecológica, lo cual veréis que no resulta difícil de conseguir si os animáis a probar vosotros mismos.

Caramelos de jengibre para la garganta

El jengibre tiene multitud de propiedades para la salud. Entre ellas, ya que hoy nos centramos en la garganta, os diré que está considerado como un estupendo antiinflamatorio, por lo que ayuda a reducir y aliviar el dolor y la irritación de garganta. A su vez, el jengibre está considerado como un aliado estupendo para aumentar la fortaleza del sistema inmunológico, por eso lo veréis tan presente en los remedios y recetas de medicina natural.

Otro punto a favor de esta receta, que vimos en el canal de Youtube de DaveHax, es que se combina también con otros ingredientes muy sanos para la garganta, como es la miel, el limón o el clavo. Por ejemplo, la miel es conocidísima por su acción antimicrobiana y su capacidad de suavizar el dolor de garganta al momento, por lo que es ideal para estos días. El clavo, a pesar de que para muchos es una especie muy desconocida, tiene unas propiedades antisépticas que la hacen ideal para combatir los resfriados. ¿Y qué me decís del limón? Siempre utilizado como saborizante y la realidad es que aporta un buen número de vitamina C al organismo.

Dicho esto, es fundamental que tengáis en cuenta que se trata únicamente de unas pastillas para la garganta y que si necesitáis tratamiento médico es fundamental que acudáis a vuestro médico o profesional de referencia para que os paute lo necesario. Estos caramelos solo están enfocadas en poder aliviar los síntomas.

ANUNCIO

Cambios que podéis hacer a la receta. La receta original está elaborada con azúcar blanquilla pero muchos lo han cambiado o combinado con panela para reducir la cantidad de azúcar. A su vez, se puede utilizar jengibre rallado o molerlo vosotros mismos en casa. El azúcar glas también lo han cambiado por harina de maíz, fécula de maíz o maizena.

En cuanto lo probéis, veréis que os deja un aliento fresco y que suaviza el malestar de la garganta.

Caramelos de jengibre para la garganta – Ingredientes

  • 1/2 taza de agua
  • 1 taza de azúcar (blanco, moreno o panela)
  • 1 cucharada de limón
  • 1 cucharada de miel cruda
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 de cucharadita de clavo en polvo
  • Azúcar glas – azúcar en polvo

Cómo hacer caramelos de jengibre caseros

Lo primero es escoger la cacerola donde vas a hacer la preparación. Como se va a crear un caramelo, lo ideal es que escojas una cacerola antiadherente o que sepas que no se te va a pegar – quemar en poco tiempo.

ANUNCIO

En esa cacerola escogida, y sin encender el fuego, añade una taza de azúcar, medio vaso de agua, una cucharada de zumo de limón, una cucharada de miel, la cucharadita de jengibre en polvo y el cuarto de clavo en polvo.

Enciende el fuego, remueve. En el momento en el que hierva lo pones a temperatura baja y lo dejas cocer entre unos 15 o 20 minutos, removiendo con frecuencia para ayudar a que todos los ingredientes se homogenice pero no se pegue nada.

En este tiempo, forra la bandeja del horno con una hoja de papel vegetal.

Cuando haya pasado el tiempo indicado, apaga y deja atemperar unos breves minutos. Verás que tienes ante ti un jarabe ligeramente espeso y oscuro, muy aromático.

Ayúdate de una cucharilla, y con mucho cuidado porque todavía está muy caliente (y el caramelo se pega a la piel de forma impresionante), ve echando cucharaditas de este jarabe sobre el papel de horno. Tiene que haber una separación entre unas  y otras.

Cuando ya hayas echado todo el jarabe, déjalos enfriar por completo. En unos 20 minutos, dependiendo de la temperatura ambiente, deberías de tenerlos listos. En este momento, tienes que echar una ligera capa de azúcar en polvo por encima para que no se peguen los unos a los otros, así podrás guardarlos todos juntos.

Lo ideal es que los guardes en un recipiente hermético, puede ser una cajita de metal, un bote de cristal o donde te resulte sencillo y cómodo. Además, también puedes diluir un par de estas pastillas en una taza con agua caliente para tomarlo a modo de infusión, las posibilidades son infinitas.

A continuación, os dejo la vídeo receta traducida por Lindito para que podáis ver el paso a paso en directo.

ANUNCIO

Caramelos de eucalipto para la garganta

Para hacer unos caramelos de eucalipto caseros para la garganta lo que vais a necesitar son aceites esenciales. En nuestro caso, lo que solemos gastar siempre son aceites esenciales de la marca Pranarom, pero podéis usar cualquier marca que os guste, siempre que os aseguren que es 100% natural y 100% eucalipto. Eso sí, necesitáis aceites esenciales aptos para uso alimentario (que se puedan ingerir) y que no estén elaborados para ser quemados.

En el vídeo que os mostramos a continuación podréis ver cómo prepara MarGo unos caramelos de eucalipto para la garganta fácilmente. Ingredientes: aceite esencial de eucalipto, zumo de limón (mejor que lo exprimáis vosotros en casa), azúcar, miel y agua.

Si os quedáis un ratito viendo el vídeo veréis que también podéis aprender a hacer unos caramelos caseros de limón.

También te puede interesar