Escrito por

Beneficios y Propiedades del Jengibre: Cómo tomarlo y contraindicaciones

El jengibre, una planta utilizada desde hace miles de años por las culturas orientales por sus propiedades medicinales. Hoy vamos a dedicar este espacio beneficios y propiedades del jengibre: cómo tomarlo y contraindicaciones, a descubrir sus múltiples propiedades y usos, tanto externos como internos y también qué efectos adversos nos puede provocar.

Propiedades del jengibre

El jengibre también conocido con el nombre de kion o quion es un tallo subterráneo muy apreciado por sus propiedades. Un remedio milenario que ya se utilizaba con fines terapéuticos tanto a nivel interno como externo.

La composición del jegibre es rica en gingerol, lo que proporciona propiedades antioxidantes y antiinfalmatorios, además de proporcionar una protección extra a nuestro organismo, contra bacterias y hongos.

Entre sus propiedades se encuentran los ácidos volátiles principales responsables de los usos farmacológicos que se obtienen de este rizoma, también son los responsables de su olor y de su sabor picante. Los aceites esenciales del jengibre son utilizados por sus propiedades terapéuticas, ya que en este tubérculo se encuentra aceites ricos en canfeno, falandreno, zingibereno y zingerona.

Entre otras propiedades también es un magnífico quemagrasas, las sustancias termogénicas de sus composición provocan la activación de nuestro propio metabolismo, provocando la quema de grasas acumulada, principalmente en la zona del abdomen.

Dentro de los usos que habitualmente se le ha dado al jengibre, se encontraba la decocción para tratar:

Afecciones gastrointestinales como:

  • Diarreas;
  • cólicos;
  • falta de apetito;
  • indigestión;
  • gases;
  • nauseas;
  • mal aliento;
  • estómago revuelto.

Afecciones respiratorias:

  • Inflamación de amígdalas;
  • problemas de asma;
  • bronquitis;
  • catarros comunes;
  • procesos febriles;
  • procesos gripales;
  • inflamación de garganta;
  • pleuresía;
  • pulmonía;
  • resfriado común;
  • tos;
  • voz ronca;
  • tos ferina.

También se ha demostrado beneficioso para tratar enfermedades como:

  • Malaria;
  • gota;
  • dismenorrea;
  • reumatismo;
  • circulación sanguínea.

Pero su uso tópico, es decir en forma de ungüento o cataplasma por sus propiedades estimulantes, es mucho más habitual e indicada para:

  • Dolores de cabeza;
  • dolor de muelas;
  • inflamaciones e hinchazones;
  • tumores;
  • úlceras.

El zumo del jengibre servirá para realizar masajes por sus propiedades:

  • Tonificante;
  • afrodisiaca;
  • analgésicas;
  • antihistamínica;
  • antiséptica;
  • antitusiva;
  • aperitiva;
  • aromática;
  • astringente;
  • carminativa;
  • digestiva;
  • expectorante;
  • sudorífica.

Usar el jengibre para resfriados

Entre las propiedades del jengibre y como hemos comentado anteriormente, se encuentran su facultad como expectorante, antitusivo, antibiótico además de antiinflamatorio, que son los trastornos y dolencias que proporcionan tanto las gripes como los resfriados.

Las toses, las flemas, el no poder respirar, los estados febriles, etc, son atacados por los nutrientes de este rizoma. Nutrientes como el potasio, el fósforo o la Vitamina C y la niacina, ayudarán a proteger y revitalizar el sistema inmune y de esta manera poder hacer frente a la llegada tanto de bacterias como de virus a nuestro organismo.

La mejor manera de combatir un estado gripal o un resfriado es mediante infusiones de jengibre. Bebida en forma de te caliente será un aliado para la combatir los golpes de tos, ayudándonos a eliminar la mucosidad pulmonar y por lo tanto mejorando nuestro estado general.

loadInifniteAdd(44636);

Usar el jengibre para perder peso

Posiblemente uno de los complementos más utilizados en dietas por sus excelentes propiedades termogénicas, es decir, su composición es capaz de provocar ciertas reacciones en nuestro metabolismo que a su vez, harán que éste genere calor.

Será este calor el que se encargue de quemar las grasas acumuladas, sobre todo las de la zona abdominal que es una de las más difíciles de hacer desaparecer. Otros beneficios que tiene el jengibre es la posibilidad de controlar los brotes de ansiedad que os puedan asaltar por la comida.

El jengibre también ayudará en la pérdida de peso estimulando la limpieza periódica del organismo y evitar la retención de líquidos. Todas estas propiedades hacen que el jengibre sea un perfecto complemento dietético para todas aquellas personas que estén siguiendo una dieta o quiera bajar de peso de manera sana.

Utilizado habitualmente para bajar de peso en forma de té de jengibre, si le añadimos limón, además obtendremos una bebida refrescante, quema grasa, desintoxicante, reforzará el sistema inmune, mejorará la circulación sanguínea y por último la pérdida de peso.

Simplemente pon a hervir en 1 litro de agua, 4 cucharas de jengibre rallado (aprox. 40 gr). Después déjalo reposar durante unos diez minutos y agrégale el zumo de 2 limones. Mueve todo bien para que se mezcle el te y el limón y consúmela, si lo haces durante 2 meses a razón de tres tazas por semana, los resultados no se harán esperar.

Usar el jengibre como analgésico

Los procesos inflamatorios suelen ser muy dolorosos y a menudo recurrimos a los tratamientos antiinflamatorios para aliviar el dolor.

loadInifniteAdd(44637);

El jengibre tiene ciertas propiedades que nos ayudarán con el dolor por inflamación ya que no sólo bloquea la prostaglandina, principales responsables de hacer mas sensible a las neuronas espinales al dolor. Sino que además posee propiedades antioxidantes que actuarán sobre la acidez, reduciendo el dolor sobre todo cuando se trata de dolor articular.

Utilizado su raíz como extracto, en una dosis no superior a 250 mg,  o bien cocida o cruda a razón de 2 gr, al preparar nuestros platos ya sea en sopas o en ensaladas, en zumos o bien en infusión.

Usar el jengibre para el sistema digestivo

Desde la antigüedad, uno de los principales usos que se le ha dado al Jengibre ha sido para tratar las dolencias estomacales o digestivas. El jengibre estimula el sistema digestivo, facilitando la digestión de los alimentos. Además sus propiedades protectoras ayudan a la flora intestinal a combatir cualquier tipo de bacteria que amenace al organismo.

Utilizado para regular los niveles de azúcar en sangre y al buen funcionamiento de otros órganos como el hígado. Reduce la inflamación en el abdomen, los gases y la pesadez que podemos sentir después de ingerir ciertos alimentos.  El aumento de encimas provocadas por el estímulo que el jengibre proporciona al páncreas, favorecerán la digestión y evitará la acumulación de gases provocados por una mala absorción o mal funcionamiento.

Apto para evitar las náuseas, sobre todo las provocadas en el primer trimestre de embarazo. Los compuestos actúan sobre el estómago evitando así, esa necesidad de vomitar. Otro de los usos relacionados con las náuseas y para los que está recomendado la utilización de jengibre, es en los procesos de tratamientos de quimioterapia o tras una operación, reduciendo los efectos negativos de ambos procesos.

Los mareos provocados por los viajes ya sea en coche, avión o barco, disminuyendo las ganas de vomitar y esa sensación de sudor frío tan característica cuando se sufre la enfermedad del movimiento, que es como es conocida esta dolencia.

loadInifniteAdd(50325);

El jengibre provoca una mayor producción de saliva, algo muy apreciado para las personas que sufren de boca seca, además refresca el aliento y evita el mal olor.

Usar jengibre para dolores de cabeza

Como hemos visto al hablar de las propiedades del jengibre, el gingerol es una sustancia con propiedades tanto antioxidantes como analgésica y antiinflamatorias.

Utilizada como condimentos en la preparación de la comida, será una forma sencilla para tratar dolores de cabeza o migrañas. El gingerol entre sus propiedades se encuentra la de reducir la inflamación de los vasos sanguíneos que pasan por la cabeza, al quitar presión, el alivio será casi inmediato.

Hemos comentado que podemos utilizar la raíz de jengibre como condimento en la comida, pero también lo podemos encontrar en polvo, aceites, cápsulas o en forma de infusión.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter