Escrito por Tendenzias

9 maneras de preparar un café desperdiciando lo mínimo

Para muchos, preparar un café es un proceso artesanal en el que existe una especie de comunión entre producto y consumidor. El simple aroma del café mientras se prepara es suficiente para provocar ese sentimiento que solo entienden los muy cafeteros. Pero, si lo que quieres es preparar un café desperdiciando lo mínimo, te recomendamos que estés muy atento a estos 9 consejos.

preparar cafe

Cafeteras de filtro

Las cafeteras artesanales de filtro como la Haria V60 o la Chemex preparan el café mediante un sistema que aúna vapor y vacío. Ahorra energía y evita tener que limpiar constantemente la cafetera. En este video puedes ver cómo hacer un café con la Haria V60:

Aeropress

Combina lo mejor de las cafeteras de filtro y de las expresso. Hierve el agua antes que el café y reduce el tiempo de preparación a 2 minutos. La preferida de los nuevos ‘gourmets’ del café artesanal.

No a las cafeteras de cápsulas

El café en cápsulas es cómodo y rápido de preparar. Pero es caro, su sabor no es especial y las cafeteras también son bastante caras para su calidad. Calcula lo que te cuesta una cápsula de café y un café en una cafetera de filtro. No es la mejor opción si eres consumidor habitual de café y lo que quieres es ahorrar.

Usa filtros reutilizables

Los filtros de papel tienen que cambiarse constantemente, en cambio si usas filtros reutilizables no tendrás que comprar nuevos filtros cada poco.

Cafetera turca

Es una cafetera que prepara un café muy fuerte, solo apto para los más curtidos en estas lides. El café turco es un café muy molido que concentra todo el sabor del café y que hará las delicias de los paladares más exigentes. Descubre cómo hacer un delicioso café turco en el siguiente video:

Tipos de cafeteras

Descubre la que mejor se adapta a tu consumo y a tus gustos. No queremos decir que vayas probando todas las cafeteras del mercado pero, al menos, que tengas claras las características de la tuya y de los principales tipos que existen en el mercado.

Apunta las cantidades

Ten en cuenta la cantidad de café que consumes al día. Es lógico. De esa manera evitarás preparar demasiado café que luego desperdicias. Y si tienes un día duro de trabajo, simplemente cárgalo un poco más.

Moler el café tú mismo

cafe molido
El café molido puede ponerse en mal estado con el tiempo y si sus condiciones de conservación no son las óptimas. En cambio, si mueles tú mismo el café estará siempre apto para ser consumido y evitarás tener que tirar ese café en mal estado que ya no te gusta.

Tu propia experiencia

Si en tu casa se consume bastante café, quizá sea más recomendable que te hagas con una cafetera expresso automática. En cambio, si solo tomas café en cápsulas de vez en cuando, podrías pasar con una Nespresso, que tan de moda está. Gastarás más, pero no desperdiciarás café ya que prepara la dosis justa.

ElBlogVerde.com

Newsletter