Escrito por

Artemisa o Hierba de San Juan – Cultivo y cuidados

Hoy vamos a hablarte de la Artemisa o Hierba de San Juan, de sus cultivos y de sus cuidados. Sin duda, una de las hierbas más reconocidas desde hace siglos, gracias a sus propiedades curativas. De hecho, hoy en día, se sigue aplicando para paliar multitud de afecciones.

Una planta a tener muy presente, pues puede sernos de mucha utilidad en un momento dado. Por ello, te contamos todo y un poco más de la Artemisa o Hierba de San Juan, su cultivo y cuidados.

Qué es la Artemisa o Hierba de San Juan

Empecemos por el principio: qué es la Artemisa o Hierba de San Juan. Conocida en el mundillo como Artemisa vulgaris, de la familia de las Asteraceae, esta hierba tiene su origen en varias zonas de Europa y Asia. Su aspecto puede llegar a ser imponente, pues alcanza con facilidad los dos metros de altura. Ahora, son sus flores las que nos interesan, y las que concentran las demandadas propiedades medicinales de la planta.

Cómo será la cosa que, según narra la historia, la Artemisa o Hierba de San Juan, es una de las primeras plantas curativas que utilizó el hombre con conocimiento de causa. Y es que el amplio espectro curativo con el que cuenta la hierba, es tremendo. Es más, aunque sea la flor la que concentra la mayoría de propiedades medicinales, lo cierto es que tanto el tallo como las hojas también son aprovechables. Sobre todo, fuera de verano, época en la que las flores aparecen en racimos.

Contestando, más si cabe, a qué es la Artemisa o Hierba de San Juan, baste enumerar los elementos que contiene. Desde resina, a taninos, pasando por aceites esenciales, colina o mucílagos. Todos ellos combinados, generan un efecto analgésico y antiséptico que sigue siendo muy demandado para todo tipo de aplicaciones curativas.

No queda ahí la cosa. La Artemisa o Hierba de San Juan también es un tremendo calmante y antiinflamatorio. Incluso tiene propiedades antiparasitarias. Lo dicho, muy completo. Por tal motivo, y a pesar de ser la hierba medicinal usada desde hace más tiempo por el hombre, parece complicado que éste vaya a dejar de hacerlo.

Cultivo de Artemisa o Hierba de San Juan

El cultivo de la Artemisa o Hierba de San Juan es de lo más sencillo, de ahí que esté tan extendida por todo el mundo. Eso sí, hay un elemento que es innegociable para que esté sana: necesita luz natural directa y diaria. Búscale una zona junto a la ventana o en el exterior de la casa, si puedes, para que tenga su ración de sol cada día. Es más, cuando esté nublado, notarás el cambio en la planta. A pesar de ello, es capaz de soportar temperaturas extremas.

Por lo demás, el cultivo de Artemisa o Hierba de San Juan no requiere de grandes atenciones ni regados constantes. Es más, conviene no echar demasiada agua para no anegarla. Eso sí, asegúrate que el agua drena bien y no se acumula. Además, si le pones una tierra o un terreno con PH neutro y tierra arenosa, irá hacia arriba en seguida. Por último, señalar que la época para el cultivo de Artemisa o Hierba de San Juan es la primavera.

Si todo va bien, el cultivo de Artemisa o Hierba de San Juan te puede durar 25 años tranquilamente. Es una planta muy agradecida.

El cultivo de Artemisa o Hierba de San Juan suele ser a pequeña escala. En tal caso, lo que se suele hacer, por ejemplo, es una infusión de Artemisa cuando alguien tiene fiebre o está resfriado en casa. Su efecto analgésico es tremendo para los constipados.

También son muy efectivas sus infusiones, en caso de malas digestiones o retención de líquidos. De paso, ayuda a limpiar pulmones y a mejorar el funcionamiento del hígado. Es más, tomar una infusión al día, ayuda a prevenir cólicos, vértigos y mareos. Y también es la mar de efectiva con parásitos de todo tipo.

No obstante, si hay un motivo para aplaudir a la Artemisa o Hierba de San Juan, es por sus propiedades para calmar el dolor de la menstruación. De paso, también ayuda a rebajar el nivel de estrés.

¿Cuál es el lado malo? Básicamente, que no podemos tomarla todo lo que queramos. La Artemisa o Hierba de San Juan es una hierba muy potente, y no se recomienda su consumo durante más de 15 días. Es más, a embarazadas y madres lactantes, se lo han prohibido de forma inmisericorde.

Cuidados de Artemisa o Hierba de San Juan

Los cuidados de la Artemisa o Hierba de San Juan tampoco te van a quitar mucho tiempo. Eso sí, debes contar con espacio para tenerla, pues ya hemos comentado que puede superar los dos metros de alta. Por suerte, es una planta cuyas flores amarillas son ideales para cualquier jardín o zona verde exterior.

Así, entre los cuidados de Artemisa o Hierba de San Juan, debes comenzar por plantarla en primavera, la fecha más recomendada para que asiente mejor y salga con más fuerza. Eso sí, tú eliges si quieres sembrar directamente en el suelo o prefieres hacerlo en mace

También debes tener en cuenta que, a pesar de que la Artemisa o Hierba de San Juan soporta temperaturas extremas, incluso nevadas, es aconsejable que tenga un clima más o menos estable.

En lo que respecta al riego, no hace falta regarla demasiado. Con hacerlo una vez a la semana es suficiente. Además, tampoco hay que dejar encharcada la zona, ni mucho menos. Es más, asegúrate de que la tierra drena bien el agua para no ahogarla. Ahí es donde coge especial relevancia el hecho de abonar la tierra para que asiente bien.

Por otro lado, te va a tocar podarla, al menos una vez al año. Si no quieres que parezca una selva. Lo recomendable es hacerlo en torno al mes de junio, cuando termina la primavera.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos