Escrito por Tendenzias

Las causas y riesgos de la contaminación radiactiva

La contaminación radiactiva es un problema medioambiental que nos afecta a todos y no solo debemos creer que es un hecho puntual ocurrido en momentos puntuales. Como la contaminación por polución, la radioactiva es peligrosa para nuestra salud y el cuidado del planeta. Veamos a continuación Las causas y riesgos de la contaminación radiactiva.

Contaminacion radiactiva

Qué es la contaminación radiactiva

Riesgos contaminacion radiactiva

La contaminación radiactiva se define como la contaminación física del aire, el agua y los otros materiales radiactivos. La capacidad de ciertos materiales para emitir protones, rayos gamma y electrones por sus núcleos se conoce como la radioactividad.

Los elementos radioactivos

Los protones se conocen como la partícula alfa y los electrones también se conocen como la partícula beta. Esos materiales se conocen como los elementos radiactivos. Las radiaciones ambientales pueden ser de diferentes fuentes y pueden ser naturales o artificiales.

Las radiaciones radiactivas naturales

Las radiaciones naturales también se conocen como las radiaciones de fondo. En esto los rayos cósmicos están implicados y alcanzan la superficie de la tierra del espacio. Incluye los elementos radiactivos como el radio, el uranio, el torio, el radón, el potasio y el carbono. Estos ocurren en la roca, el suelo y el agua.

Las radiaciones artificiales

Las radiaciones artificiales son las radiaciones realizadas por el hombre entre las que se incluyen la extracción y refinación de plutonio y torio. Esta producción y explosión de armas nucleares incluyen los combustibles nucleares, las centrales eléctricas y los isótopos radiactivos.

Dentro de la mano del hombre contribuyendo a las radiaciones y a la contaminación radiactiva, no podemos olvidarnos de la primera bomba atómica que explotó en el Japón en el año 1945. Afectó las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, afectando además negativamente a la flora, la fauna y los seres humanos de esa zona. A pesar de estas destrucciones, la amenaza nuclear continúa entre las distintas naciones. Las armas nucleares son probadas con la producción de armas nucleares.

Causas de la contaminación radiactiva

Causas riesgos contaminacion radiactiva

Los elementos radiactivos se producen en el medio ambiente y afectan también a otros materiales. Incluye el estroncio, el radio y el yodo. Los gases y partículas son producidos por los materiales radiactivos y estos, son arrastrados por el viento y la lluvia que hace caer las partículas radiactivas al suelo en un fenómeno que se denomina precipitaciones nucleares.

Los accidentes humanos, pero sobre todo el uso materiales radioactivos y la disposición liberada de residuos son las principales causas de la contaminación radioactiva. Veamos algunas de las causas de la contaminación radiactiva:

Ensayos militares

El uso de materiales radioactivos constituye la causa más peligrosa, pues en determinados pruebas militares y nucleares que se efectúan al aire libre, los gases provocados se quedan retenidos en la atmósfera, contaminando el aire, y los restos sólidos pueden acabar en el agua, alterándola.

En algunos casos, este tipo de ensayos se realiza con uranio empobrecido, teniendo en cuenta que con este material el riesgos radiactivo es menor, pero no deja de estar asociado con la radiactividad.

Prácticas médicas

Hay una serie de residuos que se generan durante el uso de la medicina nuclear y la radioterapia, tales como material de laboratorio, material de instrumentos irradiados, aguas residuales, etc.

Actividad industrial

La producción de energía nuclear es una de las principales causas industriales de la contaminación radiactiva, debido a las sustancias radiactivas que emiten a la atmósfera las centrales nucleares durante su actividad. Éstas están limitadas a emitir cierto nivel de sustancias por ley. Además, estos residuos radiactivos pueden ser a su vez fuentes de contaminación.

Existen otro sinfín de industrias cuya actividad también provoca este tipo de contaminación. Algunas de estas industrias están reguladas por las mismas restricciones que en la medicina nuclear o las centrales nucleares incluso.

En algunas ocasiones, la actividad industrial provoca que las personas estén más expuestas a los radioisótopos que se generan de forma natural. Una de estas industrias es, por ejemplo, la minería con el radón.

Accidentes humanos

Una pérdida de control durante la producción de radioisótopos puede conllevar a una contaminación radiactiva accidental. Un ejemplo de este tipo de accidentes pueden ser las catástrofes nucleares de Chernóbil o Fukusima, donde los elementos radiactivos se dispersaron por el suelo, la atmósfera o el mar. Aunque también pueden darse otro tipo de accidentes menores.

Otras fuentes que pueden genera residuos radiactivos y por lo tanto pueden provocar contaminación son:

-La fabricación de combustible nuclear

-Los reactores nucleares en potencia

-La minería de Uranio

-El vertido de desechos nucleares en el medio ambiente. Un ejemplo de ello se produce cuando durante se lleva a cabo la refrigeración de reactores nucleares con agua. Este agua, después de ser utilizada para este fin, es devuelta al mar o al río de donde proviene, lo que conlleva una contaminación de dicho ecosistema.

Cómo llega la radiación al cuerpo humano

El suelo transfiere estas sustancias radioactivas a las plantas y, en última instancia, llegan al cuerpo humano y causan muchos efectos secundarios. El yodo puede afectar a los glóbulos blancos, médula ósea, bazo, linfa, cáncer de piel, esterilidad, ojo y daño al pulmón. El estroncio tiene la capacidad de agregarse en los huesos y formar un cáncer de hueso y conduce a la degeneración del tejido.

Los materiales radiactivos son pasados ​​a través de la tierra al agua y causan un efecto adverso en los animales acuáticos llegando al ser humano a través de la cadena alimentaria. La energía nuclear genera mucha energía que se utiliza para ejecutar turbinas y produce electricidad. El combustible y el refrigerante producen una gran cantidad de contaminación en el medio ambiente. Los reactores atómicos también son ricos en los materiales radiactivos. Allí el problema más grande está en su disposición y si no se colocan correctamente pueden dañar los organismos vivos. Si se produce una fuga, pueden causar un infierno de destrucción. Los gases escapan como vapor y causan contaminación en la tierra y el agua. El uso de isótopos radiactivos es multiusos. Son de gran valor científico y pueden estar presentes en las aguas residuales. De estos recursos hídricos llegan al cuerpo humano a través de la cadena alimentaria. Las personas que trabajan en las plantas de energía tienen más posibilidades de la exposición a las radiaciones dañinas. Los seres humanos también reciben la radiación y la radioterapia de los rayos x.

Veamos ahora de manera más detallada cómo puede afectarnos la radioactividad en la salud:

Síndrome de radiación aguda

La enfermedad de radiación, conocido como síndrome de radiación aguda (ARS) es quizás la más grave de las enfermedades por radiación que podemos contraer. Ocurre cuando una persona se expone a niveles muy altos de radiación, usualmente durante un período corto de tiempo. La cantidad de radiación que absorbe el cuerpo de una persona se llama dosis de radiación.

Los síntomas del síndrome de irradiación aguda pueden incluir nauseas, vómitos, dolor de cabeza y diarrea, los cuáles comienzan a los minutos o días de haber sido expuesto a la radiación de modo que si te has expuesto a radiación y tienes dichos síntomas debes ser tratado por un médico.

Además, los síntomas pueden empeorar en pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea y posiblemente hasta convulsiones y coma.

Lesión por radiación cutánea (CRI)

Sucede cuando la exposición a una gran dosis de radiación causa lesiones en la piel en este caso, a los pocos días de haber estado expuestos a la radiación comenzamos a notar hinchazón, picazón o enrojecimiento de la piel y aunque tiene tratamiento médico, puede empeorar o mejorar en función del tiempo de exposición al que hayamos estado sometidos.

En la lesión por radiación cutánea podemos experimentar además la caída o pérdida del cabello.

Causas contaminacion radiactiva

Cáncer

Aquellas personas que reciben altas dosis de radiación podrían tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer más tarde en la vida, dependiendo del nivel de exposición a la radiación.

Durante años diversos estudios han probado que las personas que trabajan o han trabajado en lugares expuestas a radiaciones, como centrales nucleares o minas, suelen derivar diversos tipos de cáncer.

Transmisión hereditaria

Además, la radiación puede causar mutaciones en los genes, que podría ser transmitida a los niños que tengas después de la exposición.

Por ello,  es especialmente importante que las mujeres embarazadas sigan las instrucciones de los oficiales de emergencia y busquen atención médica tan pronto como los oficiales de emergencia digan que es seguro hacerlo después de una emergencia por radiación.

Efectos de la contaminación radiactiva

Para tratar el tema de los efectos de la contaminación radiactiva hay que remontarse al siglo XX donde, por primera vez, se estudiaron las quemaduras que presentaron unos mineros que trabajaban en minas de uranio, y que después algunos de ellos presentaron casos de cáncer.

Efectos sobre el organismo

Este caso de los mineros sería un ejemplo cómo afecta la contaminación radiactiva sobre el organismo de un ser humano, pero siempre hay que tener en cuenta que los efectos son diferentes dependiendo de cada organismo y dependiendo del nivel de radiación al que una persona está expuesta.

Lo que es seguro que cualquier partícula radiactiva destruye poco a poco las células del cuerpo humano. En los casos en los que una persona está muy expuesta a material radiactivo, está comprobado que este tipo de contaminación daña las células ADN, provoca cáncer, defectos genéticos en futuras generaciones e incluso puede causar la muerte de un ser vivo si está expuesto a dosis muy elevadas.

Todas aquellas afecciones derivadas de una exposición a emisiones radiactivas pueden dar lugar a enfermedades por radiación. La complicación de este tipo de enfermedades es que la radiación no se puede detectar ni ver, pero los contaminantes radiactivos se acumulan en el organismo generándolas.

Puede medirse la intensidad de la emisiones radiactivas en una unidad conocida como gray (Gy). Si estas emisiones llegan a alcanzar un gray, pueden darse síntomas como malestar general, fiebre, náuseas, vómitos y dolor de cabeza.

En casos donde las emisiones radiactivas superan los seis Gy, una persona puede llegar a fallecer aún habiendo recibido un tratamiento de forma inmediata a la contaminación, debido a la alta intensidad de ésta. Este tipo de efecto también ocurre en casos de exposición leve, pero continua, a emisiones radiactivas, ya que tendría un efecto acumulativo y por la tanto las posibilidades de fallecimiento son elevadas.

Otros efectos sobre el organismo pueden ser los siguientes:

 Cáncer

Sobre todo de tiroides, como hemos indicado antes, debido a que esta glándula absorbe el yodo radiactivo. Otros tipos de cáncer comunes por la contaminación radiactiva son el de huesos y tumores cerebrales.

Afectación de la médula osea

En estos casos, una persona afectada por contaminación radiactiva puede padecer anemia e incluso leucemia.

Infertilidad

Problemas para tener hijos por daños en los ovarios y en los espermatozoides. En estos casos, la contaminación también puede conllevar malformaciones en los descendientes, como problemas de crecimiento y aprendizaje así como cerebros y cráneos pequeños.

Debilidad del sistema inmunitario

Este efecto provoca un mayor incremento de infecciones bacterianas.

Alteraciones gastrointestinales

La frecuencia y la duración de la contaminación radiactiva puede variar con el tiempo y las condiciones, por lo tanto no se trata de un fenómeno constante al que una persona pueda estar expuesta siempre en las mismas condiciones. Los efectos en el organismo también depende de los tejidos y órganos a los que afecte.

Podemos distinguir tres tipos de contaminación a los que una persona puede llegar a estar expuesta:

-Contaminación continua: un claro ejemplo de este tipo de contaminación son las condiciones que se dan en las minas de uranio que hemos mencionado anteriormente, en reactores nucleares o laboratorios de ensayo. En este tipo de situaciones, las personas están sometidos a una continua exposición a las emisiones radiactivas aún llevando ropa especial de protección ante tipo de situación.

-Contaminación accidental: las personas se exponen a una contaminación radiactiva debido a un fallo en el manejo de material radiactivo, tales como una fuga de radiación o fallos del equipo de protección por estar defectuoso, por ejemplo.

-Contaminación ocasional: en este caso, una persona puede verse expuesta a este tipo de contaminación durante un experimento aislado o prueba nuclear.

Efectos en el medio ambiente

Los efectos de la contaminación radiactiva en el medio ambiente son letales. Para el ser humano, los efectos de la contaminación radiactiva se dejan notar en las enfermedades, sobre todo cáncer, que provocan.  No obstante, los efectos de la contaminación radiactiva en el Medio Ambiente son igual o peores.

Lo cierto es que la naturaleza desprende su propia radiactividad de forma natural. No obstante, la corteza terrestre lo sujeta, para que no se expanda por todo el planeta y se lo acabe cargando.

Y es que las partículas radiactivas pueden llegar a cualquier rincón del mundo y hacer mucho daño. Aunque La Tierra lo genera por sí misma, no deja de ser muy peligroso. Pero claro, las partículas llegan al exterior de las instalaciones nucleares. Y ahí empiezan los efectos de la contaminación radiactiva en el Medio Ambiente.

A través del aire, la lluvia, el suelo o cualquier elemento, estas partículas se pueden expandir por todos lados, siempre y cuando haya una fuga en la instalación. Una vez en el medio ambiente, no tardarían en combinarse con productos primarios como vegetales, algas o bacterias. Será en este estado, como lleguen a humanos y animales, a los que harán todo el daño del mundo.

Es decir, está claro que los efectos de la contaminación radiactiva en el Medio Ambiente son causados por el ser humano. Eso no cambia nada. Cuando un ser vivo entra en contacto con radiactividad, el peligro es inminente. Lo pudimos ver en Chernóbil, donde el elemento que se escapó fue el estroncio-90. Éste afecta al calcio, pues se solapa a los huesos y los va erosionando hasta dejarlos inútiles.

La boca y la nariz son los conductos en los que, habitualmente, la gente acaba con contaminación radiactiva en su interior. Y asea respirando las partículas radiactivas, ya sea comiendo al contaminado. Cuando entran, o bien se van a la sangre, o bien se va a los pulmones. En ambos casos, el peligro es real y letal cuando hablamos del estroncio-90.

Sin embargo, el uranio cuando sale de su entorno, se convierte en partículas alfa. Estas partículas no son excesivamente penetrantes, por lo que su riesgo es bajo, pero mejor evitarlas si se puede. Al menos en exteriores.

Si nos exponemos a él en interior, el peligro es tremendo. Sobre todo si se tiene contacto con él por la vía nasal o se come. Resumiendo, si todo va mal, puede derivar en un cáncer para el afectado. El más común es la leucemia, pero estómago, hígado, mama o pulmón. El problema es que resulta muy complicado saber si ha sido el uranio y otra cosa la que ha causado la enfermedad.

Por tal motivo, mejor evitar que curar. Si vemos una señal de emisiones radiactivas, lo más aconsejable es irnos muy lejos y no volver por la zona, al menos, en 200 años.

Salud Mental

Cualquier emergencia, incluyendo aquellos que involucran radiación, puede causar angustia emocional y psicológica.

Símbolos de advertencia de contaminación radiactiva

Los símbolos de advertencia de contaminación radiactiva son importantes de conocer. No obstante, lo habitual es que una persona cualquiera, no vea símbolos de advertencia de contaminación radiactiva en su vida. De hacerlo, se expone a contaminarse y, en muchos casos, sufrir las consecuencias.

Por tal motivo, es aconsejable conocer los símbolos de advertencia de contaminación radiactiva  y saber cuáles son los pasos a seguir. Sobre todo, lo primero es saber que los símbolos de advertencia de contaminación radiactiva tienen varios elementos a mirar.

  • Color – El color del símbolo de advertencia de contaminación radiactiva determina la intensidad de la radiación en la zona. El color puede varias desde gris a rojo, aunque lo habitual es que sea amarillo, verde o rojo. Éste último es el máximo permitido para que nadie trabaje cerca, pues está a 20 mSv al año, una cantidad que puede ser mortal para un humano.
  • Leyenda – Toda las señales cuentan con una leyenda aclaratoria en la zona inferior. El objetivo de ésta es explicar la situación, para quien no controla los símbolos de advertencia de contaminación radiactiva
  • Datos adicionales – Por ejemplo, hay símbolos de advertencia de contaminación radiactiva que avisan de la radiación externa, pero no peligrosa, como los rayos X.

Sin riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa – Zona controlada

Con riesgo de contaminación – Sin riesgo de irradiación externa – Zona controlada

Con riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa – Zona controlada

Sin riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa – Zona de permanencia limitada

Con riesgo de contaminación – Sin riesgo de irradiación externa – Zona de permanencia limitada

Con riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa -Zona de permanencia limitada

Sin riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa – Zona prohibida

Con riesgo de contaminación – Sin riesgo de irradiación externa -Zona prohibida

Con riesgo de contaminación – Con riesgo de irradiación externa – Zona prohibida

Símbolo utilizado para avisar de que en la zona hay sustancias peligrosas

Consecuencias de la contaminación radiactiva

Las consecuencias de la contaminación radiactiva se dividen en tres grupos, dependiendo de su gravedad. Así, las consecuencias de la contaminación radiactiva son:

  • Primarias – Cuando algunos pájaros empiezan a morir en una zona o las mascotas están más alteradas y susceptibles de lo habitual, es que algo raro está pasando.
  • Generales – Las consecuencias de la contaminación radiactiva generales afectan directamente a humanos. Desde malformaciones en la piel, a migrañas, pasando por la liquidación de 9 de cada 10 elementos con vida en la zona. Desde flores en el jardín a mascotas. También contamina el agua, incluso impide ver con claridad en la calle. A corto/medio plazo, la consecuencias de la contaminación radiactiva general puede derivar en una leucemia y una vida más corta. Por cierto, las zonas más afectadas en este estado, son las más expuestas del cuerpo: ojos, piel y genitales.
  • Mayores – Las consecuencias de la contaminación radiactiva mayores se dan cuando hay catástrofe. Supone la pérdida de incontables vidas humanas, una crisis económica tremenda para el país y la muerte de numerosa vegetación. Además, la zona afectada debe permanecer despejada… ¡los siguientes dos siglos!

Estos otros artículos también pueden resultarte interesantes:

ElBlogVerde.com

Newsletter