Escrito por

Aurora boreal

En ElBlogVerde vamos a hablaros de uno de los fenómenos más impactantes de la naturaleza, la aurora boreal, que consisten en un fenómeno luminoso que aparecen en el cielo nocturno de las regiones árticas. También os hablaremos de los mejores sitios del mundo para apreciarlas en toda su belleza.

Las auroras son fenómenos luminosos que aparecen esencialmente en las regiones polares, norte y sur; son respectivamente la aurora boreal y la aurora austral.

¿Por qué se produce la aurora boreal?

las auroras polares son provocadas por una radiación de partículas cargadas procedentes del Sol, que forman lo que se llama el viento solar. Los electrones y los protones que provienen de esta radiación son “atrapados” por el campo magnético terrestre, y chocan con la ionosfera. Esta es una capa que compone la atmósfera terrestre, y está compuesta por gases ionizados y sometidos a altísimas temperaturas. Cuando las partículas procedentes del sol chocan con los distintos gases de la ionosfera, dan lugar a brillos y luces, así como a una variedad de colores que hacen del espectáculo uno de los más impresionantes de la naturaleza.

A veces parece que las cortinas aurorales casi tocan el suelo. Sin embargo, este fenómeno solo se produce a entre 100 y 1.000 kilómetros de la superficie terrestre. Los choques que tienen lugar a menor altitud crean tonalidades amarillas y verdes, mientras que a mayores altitudesproducen emisiones lumínicas rojas y azules. Algunas auroras polares son enormes —pueden llegar a medir de 3 a 5 kilómetros de espesor y más de 160 kilómetros de altura—, y se extienden literalmente por miles de kilómetros.

En Groenlandia, Islandia o en el norte de Noruega o de Alaska, la aurora boreal puede verse unas doscientas cuarenta noches al año. En el norte de Siberia y la región central de Canadá se ve unas cien noches al año, mientras que los que residen en el sur de Alaska solo la observan unas cinco noches al año. En el centro de México se puede contemplar una manifestación auroral cada diez años. Esto se debe a que las auroras dependen de la actividad solar y su intensidad es mayor cuando la radiación corpuscular aumenta durante erupciones solares. Las erupciones solares intensas pueden provocar auroras visibles fuera de las zonas habituales; pueden observarse auroras incluso en zonas ecuatoriales con un promedio de una cada diez años.

La actividad de las auroras polares es máxima en otoño y primavera. Las regiones más propensas a manifestar este fenómeno son las que se sitúan en un círculo de 22°de latitud a partir de cada uno de los polos magnéticos de la Tierra.

En principio, se pueden prever las auroras polares más intensas. Efectivamente, ellas se producen en relación a las erupciones solares que se pueden detectar a través de telescopios y observatorios. Se sabe que las partículas que han sido arrojadas del Sol después de las erupciones tardan de 15 a 30 horas en alcanzar la atmósfera terrestre.

A continuación podrás disfrutar de una aurora boreal del norte de Finlandia

Fuente: EcologiayFauna

ElBlogVerde.com

Newsletter