Escrito por Tendenzias

Diferencias entre los ciclos biológicos de briofitas, pteridofitas y espermafitas

Una vez visto las fases y estructuras de las briofitas, pteridofitas y espermafitas (veáse artículo que explica las diferencias), esta vez profundizaremos en su ciclos vitales. De este modo podremos apreciar las diferencias entre los ciclos biológicos.

Todos los seres vivos se reproducen, esto es, engendran en algún momento otros seres semejantes a ellos. El circulo imaginario que traza un organismo, a lo largo de su itinerario vital, desde las estrucutras reproductivas con que se inicia hasta el momento en que alcanza su propia madurez para formar nuevas estructuras reproductivas semejantes a las primeras, se denomina ciclo biológico o ciclo vital.

Así mismo también se expusieron los mecanismos de reproducción que realizan las plantas, pudiendo ser de tipo sexual y asexual. (veáse el artículo sobre mecanismos de reproducción en las plantas).

Ciclo biológico de las briofitas

De este modo, se comentó que las briofitas son plantas que carecen de sistema vascular, su organismo es muy sencillo y por ello necesitan vivir en sitios húmedos para poder nutrirse y reproducirse. Su ciclo reproductor presenta alternancia de generaciones. La fase haploide o gametofito (planta adulta) es la generación dominante. La fase diploide o esporofito está reducida a un esporangio (cápsula) y un pie, situados sobre el gametofito y es de vida muy corta.

Se reproducen asexualmente por gemación o por fragmentos de gametofito. A veces, estos fragmentos son estructuras especializadas llamadas propágulos, capaces de independizarse y de formar nuevos individuos adultos.

En la zona terminal o lateral de las hojas de gametofito se forman los gametangios masculinos o anteridios (alargados o esféricos) y los gametangios femeninos o arquegonios (con forma de botella). Pueden estar en un mismo individuo o en individuos diferentes.

Los anterozoides biflagelados nadan en el agua y penetran por el cuello del arquegonio para fecundar la oosfera. Por sucesivas mitosis del cigoto, se forma el embrión que se nutre del gametofito.

El embrión crece y se transforma en un esporofito que depende parcial o totalmente del gametofito, según tenga o no clorofila.

En la cápsula del esporofito están las células madre de las esporas que sufren meiosis para dar las esporas haploides. Estas germinan cuando se dan las condiciones adecuadas y originan una fase fotosintética transitoria llamada protonema. A partir de yemas formadas sobre él, se desarrollan uno o más gametofitos.

Ciclo biológico de las pteridofitas

Las pteridofitas son organismos con sistema vascular, sin embargo carecen de un aparato reproductor sexual que produzca semilla, de este modo su mecanismo de reproducción es asexual y por ello, al igual que las briofitas, necesitan vivir en ambientes húmedos que les permita reproducirse.

Un ejemplo de reproducción de pteridofitas lo tenemos en los helechos, la especie de pteridofitas de nuestras latitudes.

Ejemplo de ciclo biológico del helecho

De esta forma, los helechos presentan alternancia de generaciones y se reproducen por esporas, en vez de por semillas. En la primavera, sobre el envés de las hojas, aparecen los esporangios (2n), estructuras esféricas que se disponen en grupos llamados soros.

Con el tiempo seco, se rompe la pared del esporangio y se liberan las esporas. Cuando la humedad es óptima, las esporas germinan desarrollándose un prótalo (n) que es una lámina verde muy pequeña, con forma acorazonada, con pequeños rizoides en su cara inferior que entran en simbiosis con hongos. También, en el envés, se encuentran los arquegonios y los anteridios.

Más tarde, en la primavera siguiente al nacimiento del prótalo, la maduración de los gametos permite que los anterozoides pluriflagelados, fecunden a la oosfera. Tras su formación, el cigoto empieza a dividirse dando lugar a un embrión.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Tras alimentarse un tiempo del prótalo, adquiere capacidad fotosintética, lo que permite acelerar su desarrollo, enraizar e independizarse del gametofito, que se desintegra.

El esporofito de los helechos vive muchos años produciendo varias esporas por año y está adaptado a la vida terrestre siendo nutricionalmente independiente del gametofito.

Las esporas maduras caen al suelo y dan origen a gametofitos verdes fotosintéticos. Éstos producen rizoides si las condiciones son favorables, anclando la planta al suelo en la que se formaron los arquegonios (órganos femeninos) y los anteridios (órganos masculinos). Los anterozoides nadan hasta el óvulo atraídos por una sustancia química que éste produce formándose el cigoto que se comienza a desarrollar. El esporofito comienza como parásito del gametofito pero pronto se independiza.

Tras ver este ejemplo podríamos resumir el ciclo biológico de una pteridofita en cinco fases:

Primera fase

En la cara inferior de las hojas del helecho maduro crecen conjuntos de esporangios (estuches con esporas).

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Segunda fase

Una vez liberada de su estuche, la espora llega al suelo, donde germina y deviene un diminuto gametofito (estructura productora de gametos) habitualmente acorazonado y anclado al suelo mediante rizoides (filamentos semejantes a raíces).

Tercera fase

En condiciones húmedas, se liberan espermios maduros de los anteridios y de allí nadan hacia los arquegonios, productores de óvulos que se han formado en la cara inferior del gametofito.

Cuarta fase

Cuando se produce la fertilización, se forma un cigoto que evoluciona a embrión dentro del arquegonio

Quinta fase

El embrión finalmente sobrepasa el tamaño del gametofito y pasa a ser un esporofito.

Ciclo biológico de las espermafitas

En este caso, su organismo posee vasos vasculares y un mecanismo reproductor capaz de producir semillas, su reproducción tiene un mecanismo sexual.

En el periodo de floración se desarrollan las flores. En el ovario se forman óvulos en los que, por meiosis, se forman macroesporas haploides que darán lugar a los gametofitos femeninos haploides.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Por otra parte, en la antera de los estambres se forman por meiosis microesporas haploides que darán lugar a los gametofitos masculinos, estos son los granos de polen.


Tras la polinización tiene lugar una doble fecundación:

  1. Un núcleo masculino fecunda al núcleo de la oosfera del saco embrionario para formar un cigoto diploide, origen del embrión de la semilla.
  2. Otro núcleo espermático fecunda a los núcleos secundarios para formar el tejido de reserva o albumen de la semilla. Mientras se forma la semilla, las paredes carpelares del ovario sufren modificaciones y originian el fruto.

La germinación de la semilla dará lugar a una nueva planta, el esporofito diploide, que, a su vez, producirá nuevas semillas.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos