Escrito por Tendenzias

Argentina reglamenta la Ley de Bosques

Tras los numerosos reclamos de organizaciones ecologistas y a pocos días del alud que arrasó la ciudad de Tartagal, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha firmado el decreto que limita la tala indiscriminada y el desmonte.

En los últimos tiempos, el Gobierno argentino recibió muchas críticas por la demora para reglamentar la normativa, ya que la Ley de Bosque había sido sancionada hace más de 14 meses y llegaba respaldada por cerca de un millón de firmas.

Sin embargo, Fernández de Kirchner pareció no interesarse por la ley hasta el alud que destruyó cientos de casas en la ciudad salteña de Tartagal, una catástrofe natural que se agravó, de acuerdo a los ambientalistas, por el avanzado desmonte de la provincia norteña.

La mandataria argentina también estuvo atenta a la inminente audiencia pautada por la Corte Suprema, que accedió al pedido de comunidades campesinas de Salta y ordenó suspender los desmontes autorizados por el gobierno provincial a finales de 2007, tal como recuerda Clarín. La audiencia está prevista para el próximo miércoles 18.

Ahora, la Ley de Bosques será de cumplimiento obligatorio para todas las provincias argentinas. La normativa prohíbe la autorización de desmontes y talas hasta que cada provincia elabore su propia ley de ordenamiento territorial mediante procesos participativos.

La ley también supone la creación del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos, cuyo presupuesto se destinará, en gran parte, a compensar a los titulares de tierras por los servicios ambientales que brindan los bosques (conservación de la biodiversidad y del suelo, regulación hídrica y otros).

“Articular la producción con el cuidado del medio ambiente: este es el gran desafío y lo vamos a hacer, sin duda”, comentó Fernández de Kirchner en declaraciones reproducidas por Infobae.

Pese a la satisfacción general que se produjo tras la reglamentación de la ley, el autor de la normativa, el diputado Miguel Bonasso, no olvidó las críticas al gobierno por el tiempo perdido: “El gobierno violó la ley, porque la misma normativa establece que debe ser reglamentada en un plazo máximo de noventa días”, señaló Bonasso ante La Nación.

Foto: Flickr

ElBlogVerde.com

Newsletter