Escrito por Tendenzias

Ciclos biológicos de los animales

Para los biólogos el ciclo biológico o ciclo vital comienza con la fecundación, seguida del desarrollo embrionario, la maduración y en algún caso la senectud. De este modo cada estado dentro del ciclo biológico es la antesala del anterior. Este conjunto de procesos da paso de una generación a la siguiente, para ello se hace necesario que exista un proceso de reproducción entre las generaciones.

Así pues, el concepto de ciclo biológico solo es aplicable a seres vivos que poseen un organismo de reproducción sexual, el cuál se presenta en todos los vertebrados y algunos invertebrados mayores. Veremos a continuación los tipos de ciclos biológicos existentes para los animales.

El reloj biológico

El reloj biológico es el ritmo inalterable de cualquier función animal, marcando de este modo los ciclos biológicos. No solamente nos referimos a las especies del reino animal para referirnos al reloj biológico, también nos podemos referir a los vegetales y sus propios ciclos biológicos. Por tanto el reloj biológico marca los ritmos de los ciclos de todo tipo de especies vivas. 

.

La glándula pineal y el reloj biológico de los animales

Han habido estudios recientes de lo que representa la glándula pineal , o también llamada epífisis, en la regulación de los ritmos de los ciclos biológicos de los seres vivos. La glándula pineal tiene la facultad de la segregación de melatonina, un tipo de hormona.

Esta hormona (melatonina), según los estudios, está en muy estrecha relación con la exposición a la luz. De este modo también la melatonina es la responsable de los ritmos cardíacos de los animales vertebrados que no tienen la condición de mamíferos.

Otro aspecto en los mamíferos. En este caso, esta hormona no tiene capacidad de influir en los ritmos cardíacos, sin embargo es una glándula y una hormona que son verdaderamente importantes para la actividad de las glándulas reproductoras. Así mismo, se ha visto como en los días cortos de otoño e invierno, aquellos en los que los animales tienen una menor exposición a la luz provoca un aumento de melatonina. El aumento de melatonina tiene como efecto la inhibición de gonadotropina, otro tipo de hormona. De tal forma que las actividades de reproducción son menos intensas e incluso interrumpidas durante los meses de invierno. Activándose de nuevo con la entrada de la época de primavera.

La alternancia de fases

Siempre que exista reproducción sexual las fases nucleares son alternas. Esto es debido a que la propia meiosis es alterna, de tal modo que las células producidas son diploide, haploide, diploide, etcétera.

Según la fase dominante sea la diploide o la haploide, hablaremos de ciclos diplontes o ciclos haplontes. En la mayoría de los animales, sin contar con alguna especie de invertebrados, el ciclo producido es el diplonte.

El ciclo diplonte

Es un ciclo característicos de la mayoría de los animales. Se producen gametos haploides mediante un proceso de meiosis y tras la fecundación de los mismos se origna un zigoto diploide. Posteriormente este zigoto dará lugar a un adulto, también diploide. Por consiguiente son los gametos las únicas células haploides.  Este ciclo se caracteriza debido a que la fecundación se produce inmediatamente después de la meiosis.

Dentro de este ciclo existen algunas variantes:

El ciclo de los Cnidarios

Algunos animales únicamente presentan una alternancia cromosómica, alternando los tipos de reproducción sexual y asexual. Esto tiene como efectos el producir individuos morfológicamente diferentes, los cuales mantienen el estado diploide en durante casi todo el ciclo.

Por ejemplo, en las medusas se produce una fusión de los gametos, de este modo se gesta una larva diploide. Dicha larva se desplaza hasta hallar un soporte en el cual fijarse. Posteriormente la larva diploide origina un pólipo (no es una medusa, es una forma totalmente diferente). Este pólipo puede mantenerse tal cual como individuo o bien desarrollar un proceso de gemación (vemos como en este caso se desarrolla un tipo de reproducción asexual) para desarrollar una colonia. Un nuevo individuo con forma de medusa se fragmentará de la colonia mediante escisión y de este modo, con la creación de una nueva medusa se cierra el ciclo.

El ciclo de los humanos

Es un buen ejemplo para explicar el ciclo de la mayoría de los animales, sobre todo cuando nos referimos a mamíferos. En este caso se producen, mediante la espermagénesis y ovogénesis, los espermatozoides y los óvulos. Los procesos de gametogénesis son mediante meiosis.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

La espermatogénesis es continua desde la etapa de adolescencia, sin embargo la ovogénesis es un proceso cíclico. Esto significa que el número de ovocitos a producir está determinado ya en el embrión y ellos maduran durante un proceso cíclico en la vida del individuo de sexo femenino.

En este caso, la producción de óvulos se ve interrumpida (el proceso de meiosis se interrumpe), siendo reanudado por un proceso hormonal.

En el ciclo de los humanos, la fecundación tiene lugar en las trompas de Falopio. El futuro embrión que resulta de la fecundación se aloja en el útero y con su desarrollo da lugar un feto, que mediante el alumbramiento o parto. De este modo se da origen a un nuevo individuo.

La fecundación

La fecundación es el acto en el cuál se unen los gametos masculino y femenino, anteriormente desarrollados mediante el proceso de gametogénesis (espermatogénesis y ovogénesis).

  • El gameto masculino es el espermatozoide.
  • El gameto femenino es el óvulo.

Ambos gametos llevan el material genético de los progenitores. Además ambos gametos son células haploides, con la mitad de los cromosomas de cada uno de los progenitores.

El desarrollo embrionario

Esta fase tiene lugar entre la fecundación y el alumbramiento, es aquella en la que una vez formado el zigoto, este se desarrolla hasta dar paso a un nuevo ser vivo. Suele ser variable entre todas las especies animales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

La maduración del individuo

Es el ciclo en el cuál partimos del nacimiento hasta que el individuo alcanza la madurez sexual. Entonces podrá producir gametos según sea su sexo. Estos gametos haploides se unirán mediante la fecundación para crear un nuevo individuo y el ciclo vuelve a empezar.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos